Energías Limpias

El Gobierno le saca jugo a las energías renovables: amplió licitación para sumar inversiones por u$s600 M

01-11-2016 El Ejecutivo lanzó la subasta denominada "Ronda 1.5", con la que apunta a construir nuevos parques eólicos y solares. Hay gran interés de los inversores, por lo que se espera una segunda oleada de desembolsos. Sin embargo, expertos piden que se incremente la participación de la industria nacional
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las energías renovables están aportando el caudal de inversiones que tanto necesita el Gobierno

De acuerdo con los resultados de la primera licitación, el Ejecutivo cosechó compromisos de desembolsos por u$s1.800 millones. 

En concreto, se trata de planes que permitirán poner en funcionamiento

-Doce nuevos parques eólicos

-Seis de biogás

-Cinco de Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos (PAH)

-Cuatro de energía solar fotovoltaica

-Dos de biomasa

Estos 29 nuevos proyectos que resultaron adjudicatarios del Programa RenovAr - Ronda 1 permitirán sumar 1.142 MW de potencia. 

Con estas centrales, la energía limpia que se inyectará al Sistema Interconectado aumentará en casi 4.000 GWh/año, lo que representa cerca del 3% del consumo eléctrico nacional.

Como si fuera poco, a raíz de la gran cantidad de ofertas que se presentaron en esta primera ronda, un total de 123, el Ministerio de Energía y Minería invitó a quienes no resultaron ganadores a que se presenten a una segunda licitación. 

La misma lleva el nombre de "Ronda 1.5”. De esta manera, puso en juego otros 600 MW. De ese total, 400 MW corresponden a energía eólica. 

La intención de Juan José Aranguren, el titular de cartera energética, es la de acentuar el perfil federal de los negocios y así lograr, al menos indirectamente, apoyo político por parte de los gobernadores.

Las nuevas zonas que se "vestirán" de energía limpia son:

-Corredor Comahue (Neuquén, Río Negro y La Pampa): 100 MW 

-Patagonia (Santa Cruz y Chubut): 100 MW

-Provincia de Buenos Aires: 100 MW

-Resto de las provincias: 100 MW

En lo que respecta a la energía solar, se incorporaron 200 MW, divididos en las siguientes áreas: 

-Corredor Noroeste (Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero): 100 MW

-Resto del país (principalmente Cuyo): 100 MW

Detalles de la licitación
El anuncio oficial se hizo el viernes, pero el marco legal fue publicado este lunes en el Boletín Oficial, bajo la resolución 252 - E/2016

Los jugadores tendrán que participar en base a los límites de costos que planteó el Poder Ejecutivo, vinculado con el Precio Máximo de Adjudicación (precio de corte).

Este es el valor promedio de la energía que resultó de las ofertas adjudicadas hasta el momento: 

-u$s59,75 por MWh para emprendimientos solares

-u$s59,39 en el caso de la generada por los parques eólicos.

La venta del pliego a empresas interesadas ya está habilitada en las oficinas de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico (Cammesa).

El pliego para ofertar cuesta $150.000 y se puede pagar en efectivo o cheque.

De acuerdo con el cronograma del Ministerio, la presentación de propuestas técnicas y económicas (Sobres A y B) se realizará el 11 de noviembre. 

En total, estarán en competencia 54 propuestas de parques solares (por 2.413MW) y 37 de energía eólica (por otros 2.760 MW).

Los jugadores
Los proyectos de energía eólica con mayores chances de ganar en segunda vuelta son:

-"Vientos Los Hércules" (Santa Cruz)

-"Del Bicentenario" (Santa Cruz)

-"Energética I" (Buenos Aires)

-"La Banderita" (La Pampa) 

-"Carmen Patagones" (Buenos Aires) 

-"La Castellana" (Buenos Aires)

-"La Deseada" (Santa Cruz) 

-"Manantiales Behr II" (Chubut) 

-"Arauco II" (La Rioja) 

En energía solar son los siguientes: 

-"La Cumbre" (San Luis)

-"Iglesia – Guañizuli" ( San Juan) 

-"Rincón del Salar 1" (Salta) 

-"Rincón del Salar 3 y 4" (Salta) 

-"Cafayate" (Salta) 

-"Fiambalá" (Catamarca) 

-"Tinogasta" (Catamarca) 

-"Saujil" (Catamarca) 

-"Cañada Honda 4" (San Juan)

-"Andalgalá" (Catamarca) 

-"Belén" (Catamarca) 

Estas son las ofertas que, por distintos motivos –principalmente por el factor precio– no se ubicaron en el podio de las más atractivas en la primera instancia.

En caso de ganar la licitación y una vez que consigan el contrato de compra de energía (PPA) tendrán 900 días corridos para ejecutar las obras de construcción.

Así, estarían listas en el marco de las elecciones presidenciales de 2019.

China, el big player
Los capitales asiáticos fueron los que empujaron a los desarrolladores nacionales a ganar en la subasta.

Así lo analiza Ricardo Molina, titular de Consultores Energéticos Asociados, en un informe al que tuvo acceso iProfesional.

"El 40% de la potencia adjudicada corresponde a proyectos con tecnología y financiación de China", sostiene.

Señala que en estas iniciativas el componente de insumos y productos elaborados en el país "es inferior al 10%".

