Economía Digital

BBVA y Repsol desarrollarán soluciones financieras basadas en "blockchain"

21-06-2018 El acuerdo anunciado se enmarca en la estrategia del banco de aprovechar las ventajas de blockchain en la banca corporativa y profundizar su utilización en toda la gama de productos y servicios propia de este segmento de negocio  
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

BBVA y Repsol acaban de cerrar la primera operación de una línea de crédito (RCF, "revolving credit facility", por sus siglas en inglés) utilizando la tecnología DLT (distributed ledger technology) en un piloto que vuelve a ser pionero en el campo de la financiación corporativa.

La negociación del acuerdo, que contempla un crédito de 325 millones de euros a largo plazo, se ha cerrado completamente en la red "blockchain" de BBVA lo que ha permitido reducir el proceso de días a horas, incorporando una total transparencia para el seguimiento y aprobación de la documentación.

Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA, puso en valor el poder de la transformación digital para mejorar la vida de las personas. Además, anunció que en mayo las ventas digitales alcanzaron ya el 40% del total y que BBVA iniciará pruebas para negociar y contratar préstamos sindicados sobre blockchain.

Por último, ha afirmado que el desarrollo tecnológico favorece el progreso económico y el bienestar social a largo plazo y que para ello es esencial la colaboración entre agentes públicos y privados.

Alicia Pertusa, responsable de Estrategia y Blockchain de BBVA, indicó que este primer piloto de BBVA y Repsol supone el pistoletazo de salida de una alianza para explorar el potencial de la tecnología DLT en las finanzas corporativas.

“Con esta operación, BBVA sigue integrando tecnología innovadora y disruptiva en los productos de financiación para sus clientes corporativos y les ofrece las mejores soluciones para atender sus necesidades”, ha explicado Pertusa.

El acuerdo anunciado se enmarca en la estrategia de BBVA de aprovechar las ventajas de blockchain en la banca corporativa y profundizar su utilización en toda la gama de productos y servicios propia de este segmento de negocio. 

Recientemente, BBVA anunció el primer préstamo corporativo sobre tecnología blockchain en una operación de 75 millones de euros con la firma tecnológica Indra.

Y esta misma semana, Torres Vila confirmó que BBVA iniciará las pruebas para negociar y contratar préstamos sindicados sobre blockchain, lo que permitirá agilizar drásticamente los procesos de este tipo de operaciones.

Esta nueva operación es una evolución natural de la plataforma desarrollada por BBVA, que ha pasado de operar préstamos corporativos bilaterales a demostrar ahora su viabilidad para RCF.

Con esta prueba, BBVA junto a Repsol, vuelve a posicionarse al frente de la aplicación de estas nuevas tecnologías, que si bien aún tienen que madurar en aspectos regulatorios y técnicos ya están demostrando que suponen un gran salto en la eficiencia de los procesos financieros.

Para Repsol, el acuerdo con BBVA es un paso más en su apuesta por la digitalización y la innovación. La compañía energética ha identificado blockchain como tecnología de gran potencial y como ventaja competitiva para nuevos negocios.

Repsol cuenta ya con una laboratorio para sus líneas de desarrollo: mejora de sus procesos financieros, a los que aportará seguridad y eficiencia, y avances en la cadena de suministros y fidelización de clientes.

“Repsol quiere contribuir de forma activa en entornos de colaboración. Blockchain es una tecnología disruptiva que ha venido para quedarse y el acuerdo con BBVA suma en nuestra estrategia para impulsar la digitalización en todas nuestras áreas de actividad”, indicó la directora de Blockchain y Experimentación Digital de Repsol, Nuria Ávalos.

Además, la solución desarrollada por BBVA y Repsol ha utilizado distintos tipos de blockchains. La negociación y cierre de las condiciones entre BBVA y Repsol se ha desarrollado sobre una red blockchain privada (Hyperledger), mientras que el contrato firmado se ha registrado en la red de pruebas de Ethereum (testnet) a través de un hash o identificador único de documento que garantiza la inmutabilidad.

SECCIÓN Economía Digital