Finanzas
Todoterreno: hay acciones que ya superaron el "vendaval Trump" y siguen con repuntes de hasta 290% en el año
01-12-2016 Los inversores festejan el rendimiento que acumula la bolsa porteña. En lo que va del 2016 superó en 2,5 veces el avance del dólar e incluso se ubicó por encima de la inflación. Las elecciones en EE.UU. no lograron derrumbar al indicador porteño. Ranking de alzas y bajas
Por Rubén Ramallo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los inversores que operan en el mercado local tienen más de un motivo para festejar.

En primer lugar, por los resultados acumulados obtenidos en lo que va del año. 

En segundo, porque noviembre -un mes plagado de incertidumbre por la elección en los EE.UU- finalmente quedó atrás.

"Lo que pasó en noviembre es lo más parecido a un partido en el que vas perdiendo 3 a 0 con baile y lo terminás empatando sobre la hora", grafica a iProfesional un veterano operador de la city.

Su afirmación hace referencia a que en los últimos 30 días el Merval llegó a perder un 11% para luego moderar ese desplome y cerrar apenas 1% abajo. 

Aun así, en lo que va del año el principal indicador bursátil porteño acumula una ganancia del orden del 50%. 

Con este porcentaje, la bolsa obtuvo un rendimiento que:

-Multiplicó por 2,5 veces la variación acumulada del dólar (20%).

-Logró sacarle ventaja también a la inflación del período (38%). 

En otras palabras, les permitió a los inversores incrementar su patrimonio en billetes verdes, por un lado, y en términos de poder de compra, por otro.

Incluso, hubo acciones que obtuvieron avances descollantes entre enero y noviembre.

Uno de ellas es Petrolera del Conosur. Pese a que en este último tiempo ha recortado posiciones, la cotización actual es casi tres veces superior a la del arranque del 2016. 

Otras tres que la vienen "rompiendo" son Agrometal, Autopistas del Sol y Petrobras. En los tres casos el crecimiento es de casi el 200% (ver cuadro). 

Por el lado de los títulos públicos, lo más relevante del acumulado anual es el repunte del Discount en pesos, cercano al 35%.

Con esta suba, logró ubicarse por encima de la de dos bonos "dólar linked" de la Ciudad de Buenos Aires (que vencen en 2019 y 2020-, y del Bonad 2018) que avanzaron un 33%.

Los plazos fijos en pesos, una de las elecciones más conservadoras,  acumularon un rendimiento del 24%. Es decir, no lograron superar a la inflación (38%).

En otras palabras, quienes en enero direccionaron sus ahorros a una colocación bancaria, hoy día se encuentran con que su poder adquisitivo decayó.

Los rendimientos de las Lebac han sido mejores aunque no suficientes, habida cuenta de que se ubicaron en un 33% para estos primeros 11 meses. 

En concreto, los depósitos muestran una pérdida en términos reales de 14 puntos mientras que los títulos del Banco Central, de un 5%.

Sin embargo, no todas son malas noticias

Es verdad que los ahorristas perdieron poder de compra, pero también es cierto que ganaron si miden sus patrimonios en términos de moneda dura. 

En relación con esto último, aquellos que apostaron a las Lebac en el arranque del año ahora pueden adquirir casi un 15% más de dólares

En tanto, quienes ahora salen de los plazos fijos armados en el arranque del año para ir en busca del billete verde podrán atesorar un 4% más de divisas estadounidenses.

Merval contra resto del mundo
Si se compara el avance del mercado porteño, medido en dólares, con el de otros circuitos bursátiles, puede entenderse por qué los financistas del mundo "adoran" la plaza local.  

El índice doméstico muestra una ganancia del 25%, cifra que más que duplica la del promedio de los países emergentes (10%).

Más aun. Este último dato hubiese sido sustancialmente menor de no haber sido por Brasil, ya que su principal bolsa -la de San Pablo- acumuló un repunte nada menos que del 60% en lo que va de 2016.

En cuanto a Wall Street, los resultados marcan una interesante suba aunque muy alejada de la de otros indicadores. 

Apuntalados por la buena performance de noviembre, tanto el S&P 500 (4%), como el Nasdaq  (1,7%) y el Dow Jones (10%) dieron números positivos.

Que pasó en noviembre
En la última semana de octubre, el Merval festejaba por haber tocado su máximo histórico.

Luego ingresó en una etapa de fuertes altibajos, de los mayores en mucho tiempo. 

Justo antes del 8 de noviembre -día de las elecciones en EE.UU.- tocó su punto más bajo del período, producto de una pérdida acumulada del 15% en apenas un par de semanas.

La contienda electoral fue, por cierto, aquello que marcó a fuego el devenir del indicador porteño, si bien este evento lejos estuvo de potenciar el derrumbe.

