NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Health & Tech

Qué es la depresión post parto y cuándo considerarla

Qué es la depresión post parto y cuándo considerarla
Un 50 por ciento de las madres desarrollan tristeza y un 15 depresión
Por Martina Stutz Dohmen
11.05.2017 19.02hs Health & Tech
Durante el embarazo y de forma fisiológica, aparecen en la mujer modificaciones afectivas que tienen que ver con los cambios hormonales que se producen en su organismo y con las expectativas vitales y fantasías ante el nacimiento de su hijo. En este contexto puede aparecer una patología que todos hemos oído nombrar, pero pocos saben si realmente  la padecieron: la depresión postparto.

El embarazo y el puerperio son etapas  en la que hay un conflicto de intereses entre las necesidades y aspiraciones individuales y la obligación de asumir una nueva responsabilidad. A la vez, pueden surgir dudas sobre la capacidad personal para ejercer los cuidados que el recién nacido requiere, por lo que existe una mayor predisposición hacia el estrés psicológico, lo que a su vez puede desencadenar la aparición de ansiedad y depresión.

Es importante diferenciar la depresión de la  tristeza posparto, que experimentan el 50% de las mujeres que recién dan a luz. Se define así cuando el ánimo depresivo dura de 2 a 3 semanas y desaparece. Si los sentimientos de depresión o ansiedad continúan por más de tres semanas, puede haber una condición más seria denominada: depresión posparto. La misma la experimentan entre un 10 a un 15 por ciento de las mujeres.

Las madres que padecen depresión posparto tienen sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y cansancio lo que dificulta la realización de las actividades diarias del cuidado de sí mismas y de otras personas.

La depresión posparto no tiene una sola causa, sino que es consecuencia de una combinación de factores físicos y emocionales. Es importante comprender, que la misma, no ocurre por algo que una madre hace o deja de hacer. Después de dar a luz, los niveles de hormonas (estrógeno y progesterona) en las mujeres bajan rápidamente. Esto genera alteraciones químicas en el cerebro que pueden provocar cambios en el estado de ánimo. Además, muchas mujeres no pueden descansar tanto como deberían para poder recuperarse totalmente del parto. La falta constante de sueño puede generar incomodidad física y agotamiento, factores que pueden contribuir a los síntomas de la depresión posparto.

Una mujer tiene más probabilidad de padecerla si:

  • Ha padecido trastornos de ansiedad o del estado de ánimo antes del embarazo.

  • Carece del apoyo de personas cercanas.

  • Tiene familiares cercanos que hayan experimentado depresión.

  • Le ocurrió algo particularmente estresante durante el embarazo.

  • Es adolescente


Las estrategias de tratamiento que mejor funcionan son multifactoriales. Incluyen educación, psicoterapia, apoyo de grupo, derivación a asociaciones de autoayuda y nacionales y asesoramiento conjunto si la relación con la pareja es problemática. La terapia interpersonal y la cognitivo conductual al momento resultan entre las más efectivas para tratamiento.
Te puede interesar
Zoom Recomendadas