31.07
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 18.37 hs
Cristina Kirchner envía al Congreso una batería de seis proyectos que apuntan a "democratizar" a la Justicia
08-04-2013 Las iniciativas se refieren a la reforma del Consejo de la Magistratura, al ingreso democrático al Poder Judicial, publicidad de los actos judiciales, creación de tres nuevas Cámaras de Casación, acceso a las declaraciones juradas de funcionarios y regulación de las cautelares contra el Estado
Última actualización: 08/04/2013 8:04:00 pm
Temas:

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó este lunes un acto en el Museo del Bicentenario, donde presentó una batería de seis propuestas que deberán ser debatidas por el Congreso para reformar el Poder Judicial.

Según resumió la jefa de Estado, la idea es "democratizar" la Justicia y hacerla más "ágil y moderna".

"La situación del Poder Judicial en la Argentina es producto de una larga y por momentos dolorosa y mala historia de las instituciones y de la democracia", sostuvo.

En este sentido, indicó que la Justicia "requería una puesta a punto y una apuesta a la modernización de una Argentina del Siglo XXI, que exige una democratización para dar mayor legitimidad a uno de los tres poderes esenciales del Estado, diría el más importante, porque es la última instancia en donde se revisan todos los actos".

De todos modos, la mandataria indicó que "la democratización no implica que ningún magistrado o funcionario deba sentir que estamos tratando de antidemocrático al sistema".

"Esto forma parte de un proceso que se inició hace una década, sin despreciar los esfuerzos y construcciones que se han venido realizando desde que se recuperó la democracia", comentó Cristina Kirchner, e hizo hincapié en "la labor desplegada por Néstor Carlos Kirchner en cuanto a darle legitimidad al Poder Ejecutivo y a la certeza ciudadana, más allá de que acompañen al Gobierno o no".

Puntualmente, la jefa de Estado destacó que gracias a este Gobierno "no hay ninguno de los 40 millones de argentinos que dude que las decisiones que toma el Poder Ejecutivo se toman en la Casa Rosada por quien está sentado en el sillón de Presidente".

Respecto de los proyectos para democratizar la Justicia, la mandataria aclaró que "una parte de las leyes ingresará por el Senado y otra por Diputados para que no se amontonen y así hacer más ágil la tramitación de las mismas".

Además, indicó que las iniciativas se resumen en seis puntos fundamentales:

1. Ley de Reforma del Consejo de la Magistratura

2. Ley de ingreso democrático al Poder Judicial, Ministerio Público Fiscal y Defensa

3. Ley de publicidad de actos judiciales

4. Ley de creación de tres nuevas Cámaras de Casación, para alivianar la cantidad de causas que llegan a la Corte Suprema

5. Ley de publicidad y acceso directo a declaraciones juradas de funcionarios de los tres poderes del Estado

6. Ley de regulación de medidas cautelares contra el Estado y sus entes descentralizados

"Respecto de esta última cuestión la medida cautelar ha dado casi en broma casi en serio a un nuevo derecho que es el derecho cautelar. A través de estas medidas se interrumpe la aplicación de leyes y decretos definidos por autoridades legítimas, por tiempo indefinido, y el Estado no se entera de las medidas", se quejó la Presidenta.

En este caso, hizo mención a que hace tres años que se aprobó por amplia mayoría la Ley de Medios y, sin embargo, "para algunos aún no se aplica".

"Es importante lograr mucho consenso pero la Constitución indica que las leyes se sancionan con determinada cantidad de votos y, por más que fuera por un voto, una vez que se aprueba es ley y debe ser cumplida", ironizó, haciendo referencia sin mencionarlo al voto "no positivo" del ex vicepresidente Julio Cobos, que hizo caer la ley de retenciones móviles que quería aprobar el Gobierno.

E indicó que "hay juzgados en los cuales hay radicadas miles de medidas cautelares que han implicado pérdidas para el Estado" y que "fundamentalmente han sido un gran negocio para muchísimos estudios jurídicos".

La jefa de Estado agregó que "cada vez que al Estado argentino le ha ido mal, finalmente le ha ido mucho peor a las grandes mayorías".

En esta línea, también subrayó la importancia de un Estado "transparente" debido a la existencia de "aquellos sectores" que ejercen "lobby o presión" sobre el "resto de poderes".

Adicionalmente, la Presidenta destacó la importancia de la actualización y unificación de los Códigos Civil y Comercial, la reforma del Código Procesal y el avance en la creación de un Digesto Jurídico.

La mandataria había anticipado los proyectos para reformar el Poder Judicial el pasado 1 de marzo ante la Asamblea Legislativa y los iba a oficializar el miércoles. Pero ese acto debió ser suspendido la semana pasada a raíz de las inundaciones que tuvieron lugar en La Plata y en la Capital Federal.

El detalle de las iniciativas, punto por punto
Para explicar el detalle de las iniciativas presentadas, el Gobierno recurrió a un video que fue transmitido previo al discurso de la Presidenta:

1) Ley de reforma del Consejo de la Magistratura

Respecto de la elección de los miembros del Consejo de la Magistratura, Cristina consideró que "no es politización de la Justicia o partidización".

"Si uno forma parte de un organismo que conduce y dirige políticamente un poder (del Estado), debe estar sometido a las reglas del sistema político", resumió.

Puntualmente, explicó que el proyecto que enviará al Congreso incluye una reforma que contempla un aumento de 13 a 19 de integrantes, que serán elegidos junto a las primarias (PASO) para que "el pueblo, a través del sufragio universal, sea el que elija a todos los estamentos de jueces, abogados y académicos".

"La elección será a través de las PASO y se respetará el cargo a todos los que están actualmente", anticipó la jefa de Estado.

