Energías Limpias
Carrera contrarreloj: Gobierno apura licitaciones del sector eléctrico para sumar u$s5.000 millones
20-12-2016 El Gobierno, que nuevamente se enfrenta al fantasma de los apagones, está a un paso de que se le agote el crédito por la "herencia recibida" del kirchnerismo. Así, apura un ambicioso plan a gran escala para sumar redes y estaciones transformadoras que garanticen la distribución energética
Por Gastón Fenés
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El Gobierno enfrenta este verano otro importante test, cuando se ponga a prueba la capacidad del servicio eléctrico, una vez que las temperaturas sean más elevadas y constantes.

Días atrás, el presidente Mauricio Macri, puso el tema nuevamente en el centro del debate al advertir que llevará tiempo lograr la expansión del sistema e instó a los usuarios a que consuman menos energía.

Para ello, propuso como primera medida generar conciencia y que en los hogares se utilice el aire acondicionado en 24 grados

En estos equipos de climatización, cada grado que se reduce implica un 8% menos de demanda.

"Hemos hecho un montón de cosas que van a disminuir un poco los niveles de cortes este verano, pero vamos a volver a tener", advirtió, para prevenir ante eventuales fallas del servicio.

Para el Gobierno, esta temporada estival que se avecina tiene una particularidad: es la última en la que podrá achacársele cualquier tipo de crisis del sistema energético a la gestión kirchnerista.

La historia demuestra que el argumento de la "herencia recibida" tiene fecha de vencimiento y que ese lapso, en general, no va más allá del año de plazo.

Pasada
la época veraniega, todas las quejas y el malhumor ante el mínimo problema se centrarán casi exclusivamente en la figura de los funcionarios macristas

Más aun, luego de que el Ejecutivo avanzara con toda una serie de medidas para intentar devolverle algo de rentabilidad a las compañías, muchas de las cuales claramente fueron impopulares, como la eliminación de subsidios y la suba de las tarifas.

Por eso, el Gobierno tiene entre los principales objetivos de su agenda mostrarse especialmente proactivo en la resolución de los problemas que aquejan al servicio eléctrico.

Además, tras la gran expectativa que generaron las licitaciones de energías renovables -uno de los pocos "brotes verdes" que tiene para exhibir-, el macrismo está convencido de capitalizar este interés e incrementar el nivel de inversiones por parte del sector privado.

De hecho, funcionarios del Ministerio de Energía estiman que los próximos proyectos en danza podrán captar la friolera de u$s5.000 millones.

En esta carrera contrarreloj, representantes de esa cartera, junto con directivos de compañías, están analizando el estado de las líneas de transporte de alta tensión y de distribución.

Esto, con el objetivo de sumar, lo antes posible, nuevas centrales de generación térmica y de energías renovables. 

Detalles del plan oficial
El plan oficial es de por sí ambicioso. Básicamente porque en las tres patas que componen el sistema hay falencias, luego de años en que la oferta no logró acompañar a los crecimientos de la demanda.

Estas tres etapas para que la energía eléctrica llegue a los hogares, son las siguientes:

-La primera, implica la "generación" en las grandes plantas

-La segunda, hoy eje de todos los debates, implica el "transporte" en líneas de alta tensión a lo largo del territorio nacional

-La tercera -la que más críticas recibe en la actualidad- está vinculada con la "distribución" en media y baja tensión hacia los usuarios finales

Las empresas que más quejas reciben por parte de los consumidores -por la interrupción del servicio- son Edenor y Edesur, en Capital Federal y Provincia de Buenos Aires.

En lo que respecta a generación, de los 36.000 MW de potencia instalada, apenas el 74% está disponible. Así lo indica un reciente informe que grafica el estado del rubro, elaborado por la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico (CAMMESA).

¿Los motivos? Las usinas presentan máquinas obsoletas e ineficientes, con un promedio de antigüedad que oscila los 40 años.

Por eso, la cartera que dirige Juan José Aranguren lanzó subastas para sumar pequeñas centrales que se pueden instalar velozmente en zonas con faltantes utilizando diésel, de origen importado.

Así se incrementaría en breve la escasa reserva técnica existente en torno al 3%.

También, para ampliar el parque, consiguió cerca de 3.000 MW de potencia entre energías eólica, solar, biogás, biomasa y de pequeños aprovechamientos hidroeléctricos.

El problema es que, una vez que estas fuentes sean conectadas al Sistema Interconectado Nacional (SIN), prácticamente colmarán el sistema de transporte.

