Management

Ingenieros: las empresas pagan sueldos muy altos, pero es una "misión imposible" encontrarlos

28-06-2011 Hoy la Argentina tiene déficit de ingenieros. Incluso antes de graduarse, estos profesionales ya reciben tentadoras propuestas por parte de las compañías. Expertos revelan cuáles son las ramas más demandadas, qué salarios paga el mercado y explican por qué no crece la cantidad de estudiantes
Por Cecilia Novoa
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Ni los buenos salarios que se les pagan a estos perfiles, ni una oferta académica que cuenta con más de 60 especialidades a lo largo del país, ni un modelo económico que asegura una salida laboral inmediata alcanzan para incrementar la baja cantidad de ingenieros que hoy tiene la Argentina.

Y si bien el déficit de estos profesionales es un fenómeno global, a nivel local se trata de un problema que salió de las universidades para convertirse en una preocupación entre los propios empresarios.

La falta de ingenieros se evidencia hace tiempo, es cierto. Y el más perjudicado es el sector privado, donde las compañías suelen "robarse" a los profesionales de otras empresas debido a la escasez de recursos humanos capacitados.

Hoy la luz roja por el faltante está encendida sobre todo en industrias de desarrollo tecnológico, de manufactura e infraestructura, de servicios, e incluso del agro que, para su expansión y crecimiento, los necesita.

Sobre una población de 40 millones de habitantes, se calcula que en la actualidad hay unos 100.000 ingenieros, una tasa por habitante muy baja. De hecho, el país se encuentra en el puesto 43 en cantidad de estos profesionales por habitante.

Según los últimos datos disponibles de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), dependiente del Ministerio de Educación, en 2009 se recibieron sólo 5.200.

Incluso, estadísticas de la misma dependencia estatal señalan que por cada millón de habitantes, por año egresan casi 500 profesionales de Economía y Administración, 350 abogados, pero sólo 87 ingenieros, sumando todas las especialidades de la disciplina.

Desde el Centro Argentino de Ingenieros (CAI) afirmaron a iProfesional.com que si bien "hay alta demanda en todas las ramas", de las que se tienen mayores dificultades para conseguir profesionales son las eléctricas, informática, civil y química.

Y aunque no hay datos específicos sobre el déficit total, voceros del CAI compararon que "si en los países desarrollados se está recibiendo un ingeniero cada 2.500 habitantes, y tienen problemas de escasez, nosotros estamos en uno cada 8.000."

"Se estima que en los próximos años la Argentina requerirá contar con un profesional cada 5.000 habitantes, lo que implica duplicar la cantidad que se reciben por año", completaron.

Una comparación que preocupa
En tanto, Pablo Bereciartúa, director de la Escuela de Ingeniería y Gestión del ITBA, señaló que si bien año a año la tasa de graduados en la Argentina sube, en valores relativos asciende menos que en otras profesiones.

Y comparó: "En México, el 30% de los egresados universitarios son ingenieros. En cambio, en la Argentina, de todos los graduados de 2009, han sido sólo el 8%." (Ver infografía a continuación)



"En comparación a Brasil o Chile, tenemos que como mínimo triplicar la cantidad en los próximos años, pero si nos medimos con Corea del Sur, que es un caso emblemático, deberíamos multiplicarla por 10 o 12", alertó el directivo del ITBA.

Pleno empleo y altos salarios
Para los ingenieros, hoy hay pleno empleo. Claramente, la demanda supera a la oferta y ellos eligen donde trabajar. Muchos, incluso, optan por desempeñarse por su cuenta. Saben que, si bien el riesgo es mayor, pueden duplicar sus ingresos.

Las empresas, por su lado, los están esperando y, ni bien salen de las universidades, lanzan sobre ellos tentadoras ofertas de trabajo. Incluso, en muchos casos se anticipan y los reclutan siendo estudiantes avanzados.

Esta última situación -que es un tema de debate académico dado que dificulta la atención de los alumnos y los atrasa para completar los requisitos necesarios para graduarse, como trabajos finales y prácticas profesionales- se da sobre todo en Informática, rama en la cual el título no es habilitante.

En cuanto a los salarios que se pagan hoy en el mercado, desde la consultora HuCap confeccionaron, a pedido de iProfesional.com, el siguiente cuadro, con datos vigentes al 31 de mayo:



En la actualidad, los sectores que más demandan ingenieros son la industria manufacturera, la inmobiliaria y construcción, la agroindustria, la enseñanza, la administración pública y el comercio, transporte y logística, empresas de consultoría y servicios profesionales.

Hasta los bancos muchas veces buscan ingenieros, porque a la hora de evaluar proyectos de inversión son muy analíticos.

En diálogo con iProfesional.com, Alejandro Ferrazzuolo, gerente de Consultoría de SESA Select, señaló que están recibiendo muchos pedidos de las terminales, autopartistas y en este último tiempo también de empresas de maquinaria agrícola que, afectadas por las restricciones a las importaciones que impuso el Gobierno, incrementaron su producción local, ya que a muchas se les dispararon las ventas.

En el caso de SESA Select, los perfiles más requeridos son los ingenieros mecánicos, electromecánicos, electrónicos y electricistas.

Una búsqueda no lleva menos de 30 días, pero se puede demorar incluso hasta tres meses.

Depende de la flexibilidad de ambas partes, pero hoy las compañías son las que llevan las de perder y, por lo tanto, las que deben ser más flexibles.

"Son personal clave. El 97% de los profesionales que entrevistamos está con trabajo, por lo que la propuesta laboral tiene que ser superadora, no sólo desde lo monetario sino sobre todo en cuanto a la flexibilidad y manejo del tiempo, que es lo que muchos hoy priorizan", contó el ejecutivo.

