Comex
El Ejecutivo trabaja para agilizar trámites de importación
01-12-2016 El director General de Aduanas, Juan José Gómez Centurión, dijo que para el año que viene implementará un nuevo modelo de gestión de riesgo administrativo, por producto y por exportador o importador, apoyado en una suerte de scoring de operadores
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Luego de que se eliminaran las DJAI, los importadores buscan que se agilicen los procedimientos con los distintos organismos para facilitar las operaciones de comercio exterior.

Ayer en el seminario anual de la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA), funcionarios de Aduana, AFIP, Cancillería y Comercio explicaron que trabajan en nuevos sistemas de control de las operaciones, que incluye un scoring de los importadores y un canal ámbar, y en nuevas herramientas informáticas para reducir los tiempos de importación.

El director General de Aduanas, Juan José Gómez Centurión, dijo que para el año que viene implementará un nuevo modelo de gestión de riesgo administrativo, por producto y por exportador o importador, apoyado en una suerte de scoring de operadores. Debido a que el 89% de las operaciones está concentrada en 3 mil importadores, se pondrá el acento en nuevos procedimientos, a medida para cada tipo de importador (esos grandes y habituales y los eventuales), de manera de bajar los costos de los procesos.

Además, se pondrá en marcha el "canal ámbar", dentro de un modelo de diversificación de controles. El modelo tendrá procedimientos de control ‘específicos’ para temas ‘específicos’, como la sospecha de narcotráfico. Se entiende que para una operación habitual no hay autorización para hacer determinados controles que sí se podrán implementar si se crea un nuevo canal.

Luego, Sebastián Paladino, subdirector general de Recaudación de la AFIP, dijo que con el SIMI, que reemplazó a las DJAI, se aprobó el 96% de las operaciones registradas y en la mitad de los plazos, 7 días.

Explicó que para el primer semestre de 2017, se prevé una reingeniería del servicio de "Mis operaciones aduaneras", que incluye una mayor interacción entre los sistemas (los servidores) de los grandes operadores y la Aduana. También, en la trazabilidad de los procesos aduaneros, para "trabajar en todos los niveles, no sólo en la línea de control", de manera que, por ejemplo, un canal rojo luego genere un resultado. Y se buscará un equilibrio entre facilitación y control, de manera que las restricciones tengan una razonabilidad técnica (y que el organismo no sea parafiscal).

Según explicó Eduardo Tempone, director de Asuntos Económicos Multilaterales de la Cancillería, "en el mundo se habla de facilitación del comercio, en reducir la cantidad de documentos, los tiempos de los trámites. En procedimientos más rápidos, más ágiles y menos costosos".

Indicó que en el contexto actual del mundo -en que el comercio mundial (+2%) crece por debajo del alza del PBI global (+3%)- esas barreras que no son arancelarias son "la única posibilidad de mover el comercio exterior de un país que se quiere insertar en el mundo". Y dado que el 60% de los bienes que se comercializan son intermedios, la fluidez en los trámites es parte del proceso decisorio de una empresa para localizar inversiones en un país.

Rubén García, presidente de CIRA, cerró diciendo que entendía a los ministerios cuando dicen que necesitan tiempo para agilizar los procesos, que son distintos en las diferentes oficinas. Pero aclaró a los funcionarios que el sector privado debe pagar salarios, impuestos y demás en fecha: "No queremos batallar, sino seguir con nuestro trabajo".

Para Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior, la "mayor preocupación es que esto que hemos visto no se quede en los buenos deseos, sino que pase a la agenda de competitividad, que viene demorada".

SECCIÓN Comex