23.09.2014 Buenos Aires, Argentina.
Finanzas
Lunes 02 de Noviembre de 2014 08:54:00
Contado con liqui: recomiendan estirar la operación hasta diez días para evitar problemas
02-11-2012 Por este mecanismo, las empresas pueden girar divisas al exteror en forma legal, mediante la compra y venta de títulos que coticen localmente y en el exterior. Según la reglamentación del Banco Central, deben transcurrir al menos 72 horas entre la compra y venta
Reciba noticias en su e-mail
Temas:

Son tiempos de cepo cambiario, pero las empresas, sobre todo las multinacionales, deben seguir pagando sus cuentas en dólares. Así que las que no logran la autorización -o no soportan la demora- del Banco Central (BCRA) para girar las divisas, utilizan la operación de contado con liquidación para enviar sus pagos al exterior o ingresar capitales.

Además del mayor costo, ya que la brecha con el tipo de cambio oficial es del 40%, las empresas tienen que tener además otro recaudo: sus asesores legales les recomiendan tomarse por lo menos siete días para realizar una operación que toma 72 horas para no levantar las sospechas sobre el fin de la operación en el gobierno.

Así lo afirmaron asesores bursátiles y abogados consultados por El Cronista. La operación consiste en comprar un bono o acción que cotiza en el exterior, conservarlo en cartera el tiempo considerado prudente, y venderlo en la plaza extranjera contra un tipo de cambio que hoy ronda los 6,72 pesos.

"“Los abogados recomiendan que la operación de contado con liquidación se haga en 10 días para que haya demostración de que estás operando en bolsa y no es una simulación”", afirmó un asesor bursátil que pidió reserva de su identidad por la sensibilidad del tema. “Cuando quieren mandar dividendos o pagar un gasto del exterior, el BCRA no les da la plata y no tienen más chance que mandar con contado con liquidación”.

"Hoy la norma indica que la empresa debe mantener los títulos por un plazo mínimo de 72 horas. “Es común hacer algo a siete días. Cuanto más tengas el título en tu activo, más construís que se trata de una operación genuina. Estando cada vez más alejado de ese plazo tenés más cobertura. Es subjetivo la cantidad de días”", explicó el abogado del área de Securities e Inversiones de uno de los principales estudios del país.

El cliente debe decidir si quiere correr más riesgo legal o de mercado, porque cuanto mayor es el plazo de la operación, más queda sujeta a la volatilidad del valor de los bonos.

Las empresas más afectadas son las multinacionales y las importadoras. Las primeras porque la autoridad monetaria sospecha que el giro por el que se pide autorización está sobrevaluado y las segundas por la balanza negativa. “Pensarán que la compañía relacionada no las va a ejecutar”, dijo el abogado del área de Mercado de Capitales de otro estudio importante.

Por normativa del BCRA, las empresas antes de realizar una transferencia por un servicio prestado por un no residente deben presentar la documentación que avale que la operación es genuina. Este trámite que antes del cepo cambiario podía tomar dos días en un banco ahora puede demorarse en la entidad monetaria sin tiempo definido.

"“Vemos clientes que tienen problemas de acceso a las divisas para pagar deudas con el exterior para algunos conceptos, que no necesariamente son pagos de dividendos o de deuda financiera. El proceso de aprobación, sobre todo cuando es con compañías vinculadas, se hace lento"”, agregó.

"Las normas del BCRA no especifican hasta qué punto la entidad puede solicitar información. “Son procesos que están sometidos a una revisión que no los hace automáticos. Antes se presentaba la nota al banco comercial, que chequeaba la documentación y a los dos días se aprobaba. Hoy el proceso está más lento: toma semanas o hay empresas que todavía no recibieron la aprobación. Ahí es donde empiezan a consultar”", explicó.

El contado con liqui es una alternativa para concretar los pagos que el BCRA no autoriza. Pero el fantasma que ronda en todos los casos es el fallo, que aún no está firme, contra el Banco Francés de principios de este año, por haber realizado en 2005 operaciones de contado con liquidación en forma simultánea (cuando todavía no estaba vigente la norma que obligaba a mantener los títulos 72 horas).

"El contado con liqui también se utiliza para ingresar capitales, porque el rendimiento de los pesos es mucho mayor que traerlo por el canal oficial. Se trata de “gente que hace aportes y préstamos, y no quiere quedar sujetos al encaje del 30%”", dijo el abogado de Securities e Inversiones.

Vea la nota de iProfesional.com: "Crece el uso del conta con liqui "inverso" para ingresar dólares a la Argentina a un tipo de cambio mayor al oficial".

"Al no registrar los boletos de ingreso, “las empresas prefieren asumir el riesgo porque quieren tener mayores pesos para financiar necesidades de capital de trabajo para Argentina”", agregó.

Para el pago de dividendos, las empresas se ven disuadidas de utilizar este mecanismo por la brecha cambiaria. “Han preguntado alternativas, pero las han descartado por la pérdida del tipo de cambio”, relató.

"Pero los que se llevan los dividendos con contado con liquidación son los accionistas, que reciben los pesos que se distribuyen localmente. “La recomendación es que la operación sea lo más parecida a lo real posible. Si podés un mes, seis meses, mejor. Cada uno decide cuánto. Está asumiendo un riesgo de mercado, pero baja el riesgo que alguien le diga que la única razón para la operación es sacar plata. El gobierno puede cerrar la puerta"”, explicó el abogado de un estudio tradicional del país.

Además de mantener los títulos en el activo por más de tres días, otros elementos para evitar el riesgo reputacional es completar y conservar los boletos de transferencia que acreditan la operación. Y no dejar elementos de prueba de que la operación de venta del título está prepactada.

 

Reciba noticias en su e-mail
Más temas en Facebook
iProfesional en Twitter