Tecnología
La Argentina es el tercer país de la región con mayor penetración de la tecnología 4G
01-12-2016 Esto ocurre a casi dos años de inicio de los primeros despliegues. A futuro, se impone la necesidad de más licitación de espectro. Los desafíos a atender
Por Andrea Catalano
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La Argentina es el tercer país de América latina con mayor penetración de la tecnología 4G, con un 21,73%, detrás de Uruguay, que lidera la región, con 62,3% y Chile, que posee 26,39% de usuarios empleando ese servicio. Que el país avance más decididamente en la adopción de estos servicios estará relacionado con las políticas de licitación de espectro que se definan a futuro.

Si bien el país fue el último, junto con Venezuela, en licitar espectro para esa tecnología, la velocidad de adhesión puso de manifiesto la necesidad de los usuarios por contar con servicios más avanzados. Básicamente, la posibilidad de conectarse a internet a través de un dispositivo móvil.

Es lo que permitió que, a casi dos años de inicio del despliegue -celebración que se cumplirá en un par de semanas-, la Argentina se ubique tercera en penetración del servicio LTE, de acuerdo a los datos de 5G Americas. Un porcentaje que, además, se ubica por encima del promedio de la región, establecido en 14,18 por ciento.

Y esto ocurre sin contar que el Estado aún no le entregó a las tres operadoras, Claro, Movistar y Personal, la banda de 700 mhz que se adjudicaron en el proceso concretado en diciembre de 2014. Si esto ya hubiera ocurrido, seguramente los niveles conocidos serían mucho más elevados.

Pese a la velocidad de adopción, la Argentina aún se encuentra retrasada en materia de licitación de espectro. Acelerar esos procesos es lo que se recomienda desde organismos como la Unión Internacional de las Telecomunicaciones (UIT) en virtud del advenimiento de la internet de las cosas, también conocida como 5G.

La UIT recomendó que, a 2015, los países deberían tener asignados 1.300 mhz de espectro para los servicios 4G. La Argentina es uno de los que más espectro asignó, con 403 mhz, equivalente al 31% de la recomendación, pero lejos del ideal.

En ese marco, el organismo también recomendó que, hacia 2020, cuando se prevé se inicien las primeras prestaciones comerciales 5G a nivel mundial, el espectro adjudicado por los países se eleve a 1.960 mhz.

El Ministerio de Comunicaciones tiene en estudio las distintas bandas de espectro a licitar a futuro, tomando en cuenta estas recomendaciones. La tarea no es sencilla. No sólo deben estudiar la disponibilidad sino los servicios que se encuentran en uso, y la eventual reasignación, hecho que podría llevar a eventuales conflictos con las empresas que poseen esas bandas.

En caso de que no existiese conflicto, sólo había que llamarse a licitación. Y ellas podrán ser exitosas, en términos de futuros despliegues de nuevas redes, pero siempre dependiendo del modelo de oferta que se elija.

"Están los modelos recaudatorios, que apuntan a obtener cifras millonarias de las licitaciones, y aquellos en donde se cobra menos por ese espectro pero en los que se establecen exigencias y cronogramas de despliegue y sanciones cuando no se cumple con esos plazos. En general, los países que desarrollan esta segunda opción son los que tienen mejor cobertura y servicios, tales los casos de Uruguay y Chile", dijo José Otero, presidente de 5G Americas.

Las cifras sobre despliegue y penetración de LTE dan cuenta de ello. La Argentina logró ubicarse en un tercer lugar regional en poco tiempo producto del establecimiento del cronograma de despliegue, aspecto que es valorado por las empresas que actúan en el sector.

No sólo eso. Estos modelos de licitación de espectro no caros suelen establecer también exigencias para llevar conectividad a las zonas más alejadas, a escuelas y hospitales. Y en todos los casos prima la sanción cuando no hay cumplimiento.

En momentos en que se discute la reasignación (refarming, en la jerga de telecomunicaciones) de la banda de 2,5 Ghz, que hoy está dedicada a internet fija inalámbrica, pero que podría atribuirse a servicios móviles, de acuerdo a lo establecido en la resolución 2531 del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), el regulador también debería estar definiendo qué modelos futuros de licitación de espectro adoptará. Especialmente, cuando pretende rápidos desembolsos para desarrollo de infraestructura de telecomunicaciones.

SECCIÓN Tecnología