29.07
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 11.45 hs
Salarios: los aumentos previstos para ejecutivos y profesionales “pisan los talones” a los del personal sindicalizado
11-05-2012 Aunque los gremios más importantes aún no cerraron paritarias, las empresas ya definieron los ajustes para el personal fuera de convenio. A diferencia de otros años, esta vez las proyecciones son similares para ambos "bandos". Desde Towers Watson revelan cómo son los incrementos, sector por sector
Última actualización: 11/05/2012 7:05:00 am
Temas:

En un mayo atípico, en el que ocho de los gremios más importantes del país -como la UOM, bancarios, comercio y Luz y Fuerza- aún no llegaron a un acuerdo que establezca el porcentaje de suba salarial para sus afiliados y ponga punto final a la negociación paritaria del 2012, empresas de todos los sectores ya realizaron sus proyecciones y definieron los ajustes que les darán a sus ejecutivos y profesionales.

Sin embargo, a diferencia de lo que sucedía en años anteriores, al armar los presupuestos esta vez las compañías establecieron casi el mismo incremento para el personal fuera y dentro de convenios colectivos de trabajo.

Así lo aseguró Marcela Angeli, directora División Gestión de Talentos y Compensaciones de la firma Towers Watson, quien a su vez remarcó que en 2012 las estimaciones están "muy atomizadas", es decir, no muestran grandes diferencias en las distintas industrias.

En el marco de la 5ta Conferencia de Salarios y Beneficios realizada por FOCO, la experta en remuneraciones hizo hincapié en que "hoy todos los sectores están proyectando incrementos que van del 23 al 25%, siendo el automotriz, consumo masivo, las aseguradoras y firmas de servicios los que serán un poco más competitivos, aunque solo por un punto."

En tanto, la rama de actividad que proyecta un incremento menos agresivo es la de la alta tecnología.

Según explicó Angeli, este menor porcentaje se debe a que dentro del grupo están todas agrupadas -software factory, empresas de hardware, telecomunicaciones- y no sólo las compañías de tecnología que tienen personal sindicalizado.

Tal como muestra la infografía a continuación, solo los empresarios de consumo masivo y alta tecnología están pensando en otorgar un punto o dos más para los trabajadores sindicalizados. El resto, en cambio, armó proyecciones que van en la misma línea para ambas poblaciones.

Impacto en la superposición de los sueldos
Si bien la mayor parte de las negociaciones paritarias aún no está cerrada, la buena noticia- anticipó Angeli- es que, de cumplirse las proyecciones, este año el solapamiento salarial será menor.

En la última encuesta realizada por Mercer y la Asociación de Recursos Humanos de la Argentina (ADRHA), en la que participaron 107 empresas líderes del mercado de diversas industrias, el 80% de las organizaciones manifestó sufrir solapamiento salarial. Es decir, situaciones en la que uno o más puestos de un cierto grado de responsabilidad son remunerados igual o por debajo de otro u otros de menor nivel.

En el relevamiento, el 57% de las compañías respondió que el achatamiento de la pirámide de sueldos disminuyó la motivación de los empleados; el 48% señaló que empeoró el clima laboral y el 15% afirmó que aumentó la sindicalización entre el personal fuera de convenio.

Contexto post YPF
Tras el anuncio oficial de la expropiación de YPF y la posterior sanción de la ley, un clima de cautela y preocupación se instaló en el mundo corporativo y muchas empresas optaron por apretar el botón de "pausa", volviéndose más conservadoras a la hora de tener que tomar decisiones.

Anoticiados de este escenario, desde Towers Watson salieron a consultarles a las compañías si efectivamente iban van a utilizar el 23 o 25% de aumento salarial proyectado para este año.

Según detalló Angeli en la conferencia de FOCO, el 44% de las organizaciones contestó que "pase lo que pase" van a aplicar el incremento ya presupuestado.

"Es un dato importante, sobre todo en el actual contexto. Lo tienen aprobado por sus casas matrices y lo van a usar", resaltó la consultora.

En tanto, el 66% manifestó que, tras realizar el primer movimiento durante el primer cuatrimestre, la utilización o no del remanente dependerá de varios factores. Entre ellos:

- El número que se cierre con el sindicato
- Los resultados de la compañía
- La evolución de los incrementos salariales en el resto del las firmas del mercado

Hasta el momento, las empresas ya otorgaron subas que van desde un 15 a un 18%. Tal como puede visualizarse en la infografía a continuación, los sectores más agresivos fueron el agropecuario (que ya dio un 20%), consumo masivo (18%) y farmacéutico (18 por ciento).

Pisan fuerte los aumentos "mixtos"
A la hora de definir la modalidad de otorgamiento, en el primer cuatrimestre el 65% de las empresas optó por incrementos "mixtos", es decir que:

- Garantizó un mínimo a toda la población fuera de convenio (de alrededor del 12 por ciento)

- Se guardó un resto para darlo en forma selectiva e individual. Y al decidir un adicional, analizó a cada uno de sus empleados respecto a su posicionamiento en el mercado y al resultado de su evaluación de desempeño.

Al respecto, la especialista de Towers Watson hizo hincapié en una diferencia: "Dentro del 65% de compañías que dio un ajuste mixto, hay gente que obtuvo un 12%, que es lo mínimo que se le dio a toda la población fuera de convenio, y otra que pudo haber recibido un 24 por ciento."

A su vez, Angeli observó que en el caso de "las empresas que utilizaron una sola recomposición general, la cifra fue de un 15 por ciento".

Y detalló: "Las que solo recurrieron a incrementos selectivos e individuales, es decir, en los que el personal fuera de convenio puede haberse quedado sin recibir las mejoras, pertenecen el sector de alta tecnología y del rubro agropecuario."

Consultadas por Towers Watson acerca de los criterios por los cuales están dando los aumentos salariales, las organizaciones señalaron que es una combinación de inflación, mérito y posicionamiento/criticidad del profesional o ejecutivo dentro el mercado.

Las subas, en "cuotas"
Por estos días, la mayoría de las compañías está pensando en dar dos incrementos durante el 2012.

Así, mientras el primero ya fue otorgado -marzo y abril se posicionaron como los meses más fuertes- el segundo lo guardarán para el último trimestre del año.

Y si bien hay muchas empresas del agro, alta tecnología y del sector farmacéutico que hablan de dar un solo ajuste, existen multinacionales -del sector automotriz, por ejemplo- que prevén realizar tres movimientos salariales a lo largo del año. (Ver infografía).

La opción del pago variable
En el marco del evento de FOCO, Florencia Deverill, directora de Talento y Compensaciones de la consultora Aon Hewitt, resaltó que "muchas veces, ante la dificultad de cubrir todos los incrementos salariales, las empresas recurren al pago variable."

En la actualidad, según datos presentados por la firma de consultoría, nueve de cada diez organizaciones (88,8%) cuenta con al menos un tipo de plan de compensación variable, siendo los bonos y los incentivos de negocios los más comunes.

De hecho, el 92% de las empresas encuestadas por Aon Hewitt tiene definida una política de bono para su personal fuera de convenio.

Y si bien es usual que las compañías hagan efectiva la retribución durante los meses de marzo y abril, este año, a diferencia de otros, se dieron casos de multinacionales que adelantaron el pago de entre el 50 y el 75% del bono debido a las restricciones cambiarias, tomando como parámetro los resultados parciales de enero.

@iProfesional en Twitter