Actualidad
Jueves 27 de Agosto de 2015 11:28:00

El "tucumanazo" impulsó una alianza opositora postelectoral

27-08-2015 Macri, Massa y Stolbizer se mostraron unidos para repudiar las irregularidades y represión en los comicios de Tucumán y pedir "transparencia" y cambios en el sistema de votación en las presidenciales. Además, coquetearon con un acuerdo ante un posible balotaje

Reciba noticias en su e-mail

Las polémicas elecciones a gobernador en la provincia de Tucumán que concluyeron con denuncias de fraude, quema de urnas y represión a quienes protestaban en la Plaza de la Independencia, aceleraron la conformación de una gran alianza opositora.

Así quedó demostrado el martes con una foto que el kirchnerismo mira atentamente. Los candidatos presidenciales, Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA) y Margarita Stolbizer (Progresistas) se presentaron unidos en una conferencia de prensa en el Sheraton Libertador para repudiar la violencia política que se vivió en la provincia de José Alperovich y para exigirle al gobierno nacional y a su rival, Daniel Scioli, "transparencia" en los comicios de octubre donde se definirá el sucesor de Cristina Kirchner en la Casa Rosada.

"Esto no puede volver a suceder en la próxima elección. Tenemos una profunda preocupación por lo sucedido, esperando que se recorran todas las irregularidades y que el Gobierno tome conciencia de que no es de cualquier manera, uno tiene que ir a elecciones en un contexto de tranquilidad y paz. Esto llegó a un nivel que no puede continuar", pidió el líder del PRO.

Y junto con Massa pidió un cambio en el sistema electoral. Pero quien adelantó lo que se está tramando puertas adentro en la oposición fue Stolbizer. Aseguró que las fuerzas opositoras están "obligadas" a juntarse nuevamente para "resolver" no solo una reforma de cómo se vota sino otros problemas de los argentinos.

Este fin de semana, el diputado macrista Federico Pinedo había convocado al resto de la fuerzas no kirchneristas a armar una agenda común para frenar el poder del FpV en el Congreso y la líder del GEN había aceptado.

En la oposición ya se habla por lo bajo y se insinúa por lo alto el acuerdo que Macri y Massa barajan para después de las elecciones. Es que legalmente ya no es posible armar una coalición antes de los comicios presidenciales y ninguno de los líderes políticos tiene intención de dar un paso al costado.

Algo que quedó en evidencia en la conferencia de prensa del miércoles cuando se generó un gracioso momento de tensión al ser consultados por si la foto de los tres postulantes podría ser leída como un principio de diálogo de cara a octubre.

Tanto Massa como Macri se chicanearon sobre quién será el que respalde al otro en caso de un eventual balotaje.

El primero en tomar el micrófono fue el jefe de gobierno porteño, que aprovechó otra de las consultas vertidas para eludir la incómoda pregunta. "Sabemos que las elecciones en Tucumán estuvieron descontroladas, y pedimos que cambiar el sistema electoral de cara a las elecciones que se avecinan en las próximas semanas", dijo sin contestarle al periodista.

El tigrense, en cambio fue pícaro como buen peronista del conurbano y recogió el guante: "Yo no voy a esquivar el bulto como hizo Mauricio ante la pregunta y aspiro a que él y Margarita me acompañen en una segunda vuelta, pero eso será para una charla más adelante", expresó y provocó un sonoro aplauso de sus seguidores.

Ahí Macri, rápido de reflejos, soltó una réplica que provocó más de una sonrisa en el público: "Es buena la respuesta, porque dicen que en la vida el que aspira, concede; así que es bueno para nosotros", respondió, entre risas.

Más allá lo planteado en la conferencia de prensa, fuentes de todos los espacios coincidieron en señalar que la foto de este miércoles es una puerta abierta hacia la posibilidad de un acuerdo electoral en caso de que alguno de ellos llegue a la segunda vuelta contra el oficialista Daniel Scioli.

Los únicos dos candidatos presidenciales que no participaron fue Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), y Adolfo Rodríguez Saá, de Compromiso Federal, que se encontraba de viaje.

Además de Macri, Massa y Stolbizer, el candidato a gobernador de Tucumán, José Cano y el líder radical Ernesto Sanz -el quinteto que se sentó frente a las cámaras- estuvieron presentes los macristas Marcos Peña, Emilio Monzó, Federico Pinedo, y Patricia Bullrich, los radicales Julio Cobos (más cercano hoy al Frente Renovador) y Mario Negri, Angel Rozas, Laura Montero, Luis Naidenoff y Mario Cimadevilla; el senador de GEN y candidato a gobernador bonaerense, Jaime Linares; los socialistas Hermes Binner y Alicia Ciciliani; entre otros.

Más tarde llegaron los massistas, Felipe Solá y Graciela Camaño, que por un mal entendido habían ido al Sheraton de Retiro en vez de ir al que está en avenida Córdoba y Maipú , donde fue convocada la conferencia.

Reciba noticias en su e-mail