Por el contrario, comenzaron a alternarse subas con bajas, con mayor protagonismo de las primeras, lo que posibilitó achicar a menos del 1% el saldo negativo entre puntas.   

Por otro lado, los mercados financieros del mundo ingresaron en un período de elevada inestabilidad, del que tanto las acciones como los bonos argentinos no podían quedar al margen

Tal es así que en los días posteriores al triunfo de Trump, el Merval llegó a caer casi 15% para luego comenzar a recuperarse.

A tal punto fue ese incremento que hoy en día el indicador porteño ya se encuentra prácticamente al mismo nivel que el de antes de los comicios.  

Esta recuperación no derramó a todos los papeles. Algunos se vieron claramente afectados, como por ejemplo los de Petrobras Argentina, que se precipitaron 21% en noviembre.

En cuanto a las acciones que cotizan en el Panel Líder, el ranking de bajas del mes fue encabezado por una de las recién desembarcadas: San Miguel, que descendió un 16%.

También decayeron con fuerza las de Mirgor (15%) y las del Banco Hipotecario (11%). 

Entre los que treparon con fuerza se destacó el de la concesionaria de Autopistas del Sol (21%), Tenaris (20%) y Edenor (11%). 

¿Qué paso con las acciones de empresas argentinas que cotizan en Wall Street bajo la forma de ADRS

La suerte le fue adversa a la mayoría, ya que ese fue el canal más utilizado por los inversores para deshacer sus posiciones en activos locales. 

La más perjudicada fue Petrobras Energía, que perdió un 25%, seguida de lejos por Petrobras y Telefónica, con el 15% y el 14% respectivamente. 

En la vereda de enfrente se destacaron Tenaris, que escaló un 14%, y TGS, que avanzó un 11% en la plaza neoyorkina

Por el lado de los títulos públicos se observaron resultados para todos los gustos. 

Un lote ganó en promedio 6%, encabezado por el Bonad 2018 y por los "dólar linked" de la Ciudad de Buenos Aires (2019 y 2020), junto con el Bonar X y el Bonar 2020.

Así como algunos ganaron, otros sufrieron fuertes pérdidas, como fue el caso del Bogar 2018 (11%). 

Tampoco tuvo una buena performance el cupón atado al PBI en pesos, que retrocedió más de 7%, al igual que dos series del Par en dólares, tanto con legislación de Nueva York como argentina

Lo que viene
El ajuste de cotizaciones que tuvo lugar en noviembre sirvió para reacomodar algunos valores e hizo que el mercado se muestre optimista de cara al futuro

Desde Balanz Capital señalan que "la caída de los bonos de largo plazo en dólares abrió puntos de entrada mucho más atractivos". 

"Ahora nos sentimos más cómodos elevando estos títulos a la categoría de ‘comprar'", afirmaron desde su departamento de research.

Desde una sociedad de bolsa colega, uno de sus directivos así se expresa: "Tras la corrección, el Merval tuvo un fuerte rebote. Aun así, hay papeles que siguen muy por debajo de sus precios".

En cuanto al mercado de bonos, Augusto Posleman, director de Portfolio Personal, prevé que "mantendrán una alta sensibilidad al movimiento de las tasas americanas”. 

Por lo pronto, analistas recomiendan a inversores ser selectivos en las compras y seguir de cerca los indicios que pueda dar la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) sobre un alza de tasas. 

Para Posleman, los precios de muchos activos dependerán en gran medida de la decisión que se vaya a tomar en el país del norte. 

De cara a diciembre, aparecen señales que opacan la fantasía de repetir el clásico "rally de Navidad", tal como sucedió en períodos anteriores. 

La primera incógnita es qué sucederá en Wall Street durante el último mes de la administración Obama, luego de haber tocado sus máximos históricos. 

También forman parte de la agenda de inquietudes los anuncios que pueda efectuar Donald Trump, en función de sus propuestas de campaña.  

Cobrarán importancia otros dos hechos clave: el resultado de la reunión de la OPEP para definir el precio del petróleo y el referéndum de Italia

En relación con este último, no sólo se juega el destino político del actual primer ministro. Para varios analistas internacionales, lo que está sobre la mesa es el futuro de esa nación dentro de la Unión Europea. 

Todos estos factores tienen capacidad de fuego para modificar el desarrollo del mercado local además, claro está, de los "asuntos internos", como el tratamiento de leyes clave en el Congreso.   

Por lo pronto, hay algo que sí está claro: se avecinan fuertes cambios que incluyen la llegada de Trump a la Casa Blanca -entre otros- que sumarán una gran volatilidad.

La "prescripción" que se lee en las recetas que formulan los operadores de la city dice con letras grandes: ahorristas alérgicos al alto riesgo, por favor, alejarse de los mercados por un tiempo.

SECCIÓN Finanzas