En ese sentido, la Presidenta afirmó que "se convocarán a elecciones para todos los estamentos de jueces, abogados, académicos y científicos, dado que los restantes integrantes son legisladores que ya están legitimados por el voto popular".

2) Ley de Ingreso Democrático a la Justicia

Cristina Kirchner explicó respecto de este punto que se realizarán "sorteos por Lotería Nacional" entre quienes aprueben "por mérito" los requisitos de ingreso para ser empleado judicial.

Además, la jefa de Estado anunció que se plantea retirar la potestad a "los jueces federales de designar a sus secretarios letrados" porque "creemos que los secretarios no pueden ser propiedad de un juez sino del Poder Judicial de la nación".

Al hacer este anuncio, reconoció que esta última medida "será un golpe fuerte a los jueces federales" ya que no podrán designar a "sus secretarios de confianza".

Por otra parte, comunicó que el proyecto de reforma judicial contempla que "los jueces subrogantes", a quienes cuestionó porque en muchos casos "toman decisiones sobre medidas cautelares y después se declaran incompetentes", serán designados en adelante por "el Consejo de la Magistratura".

3) Ley de Publicidad de los actos del Poder Judicial

"La Corte (Suprema) y las Cámaras tendrán obligación de publicar las sentencias y las acordadas, en el marco de la reforma para la Democratización de la Justicia", sentenció la mandataria.

"Hay una publicidad de los actos del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo que debe trasladarse al Poder Judicial", agregó.

4) Ley de Creación de tres nuevas Cámaras de Casación

Respecto de este punto, la Presidenta explicó que las tres nuevas Cámaras de Casación serán:

  • Contenciosa Administrativa Federal
  • Nacional y Federal del Trabajo y la Seguridad Social
  • Federal y Nacional en lo Civil y Comercial

La idea, explicó, es "aliviar el trabajo de la Corte Suprema y unificar la jurisprudencia".

5) Ley de Publicidad y Acceso Directo a Declaraciones Juradas de los funcionarios de los tres poderes del Estado

Las declaraciones juradas de los miembros del Poder Judicial "serán de carácter público" y "podrán ser consultadas por Internet", resumió Cristina Kirchner y destacó que ese sistema es el que rige actualmente para "todos los funcionarios del Gobierno nacional".

La mandataria sostuvo que "las declaraciones juradas serán de libre accesibilidad" y confirmó que no habrá ninguna Comisión de Ética sino "que cada uno publique su declaración jurada lo más sencillo posible".

6) Regulación de Medidas Cautelares contra el Estado Nacional y sus Entes Descentralizados

Con relación a las medidas cautelares, Cristina Kirchner estimó que se trata de "preservar el derecho del Estado a defenderse" y "ser oído" ante planteos de intereses económicos privados.

Tras denunciar "una formidable distorsión" en la aplicación de medidas cautelares, rechazó que en el sector público éstas se presenten en "el proceso contencioso administrativo" -algo que sí aplica para el sector privado- y anunció que la norma regulatoria que enviará al Congreso plantea que sean aplicables para el Estado "sólo en los supuestos en que se ponga en juego la vida, la salud o el carácter alimentario de una persona".

Además, aclaró que no podrá "superar los 6 meses para dictado de la medida de fondo".

"En la ley regulatoria de medidas cautelares la regla general es buscar proteger el interés público", señaló y advirtió: "Tienen que demostrar que el perjuicio no es reparable".

Concurso previo y exclusión de quienes participaron de la dictadura
Entre los cambios anunciados, Cristina destacó el "concurso previo" para ocupar una "vacante en un juzgado o Cámara".

Según indicó, este cambio servirá para "garantizar a fondo el principio de derecho natural".

Además, señaló como "uno de los impedimentos para concursar" el haber ejercido un "cargo o función pública" durante "la última dictadura cívico militar".

Por otra parte, agregó que la reforma contempla "la igualdad en la valoración de antecedentes" para ingresar al Poder Judicial.

La mandataria señaló que en los concursos "se garantizará la ecuanimidad" porque ahora "si no tenés un amigo o alguien que te haga entrar, no entrás ni disfrazado de mono (sic)".

"La meritocracia no puede darse a partir del lugar que alguien le dio", sostuvo Cristina, quien aclaró que debe poder ingresar "todo aquel que sea abogado con matrícula", en tanto "los miembros y autoridades del Consejo no podrán ser jurados".


Una Justicia "ágil" y "democrática"
Ya cerrando su discurso, Cristina Kirchner afirmó que "no podemos aceptar la violencia, extorsión o presión" y pidió por una Justicia "ágil" y "democrática" que "logre un equilibrio" para "toda la sociedad".

Durante un acto oficial, la Presidenta criticó el bloqueo a una "destilería en medio de una crisis monumental" y afirmó que "es importante que las cuestiones se resuelvan cuando están en juego la seguridad, la seguridad de derechos, el derecho del Estado a preservar y velar para que una sociedad pueda desarrollarse de forma armónica".

"No podemos aceptar la violencia, extorsión o presión, no quiero vivir más en una sociedad de violencia", reclamó.

Y apuntó: "Queremos justicia democrática, ágil" ya que "es necesario que esa justicia logre un equilibrio para toda la sociedad".

La mandataria sostuvo que "pocas veces se ha vivido en esta Argentina en un clima de tanta libertad", al tiempo que aseguró que "necesitamos jueces que estén dispuestos a jugarse por una sociedad democrática de la misma manera que hubo presidentes que se jugaron por vivir en una sociedad más justa, más equitativas".

En este marco, solicitó al Congreso nacional que "el debate sea serio, profundo" respecto del proyecto de reforma judicial.

Asistieron al acto el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti; el ministro de Justicia, Julio Alak; la presidenta del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, y el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, entre otras autoridades.

@iProfesional en Twitter