01.10.2014 Buenos Aires, Argentina.
Finanzas
Viernes 01 de Julio de 2011 16:00:00
Advierten que América latina fortaleció sus políticas económicas
01-07-2011 Darío Epstein, presidente de Research for Traders, recorre las cifras que explican en qué forma los países aportan a la recuperación de la economía global
Reciba noticias en su e-mail
Temas:

En la última década, América Latina ha prosperado notablemente. Además de registrar importantes niveles de crecimiento, logró afianzar sus fundamentos económicos y permitió que las distintas economías mejoren su capacidad de resistencia frente a los shocks externos, a través del fortalecimiento de las políticas macroeconómicas.

Así fue que el impacto de la crisis ocurrida en 2008 no fue tan crítico como en las economías desarrolladas, e incluso ya en la etapa de recuperación económica fue una de las regiones que tuvo mayor dinamismo, registrando importantes tasas de crecimiento.

A pesar de esto, y ya disipadas las consecuencias de la crisis financiera, la región tiene la posibilidad de continuar afianzándose en materia económica. Las economías latinoamericanas tendrán el desafío de mantenerse en la senda de crecimiento y consolidarse aún más en la escena económica mundial.

Para ello, se deberán llevar adelante reformas estructurales y adoptar políticas macroeconómicas tendientes a asegurar que los ciclos económicos no tengan el impacto de otras épocas y estar preparados para futuras recesiones.

Si bien en el año 2010 el PBI de Latinoamérica creció 6,4%, se espera que para este año tenga una desaceleración y se ubique en 4,4%, mientras que para el próximo año se estima que el producto crezca a un ritmo menor todavía (4%).

En cuanto a la inflación minorista, se espera que la misma se ubique en 2011 en 6,5% de crecimiento, en tanto que para el año 2012 se estima que la inflación sea en Latinoamérica de 6,2 por ciento.

El Balance de Cuenta Corriente de Latinoamérica tendría un déficit en 2011 de -1,1% en relación al PBI, mientras que en 2012 el Balance arrojaría un déficit de -1,7% del PBI. Las exportaciones se mantendrían relativamente estables en 2011 y 2012, en tanto que el Balance Fiscal tendría un aumento en el déficit. En 2011 sería de -2,6% del Producto, mientras que en 2012 sería de -2,8 por ciento. 

Las tasas de interés de referencia en Latinoamérica pasaría de registrar 8,4% en 2010, a 9,7% para 2011 y de 10,7% para 2012. El crédito interno aumentaría en 2011 y 2012, al igual que el crédito interno del sector privado. Por su lado, las reservas internacionales de ubicarse en 2010 en u$s570 billones, pasaría a posicionarse en 2011 en u$s661 billones y en 2012 en u$s695 billones.

En Argentina, el 2011 es un año electoral, por lo que la expectativa de los mercados estará centrada en las elecciones de octubre. En los próximos meses, las miradas estarán sobre qué candidatos lideran las encuestas. Sin embargo, ninguno de los posibles candidatos a presidir la Nación llevaría adelante cambios significativos en materia económica que haga desviar el camino actual, por lo que de existir un traspaso de mandato será sin mayores sobresaltos.

La economía mantiene una buena tasa de crecimiento: según cifras oficiales el PBI creció en el primer trimestre del año un 9,9% en términos interanuales, lo que pone de manifiesto que el ritmo de la economía continuó en un nivel elevado y sin dar muestras de desaceleración. Sin embargo, es posible que ya a partir del segundo trimestre el ritmo de crecimiento sea más moderado.

El EMAE da señales de esto, en el mes de abril la actividad económica se desaceleró respecto al mes inmediato anterior creciendo a una tasa de 7,1 por ciento.

El impulso de la economía vendrá del lado tanto del consumo como de la inversión que continuarán en un buen nivel. Por el lado del consumo, la reducción del desempleo y el aumento de los salarios reales, así también como la confianza de los consumidores llevará a un incremento aproximado de 7,9% en dicho rubro para este año.

Por su parte, la inversión pública será muy importante para la expansión de la inversión bruta fija este año.

A pesar que durante el año pasado las cuentas fiscales arrojaron un saldo positivo de 0,2% del PBI, para el 2011 el déficit estimado ronda en 1,4%, si no se tienen en consideración los ingresos no tributarios provenientes de ANSeS y del Banco Central.

Por su parte, el tipo de cambio se mantendrá relativamente estable hasta fin de año, continuando con la intervención cambiaria por parte del Banco Central. Mientras la moneda brasileña continúe fuerte, el gobierno no vería amenazada su competitividad, tanto por las presiones inflacionarias como por el tipo de cambio.

En cuanto a la inflación, no vemos demasiados esfuerzos para contenerla y seguirá siendo el problema básico para intentar controlar, de mediar voluntad política.

Yendo a Brasil, la principal economía de la región ha tenido durante el 1º trimestre de 2011 una aceleración, pasando de un crecimiento del PBI secuencial de 0,8% en 4º trimestre de 2011 a 1,3% en el primer trimestre del año. Esta aceleración fue en principio, por el lado de la demanda producto de un mayor dinamismo de la inversión seguido de un incremento en el consumo del gobierno.

