30.07
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 12.09 hs
Buenos Aires, 15 de septiembre de 2005

Ganancias: análisis sobre retenciones de cuarta categoría Guardar nota   

La obligación de practicar retenciones a los trabajadores genera dudas en los empleadores sobre deducciones, montos, cálculos que esclarecen los expertos de Arizmendi SA

Un tema tan complejo como las retenciones de ganancias que deben practicar los empleadores a ciertos trabajadores en relación de dependencia merce que se realice un análisis detenido. 

Es frecuente que existan dudas sobre los conceptos que están gravados, deducciones, base de cálculo en el impuesto, entre otras cuestiones.

El régimen de retención
Las empresas están obligadas a actuar como agentes de retención del impuesto a las ganancias, por los sueldos y jornales que abonan a sus empleados. A tal efecto consideran el ejercicio fiscal conforme al año calendario, calculando las retenciones sobre la base del sistema de lo percibido; es decir que, se retiene el impuesto en el momento de efectuarse el pago de la remuneración.

La ley del impuesto a las ganancias, en su artículo 25, prevé que las deducciones y tramos de escala serán actualizados anualmente mediante las tablas de actualización que elabore la DGI y que los índices que se consideran son los precios mayoristas nivel general.

Pero, desde el mes de marzo del año 1992 la actualización se encuentra suspendida (ley 24073), lo que provoca que se haya ampliado la base de empleados que aporten al régimen; el motivo: los aumentos nominales de sueldos que se otorgaron desde el año 2002.

Otro punto conflictivo del sistema, es que los empleados generalmente no conocen todos los conceptos que pueden computar como deducción. A los empleadores les alcanza con tener el formulario 572 firmado por el empleado, ya que éste tiene el carácter de declaración jurada. Sería importante que las empresas informen o capaciten a sus empleados, para que puedan considerar todas las deducciones y de esa forma pagar el impuesto que les corresponda.

¿Qué conceptos están gravados?
Los conceptos que integran la base imponible del impuesto son:

  • Sueldos y jornales, jubilaciones, pensiones y aguinaldo.
  • Adicionales remunerativos, por ejemplo: antigüedad, horas extras, premios, etc.
  • Conceptos no remunerativos, por ejemplo: gratificaciones, ticket almuerzo o canasta, asignaciones no remunerativas establecidas por decretos (ej.dto. 2005/04).

La ley del impuesto a las ganancias establece que se encuentran alcanzados por el impuesto todos los beneficios sociales que entreguen las empresas a sus empleados, excluyendo únicamente la provisión de ropa de trabajo y el pago de cursos de capacitación, ambos necesarios para las tareas que desarrollen en la empresa.

¿Cuáles son las deducciones de los empleados?
En el cálculo de la retención se pueden deducir en concepto de mínimo imponible la suma de $ 335 mensuales; también, se puede computar $ 1.500 de deducción especial.

Además, los empleados pueden deducir los familiares que se encuentran a su cargo; por ejemplo:

  • cónyuge ($ 200 por mes)
  • hijos (menores de 24 años) y
  • otras cargas autorizadas ($ 100 mensuales).

Los requisitos para poder computar las deducciones por cargas de familia, son que estén a cargo del beneficiario, que sean residentes en el país y que no perciban más de $ 4.020 de ingresos netos anuales.

Además, los empleados podrán computar:

  • Descuentos legales de recibo: aporte jubilación, ley 19032 y aporte de la obra social.
  • Aportes adicionales a medicina (prepagas): hasta el 5% de la ganancia neta.
  • Pagos de primas de seguro para el caso de muerte: hasta $ 996,23 por año.
  • Gastos de sepelio: hasta $ 996,23 por año.
  • Donaciones a entidades exentas: hasta el 5% de la ganancia neta.
  • Aportes que se realicen a planes de seguro de retiro privados: hasta $ 1.261,16 por año.
  • Intereses por créditos hipotecarios destinados a compra o construcción de vivienda: hasta $ 20.000 por año.
  • Honorarios médicos de todas las especialidades: hasta el 5% de la ganancia neta.
  • Aportes voluntarios al sistema de jubilación (público o privado).

Los mínimos no se han actualizado, a pesar de que la inflación mayorista desde la devaluación hasta la fecha fue superior al 160 %.  Los empleados deben completar el formulario 572, notificando de las deducciones al empleador, al inicio de la relación laboral o cuando tenga modificaciones en los conceptos informados.

El 34% del impuesto a los créditos abonado por los empleados, por la utilización de cuentas corrientes bancarias, podrá ser computado anualmente por los empleados como pago directo del impuesto a las ganancias anual determinado.

¿Qué conceptos no integran la base de cálculo de la retención?
No integran la base de cálculo las asignaciones familiares, y en las liquidaciones por despido lo que se abona como indemnización del rubro antigüedad.

¿Qué obligaciones tienen los empleadores?
Los empleadores deben confeccionar el formulario 649, en el momento de practicar la liquidación anual y al hacer la liquidación final por desvinculación laboral del empleado.

Las retenciones practicadas del 1 al 15 de cada mes, deben ingresarse a la DGI a partir del día 20 de cada mes. Las efectuadas entre el día 16 y el último del mes, tiene que ingresarse a partir del día 10 del mes siguiente; en ese momento, el empleador tendrá que presentar la declaración jurada informativa (SICORE) utilizando el programa aplicativo de la DGI.

Obligaciones de los empleados
Los empleados, que percibieron $ 40.000 o más, durante el año calendario anterior tienen que presentar una declaración jurada de sus bienes personales. El vencimiento de la presentación, es el 16 de junio de cada año; luego, los empleadores tendrán que informar a la DGI -por Internet-, antes del 30 de junio, los datos de los empleados "incumplidores" con el régimen de información.

Departamento Técnico-Legal-Impositivo
Arizmendi S.A.


 



iProfesional Google

Seguinos en

Linkedin