Vacaciones con mascotas: lugares donde ellos también son bienvenidos
25-07-2011 Los animales son los consentidos de las casas y dejarlos durante un receso puede ser difícil. Conocé opciones donde podés sumarlos al descanso familiar
Última actualización: 25/07/2011 2:07:00 pm
Reciba alertas sobre Life & Style

 

No se puede negar que los argentinos amamos a las mascotas. Según estadísticas difundidas por la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal (Caena), en 2008 había en el país unos 9 millones de perros y 3,5 millones de gatos.

Muchas personas quieren a los animales: los cuidan, los vacunan, les dan alimentos especiales y se preocupan por ellos. Incluso hay amos que les compran ropa y juguetes. Y cuando se van de vacaciones... los extrañan.

Por esta razón y pensando en este tipo de turista, algunos establecimientos ofrecen la posibilidad de tomarse unos días de descanso incluyendo a la mascota de la casa.

De esta manera se evitarán culpas y remordimientos, y el hecho no menor de ahorrarse la búsqueda y el costo de una guardería de animales.

Además, no cabe duda que el disfrute será mayor teniendo al mimado de la familia al lado de uno.

Hay propuestas diversas de alojamientos pet-friendly, y sólo será cuestión de elegir el más conveniente para recrearse con el "cuadro familiar completo".

Una de las opciones es la Estancia San Antonio, en San Vicente, provincia de Buenos Aires.

Allí se puede disfrutar de cabalgatas, paseos en sulky, bicicletas, safaris fotográficos, pileta de natación, solarium, cancha de fútbol, cancha de paddle, cancha de bochas y de ping pong, metegol, home cinema, tambo mecánico, juegos infantiles con cama elástica y muchas actividades más.

Posee 3 hectáreas de parque, una pileta de natación con un amplio solarium, y dos amplios quinchos con capacidad para 80 y 120 personas.

Otra propuesta es la de Los Dos Vagones, en Magdalena, también provincia de Buenos Aires.  Se trata de un establecimiento rural ubicado a 100 Km de Capital Federal y a 45 Km de La Plata.

Tiene 21 hectáreas de campo, 2 de las cuales pertenecen a un monte de acacias, eucaliptos, talas, paraísos, palmeras y ligustros y especies frutales, invita a disfrutar de la realización de actividades recreativas, turísticas y de esparcimiento en un bucólico ambiente campestre.

El encanto del lugar reside, además, en su oferta de hospedarse en 2 auténticos vagones de ferrocarril que dan nombre al lugar, y con capacidad para 2 a 6 pasajeros. Cada vagón tiene una galería con asador propio, hamacas paraguayas, reposeras, sillas y mesas de exterior para disfrutar los días cálidos.

Por otra parte, la reserva natural privada La Juana es un complejo de cabañas y ecolodge ubicado en las islas del Delta, a poco más de una hora de Bs. As, dentro de la Reserva de Biosfera de la Humanidad (declarada por la UNESCO).

Tiene 5 cabañas con capacidad para 2 a 6 personas con vista el río o la frondosa vegetación de la quinta.

Ofrece más de 6 Km de belleza natural: ríos, bosques, árboles centenarios, fauna autóctona ya en otros lugares extinguida (como ciervos, carpinchos, lagartos, coipos).

A esto se suman canoas, reposeras, hamacas paraguayas, muelle apto para embarcaciones, playas privadas de arena, amplia piscina con deck y solárium.

En tanto, La Catita (en 9 de julio, Buenos Aires) es un campo típico de la llanura pampeana donde se desarrollan todas las actividades agrícolas ganaderas: siembra y cosecha fina y gruesa, almacenamiento de granos, reservas forrajeras, tambo, invernada y cría de ganado vacuno.

Propone participar de las principales actividades productivas y reencontrarse con la naturaleza como marco cotidiano de las actividades, revalorizando el paisaje, su rica fauna silvestre y el cielo que podrá observarse con telescopio.

Finalmente, Cabañas El Molle en Colón, provincia de Entre Ríos, propone cabañas individuales totalmente equipadas y la posibilidad de realizar turismo alternativo en el río Uruguay con un Kayak incluído en la tarifa (estadía mínima de 6 noches).

Además, el lugar ofrece un servicio de guardería de mascotas para que sus huéspedes disfruten plenamente de su estadía.

Algunos consejos para salir de vacaciones con su mascota

  • Al hacer la reserva en el establecimiento indique que llevará a su mascota, aclare qué tipo de animal es y lo que necesita. Confirme las comodidades que tienen para ella y consulte, por ejemplo, si debe llevarle la marca de alimento que está acostumbrado a comer o algún otro producto para evitar inconvenientes una vez arribado al destino.
  • Cuando viaje en auto con un perro, el animal no debe viajar suelto. Debe trasladarlo en el asiento trasero, preferiblemente con un arnés o correa especial que se engancha al cinturón de seguridad si se trata de un animal grande. En el caso de un perro de tamaño pequeño, se lo ubicará en el asiento trasero dentro de una caja, cesta o bolsa especial para animales siempre asegurado con el cinturón de seguridad.
  • Si durante el viaje, en verano, hace una parada en la ruta, no deje al animal dentro del coche (ni siquiera a la sombra). Dentro del auto la temperatura puede ser mucho mayor que en el exterior, y en ocasiones eso puede llegar a provocarle un golpe de calor.
  • Tenga en cuenta que al viajar los perros pueden marearse. En ese caso, lo ideal es que no alimente a su mascota antes de partir.

 

También puede solicitar al veterinario una pastilla específica, para administrarle una hora antes de la salida.  

 

Mario Zuker
Director de Escapadas Argentinas

@iProfesional en Twitter