Negocios

Empresarios argentinos y sus pares chinos negociaron acuerdos por 1.500 millones de dólares

20-07-2014 Se acordaron durante una megarrueda de negocios en Buenos Aires en el marco de la visita oficial del presidente Xi Jinping, quien llegó con  180 ejecutivos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Empresarios argentinos y chinos avanzaron en acuerdos comerciales por u$s1.500 millones durante el Foro Empresarial Argentino-Chino 2014, la ronda de negocios que se realizó en Buenos Aires como parte de las actividades de la visita oficial del presidente del país asiático, Xi Jinping, quien viajó con una comitiva de 180 ejecutivos.

El encuentro -que se llevó a cabo en el hotel Intercontinental- convocó a firmas de los rubros más variados, desde todo tipo de alimenticias hasta constructoras, fabricantes de insumos, maquinarias, textiles, logística y estudios contables y jurídicos, que hasta las primeras horas de esta tarde mantuvieron en un hotel porteño conversaciones de acercamiento, en algunos casos, o pactaron transacciones en otros.

Al final de la jornada, las 25 cartas de intención que se habían negociado los meses previos por u$s250 millones, resultaron 28 acuerdos o preacuerdos por u$s1.500 millones, según señaló Carlos Spadone, presidente de la Cámara Argentino China, organizadora del encuentro junto al Consejo Chino para la Promoción del Comercio Internacional (CCPIT).

Los acuerdos involucran, principalmente, exportaciones de soja, aceite, vino tinto, uvas, carne vacuna y mariscos congelados, glicerina, concentrado de cobre, lana, leche en polvo, además de un convenio para la experiencia piloto de exportación de agua.

La delegación empresarial china estuvo conformada por representantes de empresas e instituciones asociadas al CCPIT, el Ministerio de Comercio de China (MOFCOM), la Cámara de Comercio China para la Importación y Exportación de Alimentos, Productos Nativos y Animales (CFNA) y también participaron grandes corporaciones de los sectores de petróleo, minerales, trenes, químicos y bancos.

"Además de los acuerdos alcanzados, las empresas chinas tienen la autorización del gobierno de Pekín de invertir en el país mil millones de dólares", indicó el empresario, quien destacó el excelente clima y el entusiasmo que primó durante la jornada.

Por la contraparte argentina, participaron casi 400 empresarios, entre los que se destacaron ejecutivos de grandes firmas como Tenaris, Nidera, Bunge, Dreyfuss y Sancor, y más de 20 estudios jurídicos y contables, que ofrecieron su asesoramiento para facilitar las complejidades legales y fiscales de las transacciones comerciales.

El gerente de Relaciones Internacionales de Sancor, Daniel Cors, explicó que hacer negocios con China "parece más fácil para las grandes empresas pero no es así", ya que es un mercado complejo por las distancias y las diferencias culturales, aunque ponderó "la apertura comercial" del país y su escala "60 veces más grande que cualquier otro mercado".

La empresa láctea, que vende mil toneladas anuales de leche infantil por 300 millones de dólares, busca expandirse desde la oficina que abrió hace un año en el país asiático con la exportación de 30.000 toneladas a siete mercados de la región, entre ellos, India y Rusia.

El responsable de la distribuidora Manantial, representante de Sancor en China, Zhou Peng, resaltó la importancia de los convenios que se concretaron durante la rueda, ya que involucran a grandes empresas chinas.

Precisó que en China existen 100 grupos empresariales muy grandes y sus gerentes tienen rango de ministros y, marcó, por otra parte, las grandes diferencias culturales entre los dos países.

"Para el empresario chino el tiempo es dinero, por lo que no le agrada la modalidad de los argentinos de conversar al mismo tiempo con varios interlocutores. Tenemos que conocernos más y para eso son estas rondas de negocios", sostuvo.

En cuanto al interés de China de invertir y abastecerse en Argentina, Zhou resaltó que el país "tiene una imagen más sana, más limpia como productor agrícola y de alimentos", pero también destacó que "el comercio chino siempre sigue las afinidades políticas" y a ello adjudicó la profundización del intercambio y el interés empresarial en los últimos diez años.

Por otra parte, Spadone valoró la importancia de los acuerdos suscriptos ayer entre los gobiernos, como el de la construcción de las dos represas en Santa Cruz, que "dará miles de puestos de trabajo y permitirá ahorrar 700 millones de dólares en importación de energía", según evaluó.

También mencionó el convenio con la provincia de Entre Ríos para implementar sistemas de riego en dos millones de hectáreas, "tierras que se utilizarán para sembrar arroz que China va a comprar".

"El mercado chino tiene que ser cada vez más atractivo para Argentina. En China hay 360 millones de personas que tienen patrimonios de un millón de dólares. Se espera que cada año se incorporen a esta clase social 44 millones de individuos", describió y puso énfasis en que ese mercado demanda todo tipo de alimentos y cada vez con mayor valor agregado.

El directivo destacó el trabajo realizado para concretar estos acuerdos y el acercamiento entre empresarios de los dos países de los ministros de Agricultura, Carlos Casamiquela, y de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, así como el impulso que le viene dando el canciller Héctor Timerman al proyecto para construir el puente Buenos Aires-Colonia con capitales chinos, según consignó Télam.

La megarrueda fue inaugurada por Spadone, el presidente de la CCPIT, Jiang Zengwei, y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Carlos Bianco.

Los próximos pasos de negociación organizados por la Cámara Argentina China y la CCPIT serán dos misiones comerciales en la nación asiática, una a concretarse en septiembre y otra en noviembre, que estará liderada por el secretario de Minería, Jorge Mayoral.

En 2013, China fue el segundo destino de las exportaciones argentinas, que superaron los 11.000 millones de dólares. Entre 2003 y 2013 las ventas argentinas a ese país aumentaron 133 por ciento, según datos de la Cancillería.

El stock de la inversión extranjera directa de China en el país aumentó a un promedio del 55 por ciento anual desde 2008, en sectores diversos, entre los que se destacan el de petróleo y gas y el automotriz y de autopartes.

 

SECCIÓN Negocios