24.04
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 21.06 hs
Buenos Aires, 25 de enero de 2006

Auditoría: contingencias y pasivos omitidos ejes de riesgo Guardar nota   

En diciembre pasado muchas empresas cerraron sus ejercicios económicos. A partir de allí surge la exigencia de presentar estados contables auditados ante organismos de control

Un importante número de empresas cierra sus ejercicios contables al 31 de diciembre.  La obligación de confeccionar estados contables y que los mismos sean presentados ante los distintos organismos de contralor, como puede ser el caso de la Inspección General de Justicia, exige que ciertas empresas presenten sus balances "auditados".

Es en esta oportunidad, donde entran a jugar los procedimientos de cierre de ejercicio, revisión de hechos posteriores al cierre de balance, la definición de procedimientos de cumplimiento (revisión del funcionamiento de los controles) o tipo sustantivos (arqueos, reconciliaciones, circularizaciones, entre otros).

Es por la importancia del rol del auditor que Daniel Alberto Lucca, Socio de Auditoría de Deloitte, analizó cuáles son aspectos clave para que el auditor detecte la correcta valuación y exposición de la información en los estados contables y los focos de riesgo de las empresas auditadas.

Auditoría interna y externa: detectar riesgos
Si bien las empresas pueden contar con un Departamento de Auditoría Interna que permanentemente monitoree los procedimientos, controles, circuitos, documentación, registros de las empresas a las cuales corresponden, en oportunidad del cierre de ejercicio también entran a jugar los auditores externos.

Tanto en un caso como en el otro (auditoría interna o externa) debe prevalecer la "independencia de criterio", fundamental en el ejericio de la función de auditor.

Sin embargo, no puede dejarse afuera la importancia del criterio del profesional y una adecuada planificación. El experto señala que "existen algunas de las cuestiones clave o críticas que se presentan en estos trabajos, aparte de las que puedan originarse por la actividad específica de la empresa".

En este sentido precisó que temas como la recuperabilidad de los créditos o bien la valuación de bienes de cambio y las contingencias resultan ejes esenciales para el análisis. Respecto de las contingencias aclaró que deben considerarse tanto las del tipo previsional, fiscal, comercial como las de índole, laboral, ambiental, entre otros.

"Para estimar el valor de la contingencia y probabilidad de ocurrencia, entre otros procedimientos, los auditores solicitan las opiniones de los abogados que tienen a su cargo los juicios en contra de la sociedad y de los contadores públicos especialistas en temas impositivos y previsionales, así como también evalúan esas respuestas en función del análisis hecho al efecto por los miembros de su equipo de trabajo que son especialistas en esas áreas", agregó.

No menos importante es tener en cuenta el tema de la omisión de "pasivos comerciales, financieros, previsionales, impositivos u otros", explicó el especialista. En más de una oportunidad es posible encontrar empresas que omiten registraciones que se evidencian con la aplicación de procedimientos de auditoría posteriores al cierre de ejercicio, como suele ser el clásico de "control de pagos posteriores al cierre".

Activos
Es fundamental considerar la recuperabilidad de los créditos. Esto es importante a los efectos de una correcta valuación y exposición en los estados contables, discriminado entre morosos, en litigio, incobrables y a los fines de practicar las previsiones respectivas. Nuevamente para estos casos es de suma importancia el asesoramiento de profesionales que puedan "aportar precisiones sobre la posibilidad de cobro".

La dudosa recuperabilidad de créditos es una cuestión que se evaluará "considerando, entre otros procedimientos, la opinión de los abogados que se encarguen de la gestión judicial o extrajudicial de cobro y en la antigüedad de los créditos", señaló.

Otros temas que considera foco de análisis, por el riesgo de que exista una incorrecta valuación y exposición son:

 

  • La existencia y valuación de bienes de cambio en exceso por encima de su valor recuperable.
  • Posibles materias primas y materiales obsoletos o de escasa rotación.
  • La recuperabilidad del valor de los bienes de uso.
  • La existencia de activos intangibles creados o mantenidos artificialmente, con valor recuperable nulo o que se encuentre sustancialmente por debajo de su valor contable.
  • Restricciones al dominio: activos gravados o de disponibilidad restringida.

Auditoría de compra
Consultado sobre el particular, el experto creyó conveniente considerar la oportunidad en la cual se hará la evaluación de la empresa que se va a comprar.  En este sentido precisó que "los auditores evaluarán la situación patrimonial de la sociedad declarada por los vendedores a una fecha lo más cercana posible a la de la transacción".

Este aspecto es fundamental dado que la realidad de las empresas, cuyos paquetes accionarios podrían ser adquiridos, puede cambiar progresivamente o bien como reacción a hechos del contexto económico.

Samanta I. Linares
slinares@infobae.com

 

 


 



iProfesional Google

Seguinos en

Linkedin