NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Health & Tech

¿Cómo impacta el humo del cigarrillo en la salud de los más chicos?

¿Cómo impacta el humo del cigarrillo en la salud de los más chicos?
La OMS estima que alrededor de 700.000 niños alrededor del mundo respiran aire contaminado por el tabaco
Por Martina Stutz Dohmen
12.06.2018 19.00hs Health & Tech
Está fuera de discusión que el tabaquismo pasivo también resulta perjudicial para la salud de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es causa de graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias, entre ellas la cardiopatía coronaria y el cáncer de pulmón, en el adulto; de síndrome de muerte súbita en el lactante, y de bajo peso al nacer en el feto.

Ni la ventilación ni la filtración, ni siquiera ambas combinadas, pueden reducir la exposición al humo de tabaco en espacios interiores a niveles que se consideren aceptables. Los entornos totalmente exentos de humo de tabaco ofrecen la única protección eficaz. Contrariamente a la creencia común, tanto fumadores como no fumadores están de acuerdo en que haya entornos sin humo de tabaco.
Te puede interesar

Los preocupantes números que se esconden detrás del tabaquismo pasivo a nivel mundial

De acuerdo a la información difundida por la OMS, en el humo del tabaco hay alrededor de 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe con certeza que al menos 250 son nocivos y más de 50 son cancerígenos para el ser humano.

Si bien cualquier fumador pasivo puede sufrir consecuencias en su salud por la inhalación del humo del cigarrillo, la realidad es que los niños son quienes se ven más afectados. El problema central es que su cuerpo se encuentra en desarrollo y tienen más tiempo por delante, por lo que cualquier daño puede ser decisivo en el funcionamiento de su organismo a lo largo de toda su vida. A su vez, los niños respiran más rápido que los adultos y aspiran más productos químicos nocivos por kilogramo de peso, por lo que la exposición al humo de tabaco en el ambiente es particularmente dañina en ellos.

La OMS estima que unos 700 millones de niños, o sea, alrededor de la mitad de los niños del mundo, respiran aire contaminado por humo de tabaco. Además, más de un 40% de los niños tienen al menos un progenitor fumador.

Niñostabaco
Te puede interesar

Bronquiolitis: ¿cómo prevenir una enfermedad grave que afecta a los más chicos?

Los niños expuestos al humo en sus hogares tienen mayor riesgo de padecer trastornos como la tos crónica, o una disminución de la capacidad de sus pulmones, más episodios de asma, bronquitis, neumonía y otitis. Además, aumenta el riesgo de padecer el síndrome de muerte súbita del lactante -principal causa de muerte en el primer año de vida-, cuyo riesgo también se incrementa si la madre fuma durante la gestación.  

Por su parte, el Ministerio de Salud de la Nación advierte que estar expuesto al humo de tabaco durante la niñez puede aumentar 4 veces el riesgo de padecer cáncer de pulmón en la adultez. Al mismo tiempo, contribuye al incremento en casi un 40% el riesgo cáncer de vejiga.

Sin embargo, hay casos todavía más graves, que son aquellos niños que están expuestos a los tóxicos del humo de tabaco desde el momento de la concepción. El monóxido de carbono, la nicotina y muchas otras sustancias tóxicas -mercurio, cadmio o plomo, entre otros- pasan al feto a través de la placenta, lo cual reduce la llegada de oxígeno y provoca que se acelere su ritmo cardíaco. Así, se altera el crecimiento y el desarrollo normal de algunos órganos.

Los hijos de madres que fuman en el embarazo tienen más probabilidad de nacer con bajo peso que los hijos de madres no fumadoras. A su vez, el consumo de tabaco durante el embarazo se asocia también con mayor riesgo de muerte perinatal -feto muerto y síndrome de muerte súbita del lactante-, menor desarrollo del pulmón, alteración en el desarrollo del cerebro -que estaría relacionado con un mayor riesgo de trastornos de aprendizaje y de conducta en la niñez y adolescencia- y algunas malformaciones congénitas -labio leporino y paladar hendido y defectos en el corazón-. Por otro lado, a largo plazo aumenta el riesgo de que los hijos sean fumadores al llegar a la adolescencia o a la adultez.

LogoFB-FINAL

Nota relacionada


ScreenFumarEconomia
Te puede interesar
Zoom Recomendadas