Tecnología

Un grupo de usuarios demanda a Samsung por el Galaxy Note 7

19-10-2016 La acusación plantea que se les causó ansiedad por su seguridad y repetidos inconvenientes por que se vieron obligados a acudir al servicio técnico
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Un grupo de 38 personas que compraron el teléfono Galaxy Note 7 en Corea del Sur presentará una demanda conjunta contra su fabricante, Samsung Electronics, por los inconvenientes experimentados a raíz de los casos de incendio del terminal.

Cada uno reclama ser compensado con 300.000 wones (u$s267) por la pérdida de servicio debido a los problemas que sufrió este modelo de teléfono y que obligaron a Samsung a dejar de fabricarlo y pedir a los consumidores que no lo usen por seguridad, explicó el despacho de abogados que tramita la demanda.

La demanda, que se presentará ante un tribunal de Seúl el 24 de octubre, plantea que además a los usuarios se les causó ansiedad por su seguridad y repetidos inconvenientes por que se vieron obligados a acudir al servicio técnico varias veces para revisar sus terminales o para cambiarlos.

Dada la jurisprudencia con este tipo de requerimientos relacionados con productos defectuosos en Corea del Sur, todo apunta a que la demanda prosperará.

Medios estadounidenses informaron de otra demanda similar que un grupo de personas que compraron el Note 7 presentó contra el gigante tecnológico surcoreano.

La semana pasada Samsung Electronics anunció que dejaba de fabricar el Galaxy Note 7 debido a los repetidos y peligrosos casos de incendio de los aparatos, y pidió a los consumidores que no los utilizaran más por seguridad.

Samsung Electronics se comprometió a compensar a proveedores de varios países por la retirada del mercado del “smartphone” Galaxy Note 7 tras reiterados casos de ignición de terminales.

La firma surcoreana expresó en un breve comunicado que abonará “una rápida compensación” tras hacer una evaluación de los inventarios de sus empresas asociadas en varios países de todo el mundo.

Samsung no especificó la cantidad de la remuneración a los alrededor de 70 proveedores por las piezas y componentes fabricados o en proceso para el Galaxy Note 7 y que finalmente no se utilizarán.

Las contrapartidas a proveedores de la multinacional podrían alcanzar hasta 300.000 millones de wones (unos u$s266 millones), según una estimación de expertos del sector publicada por la agencia surcoreana Yonhap.

El fiasco del Note 7 podría costar a Samsung pérdidas operativas de unos 6,1 billones de wones (u$s5.384 millones) entre julio de este año y marzo del próximo, según una estimación de la empresa.

SECCIÓN Tecnología