19.04
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 11.31 hs
Buenos Aires, 25 de enero de 2008

Camargo Correa relanzará Topper y evalúa más inversiones Guardar nota   

A través de Alpargatas, la firma concretará inversiones con el objetivo de reposicionar el producto. También ofrecerá Mizuno e incrementará sus locales

Camargo Correa relanzará Topper y evalúa más inversiones
La empresa brasileña São Paulo Alpargatas SA (Spasa) se prepara para transformar la tradicional firma argentina Alpargatas en un eslabón clave de su ambicioso plan de internacionalización.


Se trata de un proceso que comenzó el 10 de octubre, cuando Spasa adquirió el 60% de las acciones de Alpargatas por una cifra cercana a los u$s84 millones. Pero para hacerse cargo de la administración, deben aguardar la autorización final de la CNDC, algo que se producirá "dentro de dos o tres meses", según estiman las autoridades de Spasa, empresa controlada por el gigante brasileño Camargo Corrêa, dueña también de la cementera Loma Negra.

"Si la CNDC dice que sí, tenemos la idea de crecer mucho en la Argentina, en cuanto a los productos, al marketing, a aumentar el valor medio y a la capacitación de las personas", dijo Márcio Utsch, CEO (principal ejecutivo) de Spasa, durante una presentación ante un grupo de periodistas argentinos que viajaron a Brasil invitados por esta compañía, conocida por ser la fabricante de las ojotas Havaianas, las más vendidas del mundo.

Según publica el diario La Nación, el ejecutivo no quiso adelantar la cifra que invertirán en la Argentina; como aún no tomaron posesión, desconocen el estado actual de las 11 fábricas de Alpargatas en la Argentina.

Vale decir que el Grupo Camargo Corrêa (GCC) facturó el año pasado u$s6500 millones de dólares. El nuevo negocio en calzado y textiles marcará otro paso fuerte en su crecimiento en la Argentina.

"São Paulo Alpargatas está preparándose para hacer un movimiento estratégico decisivo en su historia", dijo Marcelo Araújo, miembro del consejo directivo de GCC, en referencia a la adquisición en la Argentina.

En tanto, Utsch anticipó que habrá una inversión en marketing con el objetivo de "reforzar la marca Topper, uno de los emblemas de Alpargatas, que hoy tiene un precio bajo, para llevarla a un precio medio".

Asimismo, también tienen decidido aplicar una estrategia de "integración" entre las fábricas a uno y otro lado de la frontera, dividiendo la producción según la competitividad de cada región. "Queremos tener focos de producción combinados en Brasil y la Argentina", dijo el CEO.

La compañía también evalúa comenzar a fabricar las ojotas Havaianas en la Argentina. Y ampliar su portafolio de etiquetas (con Locomotiva y la japonesa Mizuno, cuya licencia posee para toda América latina) como así también incrementar la red de locales propios.

Escenario
En la industria del calzado evalúan que Brasil es más competitivo cuando se trata de productos que requieren más mano de obra, mientras que la Argentina saca alguna ventaja en cuanto al costo de las materias primas.

Havaianas es uno de esos productos que requieren menos mano de obra. Entre otros, Spasa también produce los artículos de Dupé, Topper, Timberland, Rainha y Mizuno.

De acuerdo a la misma fuente, la inversión en la Argentina es la más grande que ha hecho Spasa fuera de Brasil en activos. Pero no es la primera, ya que tiene oficinas de comercialización en Nueva York y en Santiago, Chile.

Aunque tienen contratos de tercerización en China, no cuentan hasta ahora con plantas de producción en el extranjero. Estos movimientos forman parte del plan de internacionalización de Spasa.

El año pasado, el 8% de la facturación de Spasa, estimada en unos u$s800 millones, fue generado fuera de Brasil (exporta a 80 países). El objetivo para 2012 es que ese rubro abarque el 30% de una facturación de u$s2800 millones.

"Nuestro presupuesto para internacionalización en 2008 es muy osado, mayor incluso que el año pasado", dijo Utsch, que no descartó nuevas adquisiciones de empresas argentinas. "Si la CNDC dice que sí, podemos analizarlo", respondió.

Aprobación pendiente
Dicha aprobación es, justamente, el obstáculo pendiente. "Nosotros no tenemos ninguna operación de calzado en la Argentina", sostuvo Utsch para evitar cualquier futura objeción de posible concentración del mercado.

Sin embargo, reconoce que existe la posibilidad de que el órgano que depende del Ministerio de Economía resuelva un "sí, pero". ¿Qué significa? Que podría aprobar la operación de Spasa en los negocios de calzado, pero objetarla en textiles.

Esto es así debido a que Spasa tiene el 22% de Tavex, controladora de Santisa, dueña a su vez de la textil argentina Grafa. El GCC en su conjunto tiene el 54.5% de Tavex, la mayor productora de denim (tela para jeans) del mundo.

Con relación al mercado, en la Argentina la única gran competidora que tiene Grafa en denim es, justamente, Alpargatas. Si la CNDC considera que el control de ambas por un mismo grupo afecta la competencia, podría entonces poner trabas a los planes de Spasa en la Argentina.

Más notas de la sección Negocios


iProfesional Google

Seguinos en

Linkedin