Ahora Brasil

Detienen en Brasil al CEO de General Electric para Latinoamérica por presunto fraude

04-07-2018 El arresto se produjo en el marco de un operativo que también llegó a las oficinas de Philips y de Johnson & Johnson en Brasil. Denuncian la formación de un cartel de, al menos, 33 empresas                                     
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El presidente de General Electric en América Latina y expresidente de Philips Healthcare en Brasil, Daurio Speranzini Junior, fue detenido este miércoles en Brasil en el marco de la investigación Lava Jato por un supuesto esquema de fraudes en licitaciones del área de salud de Rio de Janeiro.

Un juez federal de Rio de Janeiro ordenó la detención temporaria de Speranzini junto a la de otras ocho personas, entre ellas el ejecutivo de Philips Frederik Knudsen, además de la prisión preventiva de otros trece, informó la Fiscalía General de Rio en un comunicado.

Además, se ordenaron búsquedas y aprehensiones en 44 direcciones, entre ellas las oficinas de Philips y Johnson & Johnson en Brasil.

La "Operación Resonancia", una ramificación de Lava Jato, se develó después que las autoridades identificaran "un cartel de proveedores" que desarrolló una trama fraudulenta entre la secretaría de Salud del gobierno de Rio y el Instituto Nacional de Traumatología (Into) de ese estado entre 1996 y 2017.

La empresa brasileña de equipamientos médicos Oscar Iskin ejercía de "líder" de ese cartel formado por al menos 33 empresas, que se organizaban en el llamado "club de subastas internacionales", precisó la Fiscalía.

"En el núcleo económico actuaban los principales ejecutivos de fabricantes multinacionales de equipamientos médicos, que organizaban las victorias en las licitaciones mediante el pago de comisiones a Iskin por un valor del 13% de los contratos", dijo la fiscalía.

Funcionarios de confianza de Oscar Iskin "hacían de nexo entre el sector público y los empresarios cartelizados para direccionar las demandas públicas como insumos médicos y la cotización de los precios y las contrataciones mediante la desclasificación ilícita de competidores que no hacían parte del cartel", precisó la fiscalía.

En una nota divulgada en la prensa, General Electric dijo que las alegaciones contra Speranzini se refieren "a un periodo en que el ejecutivo actuaba en la dirección de otra empresa" y se mostró abierta a colaborar con las autoridades.

Speranzini asumió la presidencia de General Electric en América Latina en enero, después de haber sido presidente de la división latinoamericana de Salud de esa empresa de 2014 a 2017.

Previamente, de 2004 a 2010, había sido presidente de Philips Healthcare en América Latina.

De su lado, Philips dijo que aún no tuvo acceso al proceso, pero que está cooperando con las autoridades para ayudar en estas alegaciones "que datan de muchos años atrás", según el portal G1.

Johnson & Johnson Medical Devices Brasil sigue "rigurosamente las leyes" del país y está colaborando con las investigaciones, dijo la empresa a la agencia AFP.

SECCIÓN Ahora Brasil