Finanzas
Pánico cambiario en el país de Maduro: dólar sube 100% en el mes y Venezuela ya está en hiperinflación
28-11-2016 El salario mínimo mensual alcanza los 80.000 bolívares, unos u$s26 al cambio del mercado paralelo o algo menos de 10 litros de leche en polvo
Por Ruben Ramallo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Venezuela ya ha entrado oficialmente en el terreno de la hiperinflación.

Desde el 31 de octubre, el valor de la moneda se ha desplomado un 100% hasta rozar los 3.000 bolívares por dólar, según los datos de operadores de divisas del mercado paralelo, el que no está controlado estrictamente por el Gobierno.

Esta caída supone la mayor de la historia del país, según los datos recopilados por una agencia de noticias, y ni siquiera ha terminado aún noviembre.

Si la situación empezó a volverse crítica el 23 de octubre, los últimos días han sido catastróficos. En apenas dos jornadas, la del 24 y 25 de noviembre, el billete verde se ha disparado 500 bolívares, la mayor suba de corto plazo de la historia del país.

Se considera que una divisa está en hiperinflación cuando su valor cae en un 50% en un solo mes.

Con los últimos datos disponibles, el bolívar acaba de entrar en este club, encabezado por la moneda húngara tras la II Guerra Mundial y el dólar zimbabuense entre 2007 y 2008.

Como consecuencia, los consumidores están sintiendo el rápido desplome de la moneda en los precios de los productos que compran día a día.

Así, según denuncia el diario El Nacional, la leche en polvo ha subido un 46%, a unos 7.300 bolívares los 900 gramos, mientras que otras fuentes muestran subas del 440% en la manteca hasta 2.700 bolívares y del 500% en el arroz, que se sitúa en 1.200.

El salario mínimo mensual, entre dinero en efectivo y pagos en alimentación, alcanza los 80.000 bolívares, 26 dólares al cambio del mercado paralelo o algo menos de 10 litros de leche en polvo.

Las mayores subas se han producido por la llegada de productos importados para cubrir la escasez de la producción nacional.

La negativa del Gobierno a entregar dólares al tipo de cambio oficial de 10 bolívares y las restricciones al tipo regulado, a 662 bolívares, ha llevado a numerosas empresas a recurrir al mercado paralelo para conseguir divisas, lo que ha desatado una espiral de demanda de dólares, crecimiento del tipo de cambio y subas de precios.

Las reservas oficiales han caído a apenas u$s10.858 millones, lo que impide al Gobierno reaccionar para estabilizar el mercado de cambios.

Según las estimaciones del Banco Central de Venezuela:

- La inflación de octubre marcó un 19%

- Alcanza un 756% de aumento interanual y un 525% en los 10 meses transcurridos del año.

- El FMI estimó en enero un aumento del 720% de los precios a lo largo de 2016.

Al ritmo de esta semana, cerrar el año en esa cifra sería una buena noticia para los ciudadanos del país.

La nueva cotización excede 4,5 veces la tasa oficial más alta, llamada Dicom, que ronda los 662 bolívares, lanzada a inicios de este año por el gobierno socialista, que ejerce un férreo control de cambios desde 2003.

El Dicom convive con otra tasa oficial de 10 bolívares por dólar, pero que el Ejecutivo sólo usa o entrega al sector privado para la importación de materias primas industriales, alimentos y medicinas, fuertemente subsidiados.

Ante la caída de los precios del petróleo, generador de 96% de las divisas del país, la asignación de dólares se ha restringido, lo que según analistas empuja a los empresarios a adquirirlos en el mercado paralelo para importar productos terminados e insumos.

El economista Alberto Martínez, señaló que la acelerada devaluación también se debe a la emisión de dinero sin respaldo para financiar el déficit fiscal, así como a la incertidumbre política.

"En Venezuela la mayoría de los productos, sobre todo los alimentos, se importa. La economía usa como referencia el dólar negro, los comerciantes ajustarán los precios y las personas no podrán pagar los productos", añadió el académico de la Universidad Simón Bolívar.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro sostiene que el dólar paralelo forma parte de una "guerra económica" con la que, según él, "la derecha" busca derrocarlo.

Según el mandatario, con el dólar ilegal se induce la inflación para destruir la capacidad de consumo de los trabajadores.

El alto costo de vida, sumado a la escasez de alimentos y medicinas, ha minado la popularidad de Maduro y elevado las tensiones políticas con la oposición, que busca un cambio anticipado de gobierno.

Acorde con Dólar Today, el dólar se encuentra en los 3.000 bolívares. Es el valor más alto que ha presentado el dólar desde que se activó el control cambiario.

El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, se pronunció para explicar por qué el dólar paralelo ha subido de manera constante en Venezuela.

El economista afirmó que "la presión sobre el dólar negro era y es perfectamente previsible pues la variable marcadora es la desconfianza... y esa sólo ha empeorado".

