Impuestos
La reforma de Ganancias tiene dictamen: vuelve la deducción por cónyuge y se podrán descontar alquileres
01-12-2016 Cambiemos modificó el texto original incorporando un impuesto al juego, pero no consiguió apoyo opositor: los bloques de Massa y Bossio firmaron un proyecto conjunto. Hubo chicanas entre el oficialismo y el Frente para la Victoria. El próximo martes será el debate en el recinto
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Con las negociaciones aún abiertas, obtuvo dictamen en la Comisión de Presupuesto de Diputados el proyecto para modificar el Impuesto a las Ganancias, que terminó por unir a los bloques de Sergio Massa y Diego Bossio, aunque triunfó la propuesta de Cambiemos.

El proyecto será tratado el próximo martes en el recinto, y el oficialismo –que aceptó cambios al texto original- espera reunir votos de la oposición, aunque este jueves dejó en claro que no está dispuesto a elevar más del 15% el mínimo no imponible.

El interbloque oficialista tampoco accedería a gravar con impuestos a la renta financiera, ni daría marcha atrás con la quita de retenciones a la actividad minera.

La iniciativa de Cambiemos avanzó en una reunión donde no faltaron las chicanas cruzadas con el Frente para la Victoria, que firmó su propio dictamen encabezado por el ex ministro de Economía Axel Kicillof, mientras que el aliado Carlos Heller fue por una propuesta alternativa.

Los tres bloques del peronismo coincidieron en la necesidad de establecer un mecanismo automático de actualización del impuesto, aunque con diferentes métodos.

Así, mientras que el bloque Justicialista planteó que el criterio sea el Salario Mínimo, Vital y Móvil, el FpV propuso que, a partir del listado del SIPA, la AFIP determine a fin de año cuál es el salario de corte para que se pague Ganancias a partir del primer decil, es decir, el 10% de los asalariados.

Durante la discusión, el titular de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (Pro) confirmó que el Gobierno no está dispuesto a subir aun más de lo estipulado el mínimo no imponible, esto es, el piso a partir del cual se paga Ganancias.

“Los que mantuvieron el MNI en 15.000 pesos ahora quieren que en 12 meses lo llevemos a $60.000. Les pedimos disculpas, pero no podemos”, aseveró el macrista, en una crítica a la propuesta del bloque Justicialista.

Y agregó: “Hemos puesto al MNI en lo más alto de Latinoamérica, con la excepción de Colombia. Lo que estamos haciendo con el impuesto es lo más progresista y equilibrado que podemos proponer hoy”.

El argumento no convenció a la oposición. “No podemos acompañar la suba del 15% cuando el Gobierno prevé un aumento salarial del 21% y los convenios colectivos también van a terminar superando esa cifra. El MNI tiene que superar esas expectativas”, explicó Pablo Kosiner (Justicialista).

Otro reclamo que atravesó todo el debate fue incorporar a los jueces bajo la órbita de este impuesto, aunque Laspina evitó responder si la propuesta –que lleva como bandera la ex presidenta Cristina Kirchner- será aceptada.

A ello se sumaron las críticas por la gran cantidad de trabajadores que con la reforma pasarían a tributar Ganancias: según Kicillof, antes de la última actualización del MNI pagaban este impuesto 1.150.000 asalariados, que luego pasaron a ser 2.000.000. “No podemos meter a más gente a pagar impuesto”, coincidió Marco Lavagna, referente económico del massismo.

Kicillof recordó que durante su gestión en el Ministerio de Economía, se actualizó el piso de Ganancias “ocho veces”, pero aclaró: “Siendo gobierno defendimos este impuesto para la cuarta categoría porque siempre creímos que la porción de trabajadores de mayores ingresos podía contribuir al fisco”.

El exfuncionario recordó la promesa de campaña del presidente Mauricio Macri de eliminar el gravamen, al denunciar que “intentó conseguir votos a través de un engaño”.

Minutos después, Laspina le salió al cruce y remarcó que “según el nuevo INDEC, en Argentina tenemos un 32% de pobreza”. “Si la propuesta del FpV es volver a ese modelo, la respuesta es un rotundo ‘no’”, sentenció el macrista santafesino.

El dictamen de minoría del bloque Justicialista y el Frente Renovador contó además con respaldo del sector progresista, mientras que Néstor Pitrola, del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, firmó un dictamen unipersonal.

A continuación, el texto completo del dictamen de mayoría:

Laspina enumeró una a una las modificaciones que el interbloque accedió a incorporar:

En primer lugar, en materia de deducciones, se incorporaría la posibilidad de deducir alquileres, hasta un 40% del valor, y con un tope de $4.000 anuales. Asimismo se restablecería la posibilidad de deducir al cónyuge, que en el proyecto oficial había sido quitada, limitándose las deducciones a hijos de hasta 18 años. En este caso, el valor sería inferior al actual, similar a los descuentos que pueden hacerse por los hijos a cargo.

En tercer lugar, el oficialismo está dispuesto a incorporar la posibilidad de deducir viáticos, como así tambíen subir el piso por el cual un trabajador pasa de monotributista a autónomo.

Por último, incorporaría un impuesto a las tragamonedas, para compensar todas las anteriores concesiones, estimadas en un costo de $7 mil millones anuales.

SECCIÓN Impuestos