20.12.2014 Buenos Aires, Argentina.
Legales
Miércoles 19 de Enero de 2005 00:00:00
Blanquear una mucama reduce el riesgo de juicios por hasta $600.000
19-01-2005 Un informe de IDESA indica que en la Argentina 94% de las empleadas domésticas están contratadas "en negro". Pero el blanqueo es muy simple y no cuesta más de $35 por mes. Es clave estar protegido para minimizar el impacto de juicios por accidente o fallecimiento que pueden ser muy caros
Reciba noticias en su e-mail
Temas:

El fallecimiento, hace pocos días atrás, de una colaboradora del ex presidente De la Rúa en un accidente de tránsito cerca de Pinamar, puso el tema otra vez sobre el tapete. Junto con ella murió su empleada doméstica, cuya familia podría iniciar acciones legales y exigir una indemnización por fallecimiento durante su trabajo.

Para Gabriel Binstein, abogado especializado y profesor de Derecho Laboral de la Universidad de Buenos Aires, "si la persona tiene 20-25 años, con una expectativa de vida de 50 años más, en general la tendencia es a pensar que la demanda por el fallecimiento puede estar rondando los $600.000".

Pasos para el "blanqueo"
Rodrigo Solá Torino, abogado del departamento laboral del Estudio Marval, O'Farrell & Mairal, explica cuáles son los pasos a seguir:

  • Si la empleada no posee CUIL, concurrir a la ANSES (o hacer el trámite por Internet) con DNI para gestionarlo.
  • El empleador deberá presentar el Formulario 102 de la AFIP con los montos de los aportes y contribuciones correspondientes (se hace los días 10 del mes siguiente) y pagar en los bancos estos importes (medidos en horas trabajadas):

[[IMAGEN=/32/0033267G.jpg]]

  • El banco entrega un ticket para el empleador y otro para la empleada. Con la constancia de pago que le entrega el empleador, el trabajador deberá concurrir directamente a afiliarse a la obra social habilitada para cubrir empleados del servicio doméstico.

Vale la pena destacar que el aporte se reparte entre el empleador y la empleada doméstica, por lo que el máximo que debe pagar el empleador son $35 por mes. Mucha gente desconoce estas cifras y cree que el costo de "blanqueo" es mucho más elevado.

Riesgos jurídicos elevados
Es común que los empleadores minimicen el riesgo de accidentes de trabajo de sus empleadas domésticas, y opten por no tenerlas en blanco ni brindarles ningún tipo de cobertura médica.

De acuerdo con un informe elaborado por la consultora IDESA (ver "Documentos Asociados"), 94% de las empleadas del servicio doméstico están contratadas "en negro", lo que representa cerca de 900.000 personas que no tienen cobertura de salud ni aportan para su jubilación futura. Se estima que 90% de los empleados domésticos son mujeres, de las cuales 30% son extranjeras (en su mayoría de origen paraguayo y peruano).

A pesar de que la registración "en blanco" no evita que, en caso de accidente, la empleada inicie acciones judiciales, sí reduce el riesgo, ya que el hecho de poseer un seguro médico atenúa el impacto de desprotección frente a un siniestro. Porque es importante destacar que son pocas las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART) que cubren al trabajador doméstico, por lo que conviene buscar otras alternativas para minimizar el costo de un juicio de estas características. Por otra parte, en caso de despido, el blanqueo evita un juicio por aportes patronales adeudados.

Seguros
Pero también existen alternativas para cubrirse frente al riesgo de accidentes laborales o incluso de muerte. Para Solá Torino, "una alternativa que suele utilizarse para cubrir los riesgos de eventuales accidentes en el hogar es incluir al personal doméstico en las pólizas denominadas `combinados familiares´, que aseguran riesgos de las viviendas, si bien no se trata de un seguro obligatorio".

Nicolás Alitisz, abogado del estudio Matos, Alitisz y Echandi, comenta que la compañía HSBC La Buenos Aires ofrece por cerca de $6 mensuales una póliza opcional al seguro de hogar que cubre hasta $110.000 en daños por responsabilidad civil del personal doméstico. "En este caso, la compañia de seguros pagará de acuerdo al daño producido, incluido daños morales, psicológicos, estéticos, etc. El seguro paga aunque la persona esté en negro. Hay que registrar sólo el nombre y su DNI", agrega Alitisz.

Pasos para el despido
El despido de una empleada doméstica también es una situación delicada, ya que muchas veces es generador de acciones judiciales por indemnizaciones o aportes no realizados (en caso de haber trabajado "en negro"). Estas demandas se tratan en un tribunal específico, el Tribunal del Servicio Doméstico, que depende del Ministerio de Economía. Pero según Binstein, es común que no se llegue a esta instancia: "la cantidad de juicios que se tramitan ante el tribunal es escasa con relación al personal doméstico en su conjunto. Es señal más que evidente que las partes llegan a acuerdos de otra naturaleza".

El "blanqueo" es un mecanismo eficaz para evitar estos problemas, aunque a la hora del despido, conviene respetar los siguientes aspectos:

  • El sistema legal que rige es un decreto del año 1956 (Estatuto del Servicio Doméstico N° 326).
  • Se le envía un telegrama de despido (cuando la empleada está "en negro" es común que el empleador lo haga verbalmente para no dejar constancia del vínculo laboral).
  • Se paga medio sueldo por cada año de antigüedad en concepto de indemnización por despido.
  • Más preaviso (hasta 2 años de antigüedad: 5 días de salario, y con más de 2 años de antigüedad, 10 días de salario).
  • Más vacaciones (de 1 a 5 años: 10 días hábiles. De 5 a 10 años, 15 días hábiles, y más de 10 años: 20 días hábiles).
  • Más aguinaldo (medio sueldo en junio y otro medio en diciembre).

Extranjeras indocumentadas
El nivel de desprotección de las empleadas domésticas extranjeras indocumentadas es muy alto, ya que según Binstein, "si es un no residente o no tiene la documentación, técnicamente no podría estar vinculado por un contrato laboral. Esta persona corre el riesgo de ser deportada, mientras que para el empleador hay un régimen de multas".

Alitisz sostiene que a pesar de los problemas migratorios que se le pueden presentar al empleador, la empleada puede reclamar una indemnización aunque sea una inmigrante ilegal. "Que sea una indocumentada no obsta al empleador a cumplir con las leyes laborales", dice Alitisz.

Desgravación impositiva
Existe un proyecto de ley que permitirá descontar a los inscriptos en el Impuesto a las Ganancias los sueldos y contribuciones patronales pagados al personal doméstico con un tope anual de hasta $4.020 por año fiscal (ver "Notas relacionadas"). Con este proyecto, el Gobierno pretende reducir la evasión impositiva en el sector del servicio doméstico, pero esta iniciativa deberá esperar un poco más, ya que no se pudo aprobar antes de que terminara 2004. De todas formas, el descuento prometido no resulta demasiado atractivo, puesto que el tope fijado no es muy alto: $4.020 por año corresponde a sueldos mensuales de $335.

Martín Burbridge

Reciba noticias en su e-mail
Más temas en Facebook
iProfesional en Twitter