"Desde hace unos meses hay una alta demanda de ingenieros agrónomos, y no sólo para el campo sino para todas las áreas", enfatizó el gerente de SESA.

Según expresó Ferrazzuolo a este medio, "en Ingeniería Eléctrica hay una preocupante escasez. Esto es parte de un problema estructural. Hay más proyectos y necesidad de cubrirlos que candidatos."

Y añadió que en la actualidad los ingenieros en Geología son buscados tanto por petroleras como por mineras, pero en ambos casos es una "misión imposible" encontrarlos.

Además, advirtió Ferrazzuolo, al momento de contratarlos, las compañías locales se encuentran también con competencia a nivel internacional.

"Hoy Chile es atractivo para muchos de ellos. Hay empresas trasandinas vinculadas a proyectos mineros que están buscando ingenieros acá", aseguró.

En tanto, Georgina Malnero, consultora de la División Engineering & Technical de Adecco Argentina, señaló que un profesional complejo de encontrar y ampliamente solicitado es el de ingeniero técnico comercial.

De acuerdo a la selectora, en este perfil se valora la experiencia adquirida en puestos similares así como la disponibilidad de los postulantes para realizar viajes de la empresa. Y el nivel de inglés avanzando es excluyente en casi todas las posiciones.

Así, los candidatos con un perfil técnico comercial tienen amplias posibilidades de nuevas oportunidades laborales y una buena remuneración basada en sistemas de variables por objetivos.

Desde Bosch Argentina confirmaron esta dificultad. Fabián Patrignani, gerente de Recursos Humanos de la compañía, dijo a iProfesional.com que para la división automotriz -que comercializa autopartes y tecnología para equipamiento- requieren ingenieros mecánicos o industriales con perfil comercial, que les cuesta mucho encontrar.

"Tienen que conocer en detalle las especificaciones de cada uno de los productos de la empresa, pero el trabajo de ellos es más comercial que técnico", comentó el responsable de RRHH a nivel local.

Normalmente los que ingresan a Bosch provienen de otras empresas. "No hay ingenieros desocupados. Al contrario, notamos que tienen muchas ofertas de trabajo y que son ellos los que eligen", resaltó Patrignani.

No obstante, el ejecutivo advirtió que, al verlos trabajar encuentran que, en general, son muy buenos en la parte técnica, pero fallan al momento de ponerse el traje de vendedor y salir al mercado con el producto bajo el brazo.

En opinión de Patrignani, se trata de una falencia en la formación académica, como así también de una mayor vocación por las funciones técnicas.

"Es una lástima, porque con todo el conocimiento que tienen estos jóvenes profesionales, agregándole una veta más comercial, se volverían mucho más valiosos", destacó el gerente de RRHH de Bosh, compañía que desde 2009 dejó de fabricar productos a nivel local para importarlos desde Brasil, China y Europa.

"En nuestro caso, el desafío de retenerlos y motivarlos es mayor, porque al no poder ofrecerles un desarrollo en una planta fabril, lo piensan dos veces, y muchos, ni bien se les presenta una oferta laboral para una función de planta, se van", añadió.

Dado que estas situaciones son cada vez más frecuentes, en Bosh desde hace tres años vienen intensificando la política de beneficios. "En 2010 pudimos lanzar un plan de pensión y un seguro de vida privado. Ambos son muy valorados por los profesionales", destacó.

¿Por qué no hay más ingenieros?
En opinión de Bereciartúa, quien fue presidente del Foro de Jóvenes en el Congreso Mundial de Ingeniería celebrado el año pasado en Buenos Aires, "el problema global es que las vocaciones tecnológicas están en baja, pero nuestro país tiene su propio conflicto, que consiste en la baja calidad de enseñanza de Matemática y Física en la escuela secundaria."

"La educación argentina tiene que focalizarse en subir los niveles de las materias duras, que son las más difíciles, como para que los chicos estén en condiciones de elegir carreras como Ingeniería y lograr estar a la altura del nivel de exigencia que plantea la carrera", disparó en diálogo con iProfesional.com.

Y contó: "En el ITBA mantenemos los mismos exámenes de ingreso. Y es curioso, porque año a año vienen más chicos, pero aprueban menos. A muchos les lleva un año entrar en la institución."

Cambio de perfil
Por otro lado, si bien las carreras están muy demandadas por el mercado, la pregunta que surge es si el sistema económico argentino está cambiando hacia uno más competitivo que genere más valor desde un mayor uso de la innovación tecnológica.

"Hoy quienes quieren crear empresas de base tecnológica tienen muchas barreras y existe muy poco capital de riesgo para financiarse", advirtió Bereciartúa a este medio.

"En la Argentina -prosiguió- la tasa de emprendedores de base tecnológica es baja, no por falta de interés de los graduados sino porque el sistema todavía no cumple con todas las condiciones para que esto pase."

Este escenario se vuelve aún más crítico si se tiene en cuenta que el perfil del egresado está cambiando: cada vez hay menos chicos interesados en ingresar al mundo corporativo y más que muestran intenciones de crear sus propias empresas.

Una encuesta que realiza el ITBA a sus egresados confirma la tendencia. Hace diez años, cuando se les preguntaba acerca de su futuro profesional, la respuesta más común era "llegar a ser un directivo importante o ingeniero reconocido dentro del ámbito corporativo".

Hoy, si bien esa opción sigue siendo mayoría, creció sustancialmente la respuesta "crear mi propia empresa" y, en tercer lugar, "participar de iniciativas sociales.

SECCIÓN Management
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR