NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Health & Tech

¿Qué características tienen las cinco drogas más utilizadas para el dolor de cabeza?

¿Qué características tienen las cinco drogas más utilizadas para el dolor de cabeza?
Tienen efectos similares en el organismo, pero son diferentes en algunos aspectos centrales
Por Martina Stutz Dohmen
12.02.2018 09.00hs Health & Tech
Las cefaleas son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que casi la mitad de los adultos han sufrido por lo menos una cefalea en el último año.

Se trata de una patología que se caracteriza por dolores de cabeza recurrentes, que suelen estar acompañados con problemas personales y sociales como el dolor, la discapacidad, el deterioro de la calidad de vida y las pérdidas económicas.

Es importante destacar que se trata de un trastorno que, a escala mundial, ha sido subestimado, ya que se conoce mal y no recibe el tratamiento adecuado, según señala la mencionada institución.
Te puede interesar

Crece el consumo y el abuso de analgésicos

Para que el dolor cese muchas veces las personas deciden tomar drogas analgésicas, aunque en muy pocos casos lo hacen bajo el diagnóstico y la recomendación de un médico. Estos medicamentos tienen características comunes, que los hacen ser efectivos para aliviar el dolor de cabeza u otras molestias. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que también tienen propiedades que los hacen diferentes entre sí.  

Por otro lado, no todas los dolores de cabeza se tratan con los mismos fármacos y de ahí la importancia de consultar para dar con el adecuado. Además, el consumo crónico de farmacos analgesicos puede paradojicamente despertar una entidad conocida como “cefalea por abuso de analgesicos”

Ibuprofeno

Si bien es uno de los fármacos más utilizados por personas que no consultan al médico y en algunos casos puede funcionar correctamente, dentro de la familia de los analgésicos no es de lo que presentan las mejores características para enfrentar los dolores de cabeza.

Este medicamento es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE), que se utiliza frecuentemente como antitérmico, analgésico y antiinflamatorio. Se administra para el alivio sintomático de la fiebre, dolor de cabeza -cefalea-, dolor dental -odontalgia-, dolor muscular o molestias de la menstruación -dismenorrea-.

También se administra para el tratamiento de cuadros inflamatorios, como los que se presentan en artritis, artritis reumatoidea, hinchazón muscular, dolor de garganta y artritis gotosa.

Si bien su uso es muy común, esta droga puede tener diversas consecuencias en el organismo. A corto plazo pueden aparecer problemas gástricos, renales o de hemorragias, es decir, derrames de sangre.

Paracetamol

También conocido como acetaminofén o acetaminofeno, es un fármaco con propiedades analgésicas y antitérmicas que se utiliza principalmente para tratar la fiebre y el dolor leve y moderado. Su uso en personas que padecen dolores de cabeza se justifica porque no genera problemas gástricos -aunque si hepáticos- y es una buena opción en pacientes mayores que continuamente están tomando fármacos para otras patologías o molestias. En algunos casos también se utiliza como terapia múltiple, combinándolo con otros fármacos de la familia AINES.

Se administra por vía oral, aunque también está disponible para su uso por vía rectal o intravenosa, por lo que puede presentarse en forma de cápsulas, comprimidos, supositorios o gotas. Los efectos duran aproximadamente cuatro horas.

El paracetamol suele ser un medicamento seguro, siempre y cuando se respeten las dosis recomendadas. A dosis elevadas puede provocar insuficiencia hepática, además una sobredosis del medicamento puede llegar a acabar con la vida del paciente.

El paracetamol está clasificado como un analgésico leve y no tiene una actividad antiinflamatoria significativa, por los que no se recomienda para las molestias de origen inflamatorio.

Naproxeno

Si bien este fármaco es menos conocido que los mencionados anteriormente, es uno de los que deben considerarse para enfrentar esta enfermedad. Pertenece al igual que los anteriores a la familia AINES, pero su efecto ante padecimientos de cefalea es mejor que la del resto en muchas personas.

Se trata de un medicamento antinflamatorio no esteroideo que se suele emplear en el tratamiento del dolor leve a moderado, la fiebre, el dolor de cabeza, la inflamación y la rigidez provocados por afecciones como artrosis, artritis psoriásica, espondilitis anquilosante, tendinitis y bursitis.

Habitualmente se administra por vía oral y la dosis habitual en adultos es entre 250 y 500 mg cada 12 horas. Dado que se une muy bien a la albúmina -una proteína que se encuentra en gran proporción en el plasma sanguíneo- tiene una vida en la sangre más larga que otros medicamentos del grupo, llegando hasta 12 horas por cada dosis ingerida. Está disponible como naproxeno o en forma de naproxeno sódico.
Te puede interesar

¿Por qué los analgésicos pueden causar cefalea?

Ketorolac

Este fármaco -que también pertenece a la familia mencionada- es uno de los que mayor potencia analgésica presenta y de los que eventualmente pueden curar cefaleas que otros no. En muchos casos se lo utiliza en combinación con algún otro fármaco, como el paracetamol.

Esta droga es un antiinflamatorio no esteroideo, es decir, que pertenece a la familia de los AINE.

Al igual que otros AINE, el ketorolac está contraindicado en algunos pacientes, como aquellos que padecen úlcera gastroduodenal activa, hemorragia digestiva reciente o antecedentes de úlcera gastroduodenal o hemorragia digestiva. La contraindicación se extiende, además, a pacientes con insuficiencia renal moderada o grave y a aquellos con riesgo de insuficiencia renal por hipovolemia o deshidratación.

Ergotamina

Si bien este fármaco es consumido por la personas sin prescripción médica y en forma ilimitada, su administración debe realizarse con mucha cautela. Los efectos adversos pueden ser peligrosos, ya que por su acción vasoconstrictora puede generar daño en personas hipertensas o con enfermedades cardíacas.

Su indicación está limitada a algunos tipos de cefalea, como es el caso de las migrañas. En los casos indicados con las dosis justa la respuesta puede llegar a ser muy buena.

Es una sustancia natural con actividad biológica, cuya estructura molecular es similar a la de algunos neurotransmisores cerebrales. Por eso tiene efectos a nivel del sistema nervioso central de las personas.

El efecto vasoconstrictor hace que sea una droga muy útil para el tratamiento de la hipotensión arterial -presión baja-, así como para la prevención de crisis de cefalea o para disminuir el riesgo de hemorragia en ciertas ocasiones.

Nota relacionada


ScreenMedArgentina
Te puede interesar
Zoom Recomendadas