Negocios
Telefónica eleva sus quejas al Gobierno por los favores y concesiones al Grupo Clarín
30-11-2016 Mauricio Macri extendió hasta 2018 la prohibición a las telefónicas de que ofrezcan servicios extra mientras que el grupo de Héctor Magnetto amplió el espectro y ya planea paquetes de Internet, TV paga y telefonía fija y móvil 
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Gobierno argentino está alentando a Telefónica a mantener conversaciones directas con el conglomerado de medios Clarín.

Ha exhortado a sus directivos a superar diferencias sobre la actual normativa del mercado,  al tiempo que ambas compiten por el sector particular del otro, según fuentes cercanas a la situación.

La empresa española Telefónica, que opera en catorce países latinoamericanos, se ha venido quejando acaloradamente que el gobierno de Mauricio Macri está favoreciendo a Clarín desde que llegó al poder en diciembre.

El grupo comandado por Héctor Magnetto está acumulando activos de telefonía móvil y espectro con planes de vender paquetes de Internet, televisión paga y servicios de telefonía de línea fija y móvil.

Telefónica no puede ofrecer paquetes similares porque Macri extendió una prohibición para que las empresas telefónicas hagan lo propio al menos hasta inicios de 2018.

Bajo el gobierno de Macri, que favorece los negocios, cada compañía está pugnando por ser la primera en incursionar en el sector del otro, procurando aprovechar el crecimiento económico si éste resulta en una mayor demanda de telecomunicaciones y medios.

Por el momento, Clarín no ha comenzado a ofrecer servicios de telefonía porque aún necesita la aprobación final del Gobierno.

En tanto, Telefónica presentó una querella aduciendo que Clarín adquirió indebidamente sus licencias de telefonía móvil.

Una resolución consensuada permitiría a Macri evitar la imagen de tener preferencia por uno sobre el otro.

Hace cerca de dos semanas, Telefónica envió a dos altos ejecutivos a Argentina para reunirse con funcionarios del Gobierno, quienes salieron muy preocupados acerca de las políticas en estudio.

Entre ellas, permitir que Clarín tenga una licencia de 4G pagando un décimo de lo abonado por Telefónica.

La empresa española hasta le llegó a decir al Ejecutivo que, de no quedar satisfecha, buscará el arbitraje del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, del Banco Mundial.

Representantes de Telefónica y de Clarín rehusaron hacer comentarios.

Telefónica cuenta con presencia en Argentina desde 1990, controla aproximadamente un tercio del mercado de telefonía móvil del país y es uno de los mayores inversionistas extranjeros de Argentina.

Uno de los principales asesores legales de Macri es Fabián Rodríguez Simón, quien antes de incorporarse al actual gobierno trabajó como abogado para Clarín en un pleito legal contra la gestión anterior.

El Presidente encara otra decisión que podría complicar a Telefónica: si bien las normas actuales impiden que la compañía ofrezca paquetes de servicios hasta enero de 2018, el jefe de Estado tiene la opción de extender la restricción por otro año.

Una inquietud adicional para Telefónica es que el gobierno podría autorizar que Clarín adquiera Telecom Argentina, el principal competidor de Telefónica en telefonía fija, de acuerdo a dos de las fuentes.

Clarín busca combinar su división de televisión por cable con Telecom Argentina cuanto antes, dijeron en marzo fuentes con conocimiento en la materia.

En este contexto, el Gobierno trata de que Telefónica y Clarín superen sus diferencias antes de decidir si interviene a través de la regulación.

El embajador argentino en España, Ramón Puerta, mantiene reuniones periódicas con ejecutivos de Telefónica en su afán por resolver las preocupaciones de la empresa española.

 

 

SECCIÓN Negocios