NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Cuadernos K

Techint aportó dinero al kirchnerismo "para salvaguardar la integridad física" de su personal en Venezuela, según Betnaza

Techint dio dinero al kirchnerismo "para salvaguardar la integridad física" del personal en Venezuela, dijo Betnaza
El ejecutivo del holding de la familia Rocca dijo que el dinero fue entregado a Baratta para poder resolver un conflicto con el régimen chavista
Por Andrés Sanguinetti
11.08.2018 09.00hs Negocios

“Aportamos fondos para poder repatriar empleados nuestros que fueron amenazados en Venezuela durante el traspaso de una de nuestras empresas por parte del régimen chavista”.

Particular y creativa podría decirse de la declaración de Luis Betnaza, director Institucional Corporativo del Grupo Techint, ante el juez Claudio Bonadio a modo de justificación de las razones por las cuales aparece el holding de la familia Rocca en los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno.

El ejecutivo, quien estuvo en Comodoro Py durante varias horas para ser indagado por el magistrado, reconoció de esta forma el aporte de dinero en efectivo en el 2008 para exfuncionarios kirchneristas que se describe en varios párrafos de los escritos del ex chofer de Roberto Baratta.

Sin embargo, negó que el dinero hubiese sido utilizado para financiar campañas electorales de Néstor Kirchner o de Cristina Fernández, tal como lo aseguraron el resto de los hombres de negocios implicados en esta causa. En su caso, apuntó a un hecho de necesidad como fue el de resolver de la mejor manera posible un conflicto que su grupo sufrió en Venezuela bajo la presidencia de Hugo Chávez.

Fue en el marco del proceso de nacionalización de varias empresas de Techint por ese régimen en el 2008, entre las que se encontraba Sidor. Sin acogerse al régimen de arrepentido, Betnaza dio detalles y aportó prueba documental sobre lo que consideró un “violento proceso de nacionalización hostil de Sidor por parte del régimen chavista”.

Los ex funcionarios implicados le habrían solicitado al holding dinero para actuar como intermediarios ante Chávez con el objetivo de apurar ese proceso. Según fuentes de Techint, Betnaza declaró que los pagos se destinaron “a salvaguardar la integridad física y la repatriación de más de 200 empleados del Grupo Techint y sus familiares en Venezuela, que vivían un contexto amenazante durante ese traspaso hostil de Sidor”.

Por eso, el holding de la familia Rocca, una de las más ricas de la Argentina, accedió a efectuar contribuciones ante la exigencia de funcionarios de la administración kirchnerista.

Terminada la declaración, Luis Betnaza se retiró bajo caución juratoria. Es decir, bajo la promesa de presentarse siempre que sea llamado por Bonadio y fije domicilio del que no podrá ausentarse sin conocimiento y autorización del juez, bastando esta contravención para ordenar su prisión.

La historia que contó Betnaza al magistrado que investiga la causa de los "cuadernos de las coimas K" se remite a la orden dada por Chávez para nacionalizar Sidor y otras tres empresas del Grupo Techint como fueron Tavsa, Comsigua y Matesi en 2009.

Según la Justicia, Betnaza admitió haberle ordenado a Héctor Zabaleta, ex director de Administración de Techint, entregar dinero al ex subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal, Roberto Baratta. Se habrían tratado de 10 cuotas de u$s100.000 cada una para que Cristina Fernández negociara con Chávez la indemnización que el grupo debía cobrar por la expropiación.

Pero si se tiene en cuenta que el holding argentino nunca recibió el monto indemnizatorio prometido por el chavismo, se puede inferir que los funcionarios del ex Ministerio de Planificación Federal en épocas de Julio De Vido no tuvieron éxito o simplemente se quedaron con el dinero, sin haber hecho ninguna clase de gestión.

De hecho, Techint presentó una denuncia ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), que falló a su favor en el 2016. El dictamen del organismo del Banco Mundial encargado de los diferendos entre gobiernos y empresas dispuso que el país ahora gobernado por Nicolás Maduro le pague una indemnización de u$s184,9 millones.

Antes de Betnaza, el juez Bonadio le había tomado declaración a Zabaleta, quien figura nombrado en los cuadernos de Centeno como entregador de varios bolsos a Baratta. A diferencia de Betnaza, este empresario se acogió a la figura del arrepentido y fue liberado después de que el juez homologó el acuerdo firmado con la fiscalía. Zabaleta admitió la entrega de fondos y fue puesto en libertad tras haber pasado el fin de semana en prisión.

El régimen chavista y el gobierno kirchnerista formaron por aquellos años una fuerte sociedad ideológica, política y económica que le permitió a ambos países desarrollar negocios poco claros durante varios años.

Desde el holding de los Rocca recordaron, además, que la participación de su empresa Techint Ingeniería y Construcción en la obra pública nacional en el período 2004-2015 fue menos del 1% del total y que estuvo muy por debajo de la capacidad técnica y el potencial de esa firma.

En este período de 12 años, firmó solo cinco contratos con el Gobierno nacional, que corresponden a un tramo del Gasoducto del Nordeste/GNEA (adjudicada en 2014 por tramo); trabajos de montaje de cañerías de la central nuclear Atucha II (2007); pavimentación de 31 Km de Ruta Nacional 3 (2004); 33 Km de Ruta Nacional 14 (2007); y reparación y mantenimiento de 105 Km de la Ruta Nacional 40 (2005).

Te puede interesar
Zoom Recomendadas