Se debe a que para ofrecer el financiamiento, los bancos obligan a comprar la tecnología en su país de origen.

Por eso, se dio el mismo proceso en todas las tecnologías verdes, con excepción de biomasa, que logró un 60 por ciento de integración con industria local.

Así y todo, desde el Ministerio de Energía y Minería informaron que en promedio, los 29 proyectos correspondientes a las cinco tecnologías registran un 13,5% de Componente Nacional Declarado.

En suma, representa compras por 3.600 millones de pesos a proveedores argentinos en equipamiento electromecánico.

Los próximos desafíos
Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) destaca los resultados obtenidos en el primer gran juego.

"Es claramente un éxito en términos de convocatoria y precios en un período corto de tiempo", indica sobre las ofertas recibidas.

Pero, de cara a la compulsa del próximo año, que sería impulsada entre marzo y abril según el propio Aranguren, Álvarez pidió reforzar algunos aspectos.

"Más participación local, diversificar regionalmente y crear condiciones atractivas para las bioenergías como se logró para la eólica y solar", plantea el ejecutivo.

En línea con este objetivo y puntualmente pensando en potenciar el biogás, Leonardo Genero, project manager de Green Globe Energy, solicita una reforma estructural.

El experto insta a diversificar precios según aprovechamiento de la materia prima. 

Hace referencia así a las plantas que utilizan rellenos sanitarios, efluentes agroindustriales, de estiércoles y tratamientos cloacales, entre otras.

"Cada proceso tiene una capacidad de generación que depende justamente de la tecnología que se aplica", explica. 

Y agrega que implica "costos operativos e inversiones iniciales que deben ser tomadas en cuenta a la hora de diseñar este mercado".

Financiamiento, la clave 
La industria de las energías renovables está conformada por "capitales intensivos", dado que el grueso de la inversión corresponde a bienes de capital.

El costo del dinero que prestan los bancos y de la tecnología a utilizar, significan la mayor parte de la inversión

Es que, por aprovechar recursos naturales, no requieren la compra de combustibles, a diferencia de lo que ocurre con las centrales térmicas a base de gas natural o fueloil.

Por eso, todos los players que están mirando con atención la subasta  1.5, buscan por todos los medios mejorar las condiciones con los organismos de crédito.

Un esquema que están afinando es el de Project Finance.

¿De qué se trata este esquema? Por lo pronto, es un mecanismo en el que el repago de la deuda proviene del flujo de fondos generados por la operación del propio proyecto, en este caso, la venta energética.

Ya lo conocen las compañías petroleras y ahora las de energías renovables están haciendo sus primeras experiencias en el país.

Florencia Ortiz, socia del estudio Ortiz & Asociados, abogada especialista en la materia explica que es una forma "compleja de estructurar" pero que "al financiador le resulta atractivo porque, por un lado, puede aislar los riesgos, teniendo el control del proyecto".

Así, el banco se asegura que los fondos sean utilizados solamente para los gastos relacionados con el emprendimiento y no para otros negocios.

"Además, permite que el endeudamiento sea off balance sheet", agrega Ortiz, en referencia a que el mismo no figura en sus balances y no limita la solicitud de préstamos en el futuro.

Apuesta al desarrollo local
Días atrás, el Ministerio de la Producción convocó a una reunión a entidades financieras y ganadores de la compulsa para presentarles la "Línea de Financiamiento para el Desarrollo de la Industria Nacional de Energías Renovables".

Participaron empresarios de las renovables, en compañía de ejecutivos del Banco Nación, BICE, Macro, HSBC, Patagonia, Santander, Galicia y el Supervielle.

Los funcionarios de la cartera que dirige Francisco Cabrera precisaron los alcances de la línea de crédito por 200 millones de dólares.

La misma apunta exclusivamente a la adquisición de partes y componentes de equipos de origen nacional y permite solventar hasta un 25 por ciento de la obra civil.

Lo interesante es que lo hace a condiciones convenientes.

Según el convenio, el período de cancelación del préstamo es de 7 años, con un plazo de gracia de 12 meses.

Garantías, de peso internacional
Según el Ministerio de Energía, del total de proyectos adjudicados, 15 solicitaron la garantía del Banco Mundial a plazos que van desde 8 a 20 años.

En conjunto, suman 295 millones de dólares garantizados, lo que representa aproximadamente un 60% del cupo puesto a disposición en la Ronda 1.

Este fue uno de los aciertos de Sebastián Kind, el subsecretario de Energías Renovables de la Nación, dado que logró confianza en los inversores extranjeros.

En un año de vacas flacas, el de las energías limpias es un caso de éxito que todos los Ministerios están tomando para mostrar en el exterior.

Sin embargo, más allá de esta primera performance positiva, de ahora en adelante, el desafío es más ambicioso.

Para los industriales requiere combinar desarrollo y empleo local, aprovechando los recursos frescos que ofrece el contexto global.

Sobre todo, teniendo en cuenta que hasta el 2025 la apuesta del Gobierno es lograr una matriz compuesta por un 20 por ciento de energías renovables.

La oportunidad es histórica.

Y para lograrlo, se deberán tejer políticas de Estado, que excedan a los próximos mandatos presidenciales.

SECCIÓN Energías Limpias
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR