31.07
Buenos Aires, Argentina.
Última actualización 16.35 hs
Red Bull replantea su estrategia para el mercado local
05-01-2006 Luego que la Justicia obligara a bajar la concentración de cafeína en los energizantes, Red Bull sigue adelante con su medida cautelar y planifica una nueva estrategia
Última actualización: 05/01/2006 11:01:00 am
Temas:

Una medida controvertida
En ese sentido, en estos días, Nicolás Posse, el gerente general de la empresa en el país, está manteniendo reuniones en las oficinas de la casa matriz de Red Bull en Austria. El objetivo de las charlas: redefinir los planes de la compañía en la Argentina.

A raíz de una disposición promulgada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), el 28 de diciembre pasado, la compañía está obligada a reducir el contenido de cafeína de 35 a 20 miligramos por cada cien mililitros.

"La disposición de la Justicia es absolutamente discriminatoria. En este caso, la ANMAT usó un tecnicismo para dejar sin efecto la medida cautelar que habíamos interpuesto. Por esa razón vamos a volver a apelar el fallo porque, de lo contrario, tendríamos que vender un producto completamente diferente", dijo Posse, quien aseguró que la empresa que él preside no dejará el país.

Nuevas medidas
"Creo que fuimos claros cuando dijimos que íbamos a trabajar en esto para solucionarlo. Cuando regrese a la Argentina tendré novedades sobre los pasos que seguiremos de ahora en más", enfatizó el ejecutivo durante una comunicación telefónica que mantuvo con Infobae desde Italia.

"Además, no hay pruebas científicas que demuestren que ese contenido de cafeína sea perjudicial para la salud de quien consume la bebida", agregó el ejecutivo.

Pero a pesar de que la medida judicial afecta a todas las empresas que producen energizantes en el mercado argentino, sólo la firma austríaca, que había presentado en su defensa una medida cautelar que finalmente quedó sin efecto, se ve perjudicada debido a que es la única empresa que importa sus productos. Sus competidores, en cambio, tienen producción local o regional.

Competencia
En tanto, las demás firmas, que entienden que la medida judicial entró en un estado irreversible, se preparan para modificar las fórmulas de sus productos a fin de seguir expendiéndolos en el mercado local y en Uruguay, que junto con la Argentina restringe el contenido de cafeína a 20 miligramos por cada cien mililitros.

Así, Blue Demon, Rocket Fuel, Black Fire, Red Bull, Speed Unlimited, Hot Power, Full Power y X4, entre otras marcas, también sufren las consecuencias de los cambios exigidos en la producción.

Nueva fórmula
"Ninguno de los integrantes de la cámara comparte la medida. Pero entendemos que la ANMAT quiere presevar a la población del mal uso, algo que se soluciona con instrucción y difusión", opinó Walter Santángelo, presidente de la Cámara Argentina de Bebidas Energizantes y gerente general de Speed.

Sin embargo, el ejecutivo no se solidarizó con la situación de Red Bull. "Nos afecta a todos por igual. Además, entiendo que ellos ya están envasando botellitas con 20 miligramos de cafeína para poder venderlas acá", concluyó.

Adhesión total
El 28 de diciembre pasado, la jueza María José Sarmiento convalidó una disposición gubernamental que, desde entonces, obliga a todas las compañías que elaboran bebidas energéticas a reducir la concentración de cafeína.

La resolución afecta, sobre todo, a Red Bull, justamente porque al no producir sus bebidas en el país se ve imposibilitada a trastrocar la fórmula para vender un producto modificado en el mercado local.

La norma, implementada en junio pasado dentro del Código Alimentario argentino por la ANMAT, había sido objetada por Red Bull.

Peligro con alcohol
Entre los argumentos que impone la compañía europea figura que la bebida que ellos distribuyen no presenta inconvenientes cuando se la consume sin mezclarla con alcohol.

En todo caso, dicen en la compañía de origen austríaco, "el problema no es de la bebida sin alcohol sino de la que tiene graduación".

En ese momento, la empresa europea alegó que no le sería rentable modificar la fórmula de su producto, que fabrica en Austria a través de terceros, si se considera que la Argentina apenas representa 0,15% de los 2.500 millones de euros que el grupo facturará este año con la venta de 2.600 millones de latas en 120 países de todo el mundo.

Las otras bebidas energizantes del mercado, de fabricación nacional, acataron la resolución de la ANMAT y así lo hicieron saber mediante una solicitada que fue difundida en medios gráficos de tirada nacional.

@iProfesional en Twitter