"Con aumento de liquidez, incremento de la demanda de divisas negras para importación e inflación desbordada pasa lo obvio: devaluación", publicó.

Mediante su posteo, León continuó: "Si además el mercado no confía en un cambio del modelo y no espera mejora en el flujo de divisas, sería un milagro la estabilidad del dólar.

"Quienes han importado mercancías con sus propios dólares y valorado en el negro están perdiendo dinero y con problemas de reposición", aseguró.

El economista agregó que "cuando un importador usó sus dólares para traer mercancías y las vendió en B, incluso con protección de 100% al tipo de cambio, perdió dinero. Y ahora ese importador tiene Bolívares producto de sus ventas con pérdidas y no consigue divisas ni a los nuevos niveles de bolívares devaluados. Está preso".

"Añadimos que se amenaza con control de precios de bienes importados y no hay que ser muy perspicaz para entender que la escasez se disparará. No se puede garantizar abastecimiento estable sin abrir el mercado cambiario, sincerar la moneda y estimular la producción interna. La estrategia de control e intervencionismo ha sido demoledora para la economía venezolana y mientras más dura... más destruye".

La culpa es del mensajero
El gobierno ha tildado a Dólar Today, la página que informa en línea el precio del dólar negro como un plan "desestabilizador de la derecha" para afectar la economía venezolana.

Jesús Faría, ministro de Comercio Exterior, afirmó en marzo de este año que más de un 70% de la inflación en el país es afectada por dicha página.

"Con Dólar Today se explica, en más de un 70%, la inflación que está ocurriendo en el país. Hay quienes dicen que no es posible y justifican Dólar Today, ¿Cómo no van a saber que una figura que rige el precio de casi todos los artículos de la sociedad venezolana está determinada por ese precio especulativo?", señaló.

"Es que acaso- añadió- no están viviendo en Venezuela, los precios especulativos de una manera grotesca tienen ese fundamento. Como Dólar Today eleva el precio del dólar, el resto de la economía se ve sumergido en esa onda de especulación y esto genera un desastre en materia inflacionaria".

El ministro aseguró que detrás de la página web hay presencia política: "Hay todo un proyecto político desestabilizador". 

"¿Quiénes niegan eso? Precisamente los que están detrás de esa política. ¿Qué recursos financieros se invierten para mantener Dólar Today? Ellos no venden ni un billete, es un marcador, pero hay grandes capitales del narcotráfico, del paramilitarismo y de hechos económicos ilegales en Venezuela que sustentan, alimentan la figura de Dólar Today y hacen grandes fortunas. Esas fortunas financian a partidos políticos de la oposición", remarcó.

"Dólar Today no es una inofensiva página, es un esfuerzo para alterar el desempeño de la economía venezolana. No hay que ser economista para saber que su impacto en los niveles inflacionarios del país es gigantesco, con Dólar Today se dan acá el 15% de las operaciones cambiarias ¿Quién no sabe que la inmensa mayoría de todos los precios en la economía venezolana se construyen en la base de la cotización de Dólar Today?".

Sobre quiénes están detrás se ha especulado mucho. Según The Wall Street Journal, se trata de Gustavo Díaz, un vendedor de tornillos en un local de Home Depot del centro de Alabama.

"En sus salidas de almuerzo de la sección de ferretería, el señor Díaz, de 60 años, hace más que cualquier otro para fijar el precio de todo, desde arroz a aspirina a autos en su Venezuela natal, influyendo en la tasa de inflación y moviendo millones de dólares diarios en transacciones", escribe el diario económico.

El banco central venezolano ha presentado una demanda contra la web dos veces en tribunales estadounidenses. El gobierno también ha recurrido a los hackers para lanzar constantes ataques, dijo Díaz, forzando al sitio a utilizar sofisticadas defensas.

"Dolar Today es una estrategia del Imperio para golpear la moneda y tumbar a Maduro", afirmó el vicepresidente Aristóbulo Istúriz a principios de 2016. "Quienes defienden al DolarToday son enemigos del pueblo", acusó.

"El presunto cerebro del complot usa una gorra de béisbol con el logo de la Universidad de Alabama. En su trabajo responde las preguntas de los clientes sobre qué tipos de tornillos utilizar para colgar estantes", escribe el diario.

"Es irónico que con Dolar Today, desde Alabama, haga más daño al gobierno que como militar en Venezuela", apunta Díaz, que participó en el golpe de Estado fallido de 2002 contra Hugo Chávez.

Aunque su página web facilite que u$s15 millones cambien de manos diariamente en el mercado negro venezolano, solo genera, dice Díaz, u$s4.500 al mes por venta de publicidad y datos de navegación a Google de los cerca de 800.000 visitantes diarios únicos de la web.

 

SECCIÓN Finanzas