16.09.2014 Buenos Aires, Argentina.
Tecnología
Lunes 26 de Marzo de 2014 17:07:00
Crecen los proyectos tecnológicos "llave en mano"
26-03-2012   Juan Andrés Mascía, de Open Automation, explica en esta entrevista las características de estos trabajos y las claves del éxito de su implementación en las empresas                                                                   
Reciba noticias en su e-mail
Temas:

 

El sector industrial está asistiendo a un notable crecimiento de los proyectos tecnológicos conocidos como llave en mano, caracterizados por la contratación de un único proveedor que implementa una solución global, agrupando una gran variedad de actividades. 

Juan Andrés Mascía es director de Open Automation, una de las empresas que se ha posicionado en este tipo de soluciones. A continuación, comenta las características de estos trabajos y las claves del éxito.


-¿Por qué el sector industrial se vuelca a proyectos llave en mano?
-En el caso de las Pyme, naturalmente tienen estructuras internas acotadas y especializadas en el negocio, con lo cual, cuando deben encarar una ampliación o modificación, rápidamente advierten, no sin sufrimiento previo, las ventajas de recurrir a empresas que puedan darle una solución completa a su requerimiento. 

Las empresas grandes, por su lado, pasan por un proceso evolutivo. Comienzan contratando a distintos especialistas, consolidando el trabajo con su propia burocracia. Con el tiempo, tras experimentar que sus costos de estructura son elevados y comprobar que, igualmente, padecen muchas dificultades, prueban la alternativa “llave en mano” con pequeños proyectos y, a raíz del resultado, generalmente se animan a proyectos más grandes. Actualmente, estamos viviendo esta transición en muchas grandes corporaciones, que ya definen esta modalidad como política de contratación. 

 

-¿Cuál es el factor determinante para elegir esa opción?


-Creo que es una tendencia natural. Cuando a uno le toca administrar un proyecto de mejora de tecnología, se da cuenta de la enorme complejidad que tiene y todos los imponderables que se presentan desde la concepción de la ingeniería de detalle, hasta su puesta en producción. 

En el ambiente es casi un paradigma la imposibilidad de completar proyectos en tiempo y forma, dentro de los costos presupuestados y sin inconvenientes durante y tras la puesta en marcha. Poco a poco, vamos cambiando esta concepción.

 

-¿Qué tipo de inconvenientes tiene un proyecto en la modalidad tradicional?
-A veces son muy simples. Por ejemplo, uno que ocurrió hace poco. Uno de nuestros grandes clientes nos contrató la automatización de una instalación, comprando los materiales, tableros y montajes a distintos proveedores. Ante las importantes dificultades y atrasos que experimentaron, para una nueva instalación que están ahora poniendo en marcha, licitaron los trabajos bajo la modalidad llave en mano.  

Al momento de la adjudicación, decidieron asignarnos el proyecto, a pesar de que éramos un poco más caros, teniendo en cuenta la experiencia y disposición que habíamos demostrado en el rol de coordinación que, espontánea y voluntariamente, habíamos asumido para viabilizar la finalización y puesta en marcha de la obra anterior. 

Sin embargo, como las cantidades de cable requeridos eran muy grandes, decidieron separarlos de la adjudicación y comprarlos en forma directa al fabricante, para disminuir costos.

Resultó que sobre la marcha, como es habitual en las obras, se agregaron nuevos comandos y se modificó la distribución de algunos equipos, lo que llevó a que falten pocos metros de cable no estándar. Algo tan elemental cómo eso. Ni su estructura de compras, ni las de venta del fabricante podían, por una cuestión de complejidad burocrática, solucionarles el problema en forma inmediata. Mientras se resolvió este inconveniente, el subcontratista eléctrico no pudo avanzar y el montaje se retrasó varios días. Y esto pasó con los cables, que fue lo único que dejaron fuera. Existen infinidad de situaciones imprevistas durante una implementación.

 

-¿Y cómo lo resuelve una empresa especializada en proyectos llave en mano?
-Lo primordial es tener una estructura muy flexible, una red de proveedores y partners ya conocida y confiable y gente con autonomía y capacitación para trabajar en este tipo de proyectos. Por ejemplo, en el caso anterior, hubiéramos conseguido un distribuidor con precios similares a los del fabricante, con quien, al ya tener los procesos de comunicación y gestión bien aceitados, los ajustes de cantidad y tipo serían inmediatos. 

Pero lo más importante es que, teniendo la coordinación y provisión completa de la obra, uno puede ver con anticipación las contingencias y modificar la programación de las actividades para no generar tiempos muertos.

 

-La idea sería entonces poder coordinar a todos los participantes para ganar flexibilidad.
-Exacto. Para transmitirlo, solemos comparar estas situaciones con algo más doméstico. Todos alguna vez, nos vimos involucrados, por ejemplo, en la construcción o refacción de nuestra casa. A quién intentó llevarla adelante por su cuenta, le habrán ocurrido cosas como que al conseguir que vaya el plomero, los caños que había comprado no eran los indicados y, cuando dispuso de esos caños, el albañil que había debido suspender su trabajo, dijo que no podía retomar hasta dentro de un mes. Bueno, historias como estas hay muchas y constituyen el día a día en proyectos tecnológicos industriales. 

 

-Contratar un constructor suele ser más caro y por eso uno emprende el trabajo por su cuenta.
-En principio sí. Cuando te entregan el presupuesto parece que sí. Pero después, al transcurrir el proyecto, uno entiende que hubiera ahorrado mucho dinero. En los proyectos tecnológicos llave en mano pasa lo mismo. Uno debe jugar el mismo rol que el constructor. Tener un solo interlocutor es importantísimo al momento de hacer modificaciones o ajustes y más importante aún, es contar con un único responsable de todo lo que se hace.  

 

-¿Cuáles son los puntos destacables para una oferta exitosa de proyecto IT llave en mano?
-Puedo destacar, específicamente las que corresponden al proveedor. Las resumiría en un conocimiento experto sobre cada etapa del proyecto a desarrollar; experiencia en gran variedad de ambientes industriales o de servicio; alta capacidad de integración en hard y soft; una red de partners muy activa, que esté preparada en la práctica para responder ante requerimientos inmediatos y estructuras internas de compras, logística, planeamiento y contrataciones, específicamente diseñadas y capacitadas para la ejecución de proyectos en la modalidad llave en mano. 

Estos equipos difieren mucho del tradicional grupo de profesionales IT, ya que, además de diseñar y programar, deben estar formados para ejecutar y, sobre todo, para tomar decisiones autónomas.

 

Reciba noticias en su e-mail
Más temas en Facebook
iProfesional en Twitter