Por el lado de la oferta, la actividad industrial impulsada por las manufacturas y la construcción, ha contribuido con una expansión de 2,2% en el 1º trimestre 2011. A pesar de esto, para el 2ºT11 se estima una desaceleración de la producción industrial como consecuencia de una contracción de la demanda interna.

Un tema que preocupa respecto a la economía de Brasil es la inflación. Durante el transcurso de este año, el gobierno de Dilma Reusseoff ha tomado medidas para contener el alza de precios a través de la desaceleración de la economía, para que el Indice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) tienda a la meta propuesta por el gobierno en 4,5% con un margen de 2 puntos porcentuales por encima o por debajo de ese valor.

En principio parecería que las políticas adoptadas están dando sus frutos, en el mes de mayo la inflación tuvo una desaceleración respecto a abril, ubicándose en 0,47%. Sin embargo, en el año móvil terminado en mayo el IPCA alcanzó 6,55%, y continúa por encima del tope del rango de meta de inflación.

En lo que va del año, el gobierno de Brasil ya ha alcanzado el 50% del superávit primario previsto para el 2011, ubicado en 2,9% del PBI. Es de esperar que el ratio deuda/PBI caiga de 40,2% en 2010 hasta 39% en 2011.

Chile es una de las mejores economías de la región y un ejemplo a seguir en cuanto a gestión y organización. A pesar de una notoria baja en el reporte de la confianza del consumidor, se estima que la economía se mantenga sólida en lo que queda del año y también en el 2012.

A pesar del buen crecimiento del PBI en los últimos trimestres, las presiones inflacionarias no han aumentado y están siendo controladas por el Estado.

Se espera que el Banco Central de Chile lleve las tasas de interés de referencia al nivel del 6,0% para fin del 2011 (actualmente se ubican en el 5,25%). Se espera que la inflación aumente ligeramente en el 2011 hasta el 3,8% y al 3,5% para el 2012, apenas por encima de los objetivos del Gobierno (3,0%).

En Colombia, los últimos indicadores macro sostienen la fortaleza del país. Las ventas minoristas crecieron un 14,6% interanual en marzo, por encima de las previsiones del consenso. Por otro lado, la producción industrial continúa disfrutando sólidas tasas de crecimiento (lleva 18 meses consecutivos de expansión).

Pero este contexto macroeconómico positivo está obligando mismo a mantener el proceso de retiro de estímulos monetarios. Además, el crédito se está expandiendo a tasas por encima del 20% y la brecha de producción es cada vez menor, lo que podría generar mayores presiones inflacionionarias.

De esta manera, el Central ha decidido aumentar en junio las tasas de interés de referencia en 25 puntos básicos, por quinta vez consecutiva, hasta situarlas en el 4,25%.

Creemos que estas políticas son adecuadas para el contexto actual, y se estima que la tasa continuará en aumento hasta al menos el 5%. El país gana confianza internacional con el grado de "Investment Grade" y el riesgo soberano es bajo. El país ha demostrado habilidad para lidiar con choques internos y externos, lo que limita los riesgos en esta materia.

Por otro lado, las consecuencias de la desaceleración en Estados Unidos han pesado en México: la tasa crecimiento de la economía para el 2011 ha sido revisada a la baja desde el 4,4% hasta el 4,2%. En cuanto a la inflación, la misma está siendo sostenida en los últimos reportes, sin demasiadas presiones para el gobierno a tomar nuevas políticas monetarias.

Las tasas de inflación se mantienen estables en los últimos meses (en el entorno al 3,5% YoY) y de acuerdo con los objetivos del Gobierno. Por su lado, a pesar que la moneda doméstica se mantiene fuerte, el sector exterior no se ha visto perjudicado.

Perú es un caso particular: a pesar de la creciente incertidumbre en cuanto al rumbo económico que seguirá el presidente electo Humala, no creemos que lleve adelante transformaciones sustanciales en la economía peruana y creemos que tomará una postura moderada en cuanto a sus medidas de gobierno.

En el primer trimestre del año el PBI creció 8,8%, con una demanda interna sólida y una inversión bruta interna fija que creció aproximadamente 25% en dicho trimestre, y para el segundo se espera que el PBI crezca en torno al 6,5% por la menor confianza.

El Banco Central continuará aplicando políticas para poder contener la inflación. La tasa de interés se ubica en 4,25% y la inflación está convergiendo al rango de meta (1% a 3%). Es probable que el gobierno de Humala tienda a políticas de inclusión social, lo que provocaría un deterioro de las cuentas fiscales de Perú, por lo que el déficit fiscal alcanzaría a 0,1% del PBI en 2011 y 0,8% en 2012.

En síntesis, Latinoamérica sigue contribuyendo positivamente al crecimiento global y muchas economías siguen mejorando sus Fundamentals, a pesar del incremento en la tasas de interés para poder frenar la inflación, el gran desafío luego de muchos años ininterrumpidos de crecimiento y una desaceleración en la actividad prevista para este año.

Darío Epstein
Presidente de Research for Traders
Especial para iProfesional.com

Reciba noticias en su e-mail
Más temas en Facebook
iProfesional en Twitter