Negocios
Preocupación en el sector maderero: cayeron un 30% las ventas en 2016
01-12-2016 Se trata de un sector industrial que genera 77.600 puestos de trabajo formales y su valor bruto de producción alcanza los u$s8.155 millones
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La industria maderera tuvo una caída de ventas cercana al 30% en lo que va de 2016 a lo que  se suma un incremento sostenido de costos que, obviamente, reduce los márgenes de rentabilidad del sector.

Según la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) las materias primas e insumos, que explican un tercio de los costos del sector se incrementaron 42% en promedio para el subsector de aserrado y 34% para el mueblero. 

“Las decisiones de compra de productos madereros se ven afectadas ante caídas del salario real o por contextos de incertidumbre sobre la actividad”, señaló Gabriel Campins, Vicepresidente primero de la entidad.

Tras un primer semestre preocupante en materia de comercio exterior por los incrementos de las importaciones, en la segunda mitad del año las compras internacionales vinculadas a la cadena de valor foresto industrial disminuyeron el ritmo de crecimiento, salvo algunas excepciones vinculadas a factores estacionales u otras cadenas. 

Sin embargo, el ingreso de productos madereros del extranjero es un factor a seguir de cerca; según remarcó Pedro Reyna, Secretario General de FAIMA: “Las expectativas negativas sobre el crecimiento del consumo y el producto hasta el primer trimestre de 2017 restan presión sobre la expansión de importaciones en el corto plazo. No obstante, en la medida que la economía se recupere, es importante que se aceiten mecanismos para que la demanda se oriente a la producción local. En este sentido, vemos de forma positiva la ampliación del programa “Ahora 12” a “Ahora 18” y  estamos a la espera de nuevas medidas de estímulo”.

A este respecto, Reyna explicó que hay dos elementos que profundizan la presión sobre la rentabilidad: “La carga impositiva, de fuerte peso sobre las PyMEs, condiciona el panorama de rentabilidad e inversión. Y a esto hay que agregarle la persistencia de una alta informalidad, que compite deslealmente fronteras adentro con la PyME formal, condicionando incentivos y la expansión de la actividad”

La cadena de valor foresto industrial genera 77.600 puestos de trabajo formales y su valor bruto de producción alcanza los u$s8.155 millones. Es un sector eminentemente PyME; con el 98,8% de sus empresas bajo esta categoría, las cuales emplean un promedio de 10 trabajadores por empresa.

Los datos fueron elaborados por el Observatorio de la Madera y el Mueble (OIMyM), primera iniciativa integral de información estadística de la cadena foresto industrial. 

Los primeros guarismos, que surgen de una encuesta a 480 empresas foresto industriales de todo el país, fueron presentados en el 135° Congreso Nacional Maderero realizado a fines de octubre en Mar del Plata.

Hacia adelante

FAIMA está desarrollando la segunda edición del “Proyecto Deseo” que brinda asistencia técnica en diseño e innovación para empresas de todo el país en la búsqueda de posicionar al mueble argentino en base a su potencialidad y agregado de valor. 

Y está trabajando fuertemente en articulación con el sector público en la promoción del uso de madera en la construcción y también en la elaboración de normas técnicas de productos, factor clave de competitividad en las desafiantes condiciones de comercio exterior.

 


SECCIÓN Negocios