Finanzas
Por los bonos de Prat Gay, las reservas del BCRA tocaron su punto más alto de los últimos tres años: u$s39.333 M
18-10-2016 Este lunes ingresaron u$s3.792 millones por la colocación de deuda realizada por la Secretaría de Finanzas en el exterior, el jueves pasado, y las tenencias de divisas tocaron su nivel más elevado desde mayo de 2013                                          
Por Mariano Jaimovich
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las reservas del Banco Central cerraron este lunes con una fuerte suba en u$s39.333 millones, la cifra máxima registrada desde el 7 de mayo de 2013, cuando el organismo monetario informó u$s39.361 millones.

Es decir, en el inicio de la semana las tenencias del BCRA aumentaron u$s3.792 millones respecto al día hábil anterior.

Este fuerte incremento registrado ahora se debe a que se registró el ingreso de aproximadamente u$s3.900 millones por la colocación de deuda del Gobierno Nacional en el exterior.

Cabe recordar que el jueves pasado la Secretaría de Finanzas adjudicó dos bonos en pesos del Tesoro Nacional a un plazo de siete y diez años, que registraron un ingreso récord por un total de $76.387 millones, a una de las tasas más bajas de los últimos tiempos.

Del total de esta cifra, el 65% fue colocada a inversores del extranjero. Y desde allí se debe el ingreso de divisas informado este lunes.

De hecho, otorgó una rentabilidad de 15,5% anual para el papel que vence en octubre de 2026 y que captó $53.620 millones.

Por estos dos títulos públicos el Ministerio de Hacienda recibió ofertas por $90.317 millones.

"No hay en la historia argentina una emisión a 10 años en pesos bajo legislación local", festejaba un funcionario de la Secretaría de Finanzas.

Más allá de la queja de varios economistas por el alto nivel de deuda que está tomando el Gobierno, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, festejó con orgullo dichas colocaciones a través de su cuenta de Twitter: "Pensar que no hace mucho a la Argentina sólo le prestaban Chávez (a tasas usurarias) o la Anses (a tasas ruinosas para nuestros jubilados)".

En los últimos tres años las reservas se ubicaron por debajo de los u$s33.000 millones, en un marco de fuertes restricciones que sufrió el mercado por el cepo cambiario y la consecuente falta de inversiones externas. 

Este lunes el nivel de reservas no fue mayor porque el Banco Central canceló intereses de los títulos públicos Bonar X por u$s242,4 millones, de los cuales u$s162,5 millones correspondieron a pagos efectuados por Caja de Valores a tenedores con custodia en el exterior.

También el BCRA realizó pagos de servicios a Organismos Internacionales por u$s160 millones.

La variación de las divisas frente al dólar (en especial el euro y el oro), los títulos externos y otros instrumentos financieros que forman parte de las reservas arrojaron un monto negativo de u$s10 millones

En el mercado de cambios, el organismo monetario no tuvo participación.

Pesos más atractivos
La primera impresión que resulta difícil de entender de por qué los inversores se ven tan atraídos por colocaciones en pesos y aceptan sólo 15% de ganancia por estas, cuando la inflación de este año se encuentra por encima del 30%.

Las causas de esta decisión se las debe atribuir al dólar, ya que al medir los retornos en esta divisa, el atractivo no sólo lo brinda la tasa sino -principalmente- a si ésta será mayor al alza que esperan para el billete verde.

¿Por qué? Porque si los intereses corren por encima, entonces con lo obtenido (en moneda local) vse podrá comprar más divisas estadounidenses, luego de haber liquidado esos bonos.

En ese sentido, la alta demanda de títulos en pesos deja en evidencia que no están considerando un fuerte salto cambiario como escenario más probable.

Más bien, esperan que la devaluación sea menor al tipo de interés.

De hecho, lo que se está observando es que en las últimas licitaciones el Gobierno no sólo logró atraer a inversores locales sino que también entraron del exterior los "buscadores de oportunidades".

"Proyectan una tasa fija muy superior a la devaluación y, por tanto, descuentan un interés real en dólares varios puntos porcentuales más alto que el ofrecido por las grandes economías desarrolladas", apuntan desde Economía & Regiones.

En igual sentido, el consultor Salvador Di Stefano considera: "El mercado cree que el tipo de cambio correrá por debajo de la tasa ofrecida".

No sería extraño que Prat Gay luego se viera obligado a transformar su orgullo en una postura defensiva y deba explicar por qué eleva el endeudamiento con títulos que, casi con seguridad, deberá pagar otro ministro.

Lo cierto es que cada vez son más los que lo acusan de fomentar el festival de bonos y la "bicicleta financiera".

 

 

SECCIÓN Finanzas