Legales
Cambiemos consiguió dictamen para recortar el mandato de Gils Carbó, quien se aferra a su puesto
19-10-2016 Con acuerdo de varios bloques, el oficialismo avanza para modificar la ley que rige el ministerio Público. La Procuradora advirtió que irá a la Justicia
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Cambiemos consiguió emitir dictamen de comisión a favor del proyecto para modificar la ley que rige el Ministerio Público Fiscal, iniciativa impulsada por el Ejecutivo con la intención de remover a la procuradora Alejandra Gils Carbó. Desde el círculo cercano a la jefa de los fiscales advirtieron que, de aprobarse el proyecto, irán a la Justicia.

La propuesta se debatió en el plenario de la comisión de Justicia, de Legislación Penal y de Presupuesto y Hacienda y planea reducir el mandato del puesto de Procurador General y que la remoción de este se resuelva por la comisión bicameral parlamentaria. 

Ante la oposición de parte del kirchnerismo y los bloques de izquierda, el titular de la comisión Diego Mestre (Cambiemos) aseguró que se le habían practicado "muchas modificaciones" al proyecto original, sobre todo al eliminar la figura de "subprocuradores" que creaba, con el fin de licuar facultades del Procurador General. 

El diputado cordobés aseguró que la remoción del titular contemplaba "que se iniciara por decreto del Poder Ejecutivo" pero esto se eliminó y se dispuso que será "por oficio, a requerimiento de la bicameral de control o por impulso de cualquier interesado".

Otra modificación realizada es la de "extender de cuatro a cinco años con posibilidad de tener una reelección en la medida que obtenga un acuerdo".

El bloque del Frente para la Victoria volvió a protestar por el interés manifestado por el oficialismo de remover a Alejandra Gils Carbó, actual procuradora general, políticamente cuestionada por haber sido nombrada por el anterior gobierno, a la que se la señala afín. 

Tanto María Emilia Soria como Rodolfo Tailhade (FPV-PJ) hablaron de "animosidad" contra Gils Carbó y señalaron que el dictamen propuesto por la mayoría del oficialismo se explicita desde qué momento se empezará a aplicar el plazo al cargo que actualmente ejerce procuradora.

Definirá la Justicia
"Esto va a terminar en un litigio inmenso, el Gobierno va a tener que buscar amparos desde Ushuaia hasta La Quiaca", indicaron desde el entorno de Gils Carbó, quien está decidida a jugar fuerte para que el Gobierno no pueda desplazarla fácilmente de su lugar.

La jefa de los fiscales hizo circular una lista detallada de los puntos que exponen la inconstitucionalidad de la propuesta de Cambiemos. Y denunció que la reforma tiene "animosidad" porque "está dirigida claramente" contra su figura, lo cual "vulnera la autonomía e independencia constitucional y judicial del Ministerio Público".

En ese contexto, Gils Carbó empezó a trazar una estrategia para resistir los futuros embates del macrismo: llegado el momento (si la iniciativa se convierte en ley), desatará un tsunami judicial porque tiene decidido realizar una serie de presentaciones en distintos puntos de la Argentina para litigar en todo el país.

En caso de que el gobierno nacional insista, no dudará en recurrir a la Corte Suprema: allí ya tiene el aval de Elena Highton de Nolasco, quien ya dijo que "la única vía para que la Procuradora deje su cargo es mediante un juicio político".

Si nada de eso funciona, en última instancia acudirá a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), convencida de que tendrá éxito porque el proyecto es "inconstitucional".

Desde el Ministerio Público le enviaron un mensaje desafiante al gobierno nacional: "Cualquiera que entienda un poco de esto debería decirle al oficialismo que va a perder por la vía judicial".


SECCIÓN Legales