Vinos & Bodegas

Algodon Fine Wines escala en la alta gama con cuatro nuevos vinos de San Rafael

01-11-2016 La bodega está por presentar en sociedad su nueva familia de vinos microvinificados Black Line. Se trata de un Malbec, un Cabernet Franc y dos blends tintos. Características y precios de estos ejemplares de partida limitada, con el sello de la dupla Mauro Nosenzo y Marcelo Pelleriti
Por Juan Diego Wasilevsky - juandiego@iprofesional.com
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Tras un par de años sin mayores novedades, Algodon Fine Wines, el establecimiento de San Rafael comandado enológicamente por Mauro Nosenzo y que además cuenta con el asesoramiento de Marcelo Pelleriti, está presentando novedades para el mercado argentino.

Se trata de la nueva familia de vinos “Black Line”, que está conformada por dos varietales (un Malbec y un Cabernet Franc) y dos blends tintos.

La propuesta en esta nueva etapa, por cierto, es arriesgada.

Después de largos años en los que se posicionó en el segmento premium pero a partir de etiquetas con una excelente relación calidad-precio, la bodega considera que es el momento de dar el gran salto en la Argentina.

Como decíamos, se trata de un plan arriesgado. Pero es lo que sucede en muchos proyectos vitivinícolas: se puede avanzar paso a paso, pero aquellas bodegas que se plantean metas ambiciosas y pretenden escalar en la alta gama, en algún momento sí o sí deben redoblar la apuesta.

Y para Algodon Fine Wines (el nuevo nombre escogido por Algodon Wine Estates para esta unidad de negocios), las agujas del reloj marcaron la hora: la dupla Nosenzo – Pelleriti acaba de alumbrar la familia Black Line, vinos que llegan al mercado a un precio sugerido al público que va de los $950 a los $1.000.

Esto, necesariamente implicará una corrección del valor de venta del que hasta ahora es su nave insignia: Pima, un corte que conjuga cinco variedades y que sintetiza lo mejor de sus viñedos de San Rafael.

Respecto de la familia Black Line, se trata de partidas limitadas que son el resultado de microvinificaciones con las que desde hace años vienen experimentando los enólogos.

“La particularidad es que todos estos vinos se elaboran a partir de viñedos propios de San Rafael y, al ser partidas limitadas, la idea es jugar en función de la calidad que se logre en cada vendimia. Puede que de ahora en más salgan los mismos vinos todos los años o no”, sintetiza Ignacio Goldin, gerente comercial de la bodega, quien agrega que el objetivo que se trazaron con esta nueva familia de vinos es “mostrar la tipicidad de ese terroir así como también su equilibrio y elegancia”.

Radiografía de los vinos
Vinos & Bodegas iProfesional
tuvo un anticipo y esto es lo que proponen las cuatro etiquetas:

Algodon Black Line Cabernet Franc – Malbec 2013 ($950)

Es un ejemplar definido por la elegancia, con una nariz dominada por las frutas negras y rojas maduras, con suaves dejos herbáceos y toques balsámicos. Su paleta es profunda, intensa, un poco solemne, apoyada en notas de café espresso y notas de tabaco, bien integradas. Al paladar se muestra untuoso, algo graso, con un recorrido amplio y con una equilibrada acidez.

Algodon Black Line Grand Cuvee 2011 ($950)

Se trata de un corte de cuatro variedades: Malbec, Cabernet Sauvignon, Syrah y una de las cepas a la que más viene apostando la bodega, como es la Bonarda, a partir de viñedos de cerca de 70 años de antigüedad. Su prolongada estiba en botella realmente le ha sentado bien a este blend, que propone una aromática compleja, construida a partir de capas y capas de aromas. Aparecen trazos de frutas rojas y negras maduras, toques de especias de repostería, como cardamomo, un dejo a cuero y una muy tenue y agradable nota licorosa. En boca es fluido y largo, pero dejando a su paso una intensa textura. Sus taninos maduros y de pulso apenas dulce vienen evolucionando a la perfección. Final fresco y prolongado.

Algodon Black Line Cabernet Franc 2013 ($1.000)

Realmente se cuentan con la mano los ejemplares de San Rafael que hoy superan las cuatro cifras (Bianchi suma la mayoría de ellos). Y si la búsqueda se reduce a los Cabernet Franc, esta etiqueta puede ser prácticamente la única. El resultado es un varietal diferente: ofrece una paleta dominada por la fruta negra fresca, un tenue especiado, una llamativa nota a punta de lápiz y un recuerdo a especias dulces. En boca es un vino brioso, de gran carácter, con una aromática de alto impacto, de recorrido algo corto pero con una suave rugosidad que marca presencia. Un Cabernet Franc ideal para salir de lo común.

Algodon Black Line Master Malbec 2013 ($1.000)

Se trata de un Malbec que necesariamente hay que oxigenar en la copa para que se exprese. Tras unos minutos sí aparecerán sus notas de fruta roja, una tenue floralidad y dejos ahumados. Habla bajo, es sutil y requiere atención. Muchos definirían esto como un sinónimo de elegancia y el sello de los vinos actuales de alta gama. En boca continúa mostrándose como un ejemplo de los tintos “modernos”: es fluido y no posee taninos gordos ni dulzones. Pero igualmente es sustancioso, tiene presencia y perdurabilidad.

© Por Juan Diego Wasilevsky – Editor Vinos & Bodegas iProfesional – juandiego@iprofesional.com

SECCIÓN Vinos & Bodegas