Finanzas

Al BCRA no le preocupa el atraso cambiario y proyecta comprar reservas

19-10-2016 Sturzenegger dijo que el tipo de cambio real se mantuvo estable en los últimos meses, por lo que no le preocupa la apreciación del peso. Sus argumentos
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, afirmó este martes que el tipo de cambio real se mantuvo estable en los últimos meses, por lo que no le preocupa el atraso cambiario.

"Si uno compara al tipo de cambio real post cepo, de la segunda quincena de diciembre, respecto al multilateral de estos momentos la diferencia es de tan sólo un par de puntos, y la apreciación es de 25% respecto año pasado", dijo en conferencia de prensa el titular del BCRA.

Y agregó que "en los últimos meses el tipo de cambio real tuvo una extraordinaria estabilidad, que fue regulado por la variación del tipo de cambio nominal".

Con respecto a Brasil, el presidente del Banco Central piensa que el billete "está más depreciado hoy que a la salida del cepo, ni hablar de la comparativa del año pasado".

Respecto al valor de la divisa estadounidense, para el organismo monetario aclaró que no existe un "objetivo (de la entidad) para alcanzar un precio de dólar", sino que se la intención es que la divisa se vaya acomodando y "proteja a la economía argentina de lo que pasa en el resto del mundo".

Para ello citó que hace pocos meses, cuando Inglaterra salió de la Unión Europea (el denominado Brexit), todas las monedas del mundo, incluido el peso, se depreciaron.

"No se puede predecir si el tipo de cambio va para arriba o para abajo", finalizó.

También mencionó Sturzenegger que el Gobierno obtuvo unos u$s6.000 millones en las últimas dos o tres semanas por las colocaciones de títulos públicos, por lo que "va a estar bastante ofertado el mercado cambiario en los próximos meses".

"El Gobierno necesitará pesos para financiar la economía. Y el BCRA va a tener que decidir si compra o no esos dólares. Con una tasa de interés fija atractiva y dinero endógeno, si la gente no quiere los pesos que andan circulando, nos vuelven y parte de ese caudal se esterilizará con la colocación de Lebacs, pero a la vez se acumularán activos en el Banco Central con la compra de divisas", relató.

En resumen, dada la demanda de dinero, la disyuntiva que "teníamos es si compramos reservas o bajábamos el stock de Lebacs. Desde abril, decidimos usar ese margen para comprar reservas, y adquirimos muchas más de las que habíamos dicho en un principio. El margen de acción era sumar u$s3.000 millones pero compramos al final 10.000 millones de dólares".

También mencionó que swap con China no se piensa cancelar por ahora: "Ellos tienen pesos y nosotros yuanes, ninguno paga nada, no tiene costo esa operación. El día que decidamos pasar yuanes a dólares, ahí si se deberá pagar algo, pero ahora es un ‘seguro gratis' de liquidez".

 

SECCIÓN Finanzas