Vinos & Bodegas
Un Malbec "estilo Twitter", el vino destacado de la semana
17-11-2016 Bodega Chakana acaba de lanzar la línea 140 Caracteres. Todo indica que es un vino simple y predecible, pero hay más detrás de la etiqueta 
Por Juan Diego Wasilevsky
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las redes sociales cambiaron la forma en que se comunica. En la actualidad, Twitter cuenta con más de 300 millones de usuarios a nivel mundial. Y sin ser la red social predominante (Instagram, de hecho, hoy la supera), se ha constituido en una herramienta clave

Desde hechos políticos hasta banalidades, la red donde abundan los hashtags es una plataforma que no puede obviarse al momento de querer interpretar tendencias entre los millenials, especialmente los que nacieron más cerca de los años ochenta. 

Y así como las redes evolucionan y los medios de comunicación se han tenido que adaptar a los tiempos que corren (el papel, esa gran víctima), la industria vitivinícola también debió encarar un proceso de reconversión. 

Y esto abarcó desde los viñedos hasta el packaging, desde las técnicas enológicas hasta los nombres de las marcas. En este contexto de cambios acelerados, muchas bodegas hicieron el siguiente razonamiento: si no se atrae a nuevos consumidores, el consumo de vino seguirá una tendencia declinante. 

Es lo que de algún modo ocurre en España: si bien muchas bodegas se han desacartonado e intentan transmitir una imagen fresca y “hipsterizada”, esa masa de consumidores tan difusa llamada “jóvenes”, no se prendió con el mensaje. 

En la Argentina, por suerte para la industria, los millenials sí están consumiendo más (y mejores) vinos. Y son, en parte responsables de traccionar las ventas en el segmento medio-alto de precios, que vienen creciendo a un ritmo del 13% en supermercados, frente a los de gama baja, que caen un 5%. 

En este sentido, la industria hizo cierto esfuerzo por interpretar a este nuevo actor. Y aquí, permítannos, se dividieron las aguas: muchas bodegas (grandes, generalmente), tomaron el “camino enológicamente fácil”. ¿Hay una fórmula? Se podría decir que sí: bombardeo publicitario con spots televisivos que bordean lo bizarro, etiquetas vistosas y vinos bordeando lo decente. Eso sí: con bastante azúcar residual.

Cuanto más dulzón y menos ácido, mejor”, pareciera ser el dogma de fe que, de manera subrepticia, muchas de esas bodegas profesan. 

En la vereda de enfrente hay otras, que no prefirieron transitar el camino fácil. Chakana es una de ellas. Y podemos asegurar que esto obedece a una cuestión de principios. 

¿Qué hicieron? Efectivamente, presentaron un vino para los millenials: su nombre, “140 Caracteres”, con sus colores, sus arrobas, sus hashtags y sus pájaros blancos sobrevolando, claramente delimita las aguas. 

Pero tan importante como el marketing es lo que está dentro de la botella –un cliché a esta altura, pero no por ser cliché hay que olvidarse de esto-. Y detrás de esa parafernalia de red social con aires de hipsterización, este 140 Caracteres #Malbec 2015 (sí, hashtag incluido), hay un Malbec realmente noble

¿Qué lo diferencia? Sí, es amable, es fácil de beber, tiene cuerpo medio y taninos sedosos. Pero lo interesante es que en lugar de ofrecer un tinto fácil, con bastante azúcar residual y nada que incomode al paladar, optaron por alumbrar un ejemplar de pulso relativamente seco –apenas oleoso- y con una acidez, si bien súper equilibrada, algo presente

Tal vez sean regodeos de sommelier, como los de esos críticos de cine que se emocionan con una película iraní de los años ‘ 70, pero es grato ver que hay bodegas que optan por ofrecer un vino elegante y de impecable relación calidad-precio: a sus $140 no les sobra nada (vaya fijación con el número 140). 

Ahora bien, recientemente Twitter introdujo cambios por los cuales las imágenes, por ejemplo, no insumen caracteres. Es decir que ahora hay más espacio para decir más cosas, expresado esto de manera lineal. 

Y, trazando paralelismos forzados, este Malbec de alguna manera también se permite ofrecer más que lo esperado: su aromática, que conjuga muy bien las frutas rojas con una madera bien integrada y un tenue especiado, no apabulla por la complejidad pero reconforta por su elegancia

Sin pretender transformar una crítica de vinos en un tratado sobre la comunicación entre los millenials, va un like para Chakana que no fue por el aburrido y transitado camino comercial que sí eligieron otras bodegas y que corren el riesgo de ser tan #efímeroscomountuit. 

Por Juan Diego Wasilevsky - Editor Vinos & Bodegas iProfesional - vinosybodegas@iprofesional.com

SECCIÓN Vinos & Bodegas