NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Health & Tech

¿Quiénes se tienen que vacunar contra la fiebre amarilla para ir a Brasil?

¿Quiénes se tienen que vacunar contra la fiebre amarilla para ir a Brasil?
La OMS recomienda hacerlo antes de ir a ciertos lugares del país, ya que hay varios brotes de esta patología
Por Martina Stutz Dohmen
22.01.2018 20.46hs Health & Tech
Desde hace algunos días el tema de la fiebre amarilla y las zonas de riesgo de contagio se ha instalado en las noticias y en las redes sociales. Cada año, la OMS emite comunicados en los que señala cuántas personas han sido o están afectadas por esta patología y cuáles son los recaudos que se deben tomar al momento de viajar. Este año, sin embargo, ha ampliado la zona de alerta a algunas zonas de Brasil donde antes no había peligro de contagio.

Recientemente, la Secretaría de la OMS ha determinado que algunas zonas de los estados de Bahía, Río de Janeiro y San Pablo se deben considerar como territorios con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla.
Te puede interesar

La nueva vacuna aprobada por la Organización Mundial de la Salud apta para bebés

La primera medida de prevención es la vacunación, tanto de personas locales como de turistas que viajen al lugar de riesgo.

La OMS recomienda que lo hagan todas las personas mayores de 9 meses en los países donde hay fiebre amarilla, que están detallados en los informes de cada uno emitidos por la organización.

A su vez, todos los viajeros que se desplacen a zonas donde hay riesgo de fiebre amarilla. Para conceder visados, muchos países exigen que se demuestre que el viajero está vacunado contra la fiebre amarilla, sobre todo si ha visitado o procede de un país en el que hay fiebre amarilla.

Los turistas deben hacerlo al menos 10 días antes del viaje. La OMS señala que una sola dosis de una vacuna contra la fiebre amarillas es suficiente para conferir una inmunidad sostenida y una protección de por vida contra la enfermedad. Es importante considerar que hay algunas personas en las que está contraindicada la vacunación, como los niños menores de 9 meses, las embarazadas y madres lactantes, las personas con hipersensibilidad a los antígenos del huevo o inmunodeficiencia grave. En estos casos, se recomienda consultar a un profesional médico.

Además de la vacunación, hay otras medidas de protección que se pueden tomar en caso de viajar a Brasil o a otras zonas de riesgo de contagio de fiebre amarilla.

En primer lugar, evitar las picaduras de mosquito es fundamental. ¿Por qué? Porque esta enfermedad se transmite por un vector -el mosquito Aedes Aegypti-, que es el mismo que contagia el virus zika y el dengue. Si bien no todos los tipos de mosquito la contagian, es importante mantenerse protegido de las picaduras.

En segundo lugar, la OMS recomienda conocer los síntomas de la fiebre amarilla. En caso de contagio, el conocimiento sería fundamental para poder detectar en forma temprana la patología. Así, la consulta al médico sería más rápida y la persona tendría más oportunidades de tratamiento.
Te puede interesar

Tres enfermedades que las personas pueden contraer por no vacunarse

El periodo de incubación es de 3 a 6 días. Los síntomas suelen presentarse en 2 fases diferenciadas.

La primera es la más aguda. Se caracteriza por fiebre, dolores musculares -sobre todo de espalda-, cefaleas, escalofríos, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. La OMS señala que la mayoría de los casos mejoran y los síntomas desaparecen al cabo de 3 o 4 días.

Sin embargo, un pequeño porcentaje de pacientes entran en una segunda fase, un poco más tóxica, en las 24 horas siguientes a la remisión inicial. Estas personas suelen tener fiebre elevada, ictericia -color amarillento en la piel-  y dolor abdominal con vómitos y deterioro de la función de los riñones. A su vez, puede haber hemorragias bucales, nasales, oculares o gástricas, con aparición de sangre en los vómitos o las heces.

La evolución de los pacientes en esta fase suele ser negativa. Un 50% de los que entran en esta fase fallecen en un plazo de 10 a 14 días, mientras que la otra mitad se recupera sin daños orgánicos relevantes.

En conclusión, es importante considerar los riesgos antes de viajar a Brasil o a otras zonas afectadas por esta enfermedad. Si bien se pueden tomar recaudos, cuanto menos se expongan las personas a los mencionados riesgos menores serán las probabilidades de contagio.

Nota relacionada


ScreenFA
Te puede interesar
Zoom Recomendadas