Comex

Amorim afirmó que Brasil tiene que reducir las trabas y abrirse más a sus vecinos

27-08-2010 Según el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, el Mercosur también tiene que avanzar mucho más. "Todos deben compenetrarse con la integración", dijo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Celso Amorim, aseguró que Brasil tiene que ser más abierto en su comercio con los países de América latina y eliminar las trabas para reducir los elevados superávits que acumula con la mayoría de las naciones de la región.

"Brasil tiene que ser más abierto y no apenas con los aranceles. De nada sirve reducir los aranceles si se crean tantas dificultades", afirmó el canciller brasileño al referirse a las quejas de los países de la región sobre las barreras no arancelarias que ese país impone en su comercio con los vecinos.

"No soy técnico, pero hay que mirar eso. Tenemos que pensar si los productos enfrentan esas mismas dificultades cuando circulan dentro de Brasil, de un estado a otro", agregó Amorim en declaraciones que concedió a periodistas tras participar en Río de Janeiro del seminario "La integración latinoamericana en foco".

El ministro admitió que las mayores quejas que escuchó en las reuniones preparatorias para la visita que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, realizará la próxima semana a Brasil fueron sobre las barreras no arancelarias brasileñas.

"La mayor dificultad que dicen tener las empresas colombianas son sanitarias, fitosanitaria y de controles técnicos", sostuvo.

Agregó que los ecuatorianos también alegan que tienen dificultades para exportar productos a Brasil y que eso impide reducir el enorme superávit brasileño en su comercio con ese país, al que le vende u$s1.000 millones al año y del que apenas compra u$s30 millones.

"Tenemos que adoptar los procedimientos burocráticos para una era de integración", consideró Amorim al defender la revisión de las barreras brasileñas a las exportaciones de los países latinoamericanos.

El funcionario admitió que la burocracia a veces se resiste a levantar esas trabas y, por eso, añadió que es necesario que la integración pase a ser parte de un plan del país y no apenas un deseo del presidente o de la cancillería.

"Todos deben estar compenetrados con la integración", remarcó Amorim y puntualizó a organismos como el departamento fitosanitario del Ministerio de Agricultura, el Instituto de Pesos y Medidas y la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria.

Asimismo, el ministro resaltó que el propio Mercado Común del Sur (Mercosur), tras haber avanzado significativamente este año con la eliminación del doble arancel interno y la creación de un código aduanero, aún tiene que avanzar mucho más.

En este sentido, aseguró que el bloque también debe ampliar la cobertura de sus acuerdos sobre servicios, inversiones y compras gubernamentales con los otros países de Suramérica, hasta ahora limitados a un acuerdo sobre servicios con Chile y a negociaciones para un convenio sobre servicios con Colombia y a uno sobre inversiones con el país trasandino.

"Estamos discutiendo liberar servicios con Estados Unidos y la Unión Europea y no lo discutimos con los socios del Mercosur. Tenemos que dar un salto en servicios e inversiones", opinó en declaraciones citadas por EFE.

"Brasil es un gran país y está destinado a tener una gran presencia en el mundo, pero, en términos económicos y comerciales, los grandes jugadores del mundo serán los grandes bloques. Y América latina puede ser un bloque con peso en la economía regional", concluyó al insistir en la integración.

SECCIÓN Comex
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR