Impuestos
Ganancias: con cambios, avanza el proyecto oficial y la oposición da batalla
02-12-2016 Las modificaciones que hizo el macrismo no convencieron a la oposición, que pide que el aumento del mínimo no imponible sea mayor. El martes, cada bloque irá a la sesión con su proyecto                                                                 
Por Hernán Gilardo
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El oficialismo logró obtener dictamen en la Comisión de Presupuesto de Diputados  para el proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias.

Pese a las modificaciones aceptadas por Cambiemos, no hubo acuerdo en el piso mínimo a partir del cual se debe pagar el tributo. El oficialismo no se movió de su oferta inicial de incrementarlo en un 15% a partir del año próximo, y la oposición, en forma unánime, lo rechazó por insuficiente.

El próximo martes será la sesión en Diputados, pero cada bloque irá con su proyecto.

Además de rechazar una suba mayor del mínimo no imponible, desde Cambiemos no acceden a gravar con impuestos a la renta financiera, ni darían marcha atrás con la quita de retenciones a la actividad minera.

Los cinco cambios que aceptó el oficialismo son:

-Incorporación de un impuesto al juego, que incluiría un impuesto indirecto a las apuestas y un impuesto directo a las máquinas tragamonedas.

-Deducciones por alquileres de hasta un 40% del valor y un tope de 4 mil pesos mensuales o 48 mil pesos anuales.

-Deducciones por viáticos -un viejo reclamo de la CGT-, con un tope sujeto a reglamentación de la AFIP.

-Deducciones por cónyuge, algo que ya existe y el proyecto de Cambiemos buscaba eliminar.

-Actualización de escalas del régimen de monotributo con una suba del 50%

A continuación, el texto completo del dictamen de mayoría:

De acuerdo al dictamen de Cambiemos, los nuevos mínimos no imponibles de Ganancias se ubicarían unos $21.712 para los solteros y $25.231 para los casados con dos hijos. 

De aprobarse el dictamen sin modificación de las escalas propuestas -que coinciden con el proyecto oficial- el pago de Ganancias alcanzaría para los trabajadores casados los $242 en el caso de los que perciban unos $30.000 mensuales brutos.

Sería de unos $1.940 para los sueldos de hasta $40.000; de $4.742 para los de $50.000 y de $7.842 para los salarios de hasta $60.000. En el caso de los solteros, los salarios de hasta $25.000 tributarían unos $399, mientras que los de hasta $30.000 pagarían 659 pesos.

A los que perciban salarios de hasta $40.000 se les descontarían unos $2.900; mientras que hasta $50.000 unos $5.798 y hasta $60.000 unos $9.073.

A estos números habrá que restarle, en la medición anual, las nuevas deducciones que introduce el dictamen de mayoría, como los $40.000 anuales por los alquileres (con un tope de $4.000 mensuales) y el cálculo de descuento por viáticos.

Se mantiene el tope de $20.000 anuales por los intereses en los créditos hipotecarios y se mantiene la deducción por cónyugue. No se suman beneficios para los jubilados y se mantiene la idea oficial de un tope de 18 años por hijo. 

Cambios en el Monotributo
En tanto, la actualización del Monotributo, incluida en el dictamen oficial del proyecto de reforma de Ganancias, aumenta 50% los topes de facturación, sube entre 75% y 174% los montos a pagar en concepto de impuesto integrado y eleva de $157 a $300 el aporte jubilatorio. En tanto, la obra social se mantiene por ahora en 419 pesos.

Los topes de facturación suben a $600.000 anuales para servicios y $900.000 anuales para venta de cosas muebles, pero el impuesto integrado a cancelar mensualmente va a ir de $128 a $2800 para servicios; y de $128 a $3400 para comercio hasta la categoría I, y llegará a $6540 en la categoría L, la última exclusiva para venta de cosas muebles.

Actualmente, las escalas van de la B a la I para servicios y venta de bienes muebles, y desde la J a la L sólo para venta de bienes muebles. Respecto a la facturación, recorren los tramos de hasta $48.000, con un impuesto de $39 la B; hasta $72.000, pagando $75 la C; hasta $96.000 con $128 para servicios y $118 para comercio la D; hasta $144.000 con $210 y $194 respectivamente la E; hasta $192.000 pagando $400 y $310 la F; hasta $240.000 con impuestos de $550 y $405 la G; hasta $288.000 con pagos de $700 y $505 la H; hasta $400.000 con $1600 y $1240 la I.

Unicamente para venta de cosas muebles, con un empleado y hasta $470.000, pagando $2000, la J; con dos empleados y hasta $540.000 con un pago de $2350, y con tres empleados y hasta $600.000, con un impuesto integrado de 2700 pesos.

En el dictamen de la mayoría, suben los topes para servicios a $600.000 y para venta de cosas muebles a $900.000 Y las nuevas escalas van de hasta $72.000 la B; hasta $108.000 la C; hasta $144.00 la D; hasta $216.000 la E; hasta $288.000 la F; hasta $360.000 la G; hasta $432.000 la H, y hasta $600.000 la I. Y para las últimas tres escalas, según la cantidad de empleados, hasta $705.000 la J con un trabajador como mínimo; hasta $810.000 la K con 2 trabajadores de piso y $900.000 la L con tres trabajadores.

Si bien esas subas son de 50%, lo que van a pagar los monotributistas que encuadren en esas categorías es sustancialmente superior y además cambia la lógica, ya que ahora la venta de cosas muebles va a pagar más que los servicios. Esto es $128 mensuales en la B; $150 para servicios y $258 para venta de cosas muebles en la C; $224 y $368 en la D; $500 y $716 en la E; $700 y $988 en la F; $1300 y $1660 en la G; $1800 y $2232 en la H, y $2800 y $3400 en la I. Para las últimas tres escalas, se pagará $4347; $5400, y $6540 mensuales.

El parámetro de alquileres, en tanto, es hoy de hasta $18.000 para las categorías B y C y llega hasta $72.000. En el proyecto, los alquileres van de hasta $48.000 para las dos primeras categorías; de hasta $84.000 para las dos siguientes, y $108.000 para las dos posteriores. La H puede llegar a pagar un alquiler de $144.000, y el resto 180.000 pesos.

Los dos últimos artículos del proyecto admiten que los monotributistas que hubieran quedado excluidos de pleno derecho, por aplicación de los parámetros existentes con anterioridad, durante los 12 meses inmediatos anteriores a la vigencia de la ley, podrán volver a adherir al mismo, por esta única vez, sin esperar el plazo de 3 años. Pero, por otro lado, no permiten bajar de categoría cuando ya se subió por el mismo motivo.

Voces
Conocido el dictamen de la mayoría, Diego Fraga, de RCTZZ señaló que "los impuestos al juego y a las máquinas tragamonedas son una medida excelente, ya que es un sector que no sólo no es productivo para economía, sino que es altamente nocivo para la gente".

En tano, César Litvin, socio de Lisicki Litvin y asociados, señaló como aspecto positivo, que se permite la "deducción con tope de los alquileres de aquellos que no tienen otra vivienda propia. Esto es acertado porque incide en la capacidad económica de quienes tienen que pagar el impuesto"

"Por otra parte se retoca levemente el Monotributo, quizás no cubra las expectativas pero es un avance respecto de la situación actual", agregó Litvin.

"Lo que se entrega a a cambio es la gravabilidad del juego en las máquinas de apuestas al 0,75% sobre el valor de las apuestas. Esto traerá conflictos de competencia con las potestades tributarias de los fiscos provinciales y municipales, que cobran un canon importante", detalló el experto.

"Adviertase que la actividad paga Impuesto a las Ganancias, Ingresos Brutos, el canon provincial del 20% sobre la renta bruta de acuerdo a la jurisdicción y también los gravámenes municipales que en promedio están en un 2%", puntualizó Litvin.

SECCIÓN Impuestos