Es por eso que la Secretaría de Energía Eléctrica, que conduce Alejandro Sruoga, lanzó un relevamiento para indagar acerca de las zonas más necesitadas, tanto en transmisión como distribución de energía, según confirmaron a iProfesional funcionarios de esa cartera.

El proceso de estudio finalizaría en marzo. El plan es que, luego de conocer los resultados, hacia mitad de año se lancen licitaciones para que los privados se encarguen de realizar las obras.

Un empresario que está al tanto de las negociaciones confió a este medio que el objetivo es sumar redes y estaciones transformadoras para permitir la incorporación de centrales por 7.000 MW extra de potencia.

En números, todos estos proyectos implicarán u$s5.000 millones de inversiones. El financiamiento inicial provendría de las compañías privadas.

Pero será el usuario el que, a través un de cargo en la tarifa, termine pagando por la ampliación de las redes. Es lo que establece la normativa vigente.

A priori, la idea es que las medidas se constituyan en un plan de Estado, ya que debería continuarse por cinco años. Es decir, dos años después de que concluya la actual gestión del presidente Mauricio Macri.

Edenor y Edesur avanzan con sus proyectos
Según informa la fuente consultada por iProfesional, que confirmó el relevamiento en el que está trabajando la cartera de Sruoga:

- Edenor se comprometió a destinar $5.000 millones para renovar el cableado y las líneas en baja tensión.

- Edesur, de la italiana Enel, hará lo propio de la mano de un desembolso de $3.000 millones.

Son compromisos que se hicieron explícitos luego de la actualización del cuadro tarifario que tantos dolores de cabeza trajo al Gobierno.

Ante estas promesas, y en la búsqueda de garantizar la continuidad de las reglas del juego, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) llamó a concurso abierto para la selección y designación de los cargos de Presidente, Vicepresidente y Vocal Primero.

Según palabras del propio Aranguren, ya están preseleccionadas tres personas, centrales para la regulación del rubro en los próximos años. Los elegidos  -y los empresarios- deben ajustarse a la visión que marca ahora el Estado.

Todas las medidas estructurales del Poder Ejecutivo apuntan en la misma dirección: incrementar a la rentabilidad a las compañías para así fomentar las inversiones.

Bajo esta óptica, el Estado de a poco irá cediendo terreno. Es lo que propone Aranguren, con el aval del presidente.

Pulseada por inversiones
Hasta ahora, la planificación estaba a cargo del Consejo Federal de Energía Eléctrica (CFEE), compuesto principalmente por representantes provinciales

No es un tema menor quién determina las políticas de largo plazo, dado que la ampliación de las redes en una zona u otra habilita el desembarco de inversiones.

Para los gobernadores y provincias, tener energía significa facilitar el desarrollo productivo en el futuro. Y, en lo inmediato, la creación de puestos trabajo. Por citar un ejemplo, para contar con más parques de energía solar fotovoltaica en el NOA será imprescindible mejorar la infraestructura.

Es que luego de los proyectos que se pondrán en marcha como consecuencia del programa "RenovAr", quedará escaso margen técnico para seguir conectando generadores en los nodos existentes de Salta y Jujuy.

Según pudo saber iProfesional, el relevamiento a priori está analizando en detalle el estado de situación en Patagonia, NOA y Atlántica.

Hasta ahora, no hubo declaraciones del ministro Aranguren aclarando el panorama. "No veo motivos para que el Consejo Federal no se ocupe del tema", opinó un alto funcionario del sector eléctrico.

La alternativa que se podría barajar, explica, es crear otro órgano específico, controlado directamente por el Poder Ejecutivo, si bien hoy día no parece una idea que cobre fuerza.

En línea con estas necesidades, los privados evalúan marcos regulatorios y técnicos para hacer sus aportes al Gobierno.

La Cámara Argentina de Energía Renovable (CADER) ya creó una comisión de trabajo específica, denominada "Redes Eléctricas", conformada por representantes de empresas abocadas al rubro.

En febrero, empresarios de todo el país se reunirán para trazar una agenda para todo el año. "Es necesario ampliar las redes de transporte para poder incrementar la participación de las energías renovables en la matriz", valoró Marcelo Álvarez, presidente de la institución.

En ese sentido aseguró estar "en contacto con las autoridades", aportando la experiencia y conocimiento de los miembros. Mencionó a la Subsecretaría de Renovables de la Nación y la CAMMESA.

Tiempos de cambio
En las próximas rondas de licitación del programa "RenovAr" no se descarta que la Subsecretaría del área que dirige Sebastián Kind incluya las obras eléctricas en los proyectos.

El costo de los transformadores varía en función de la magnitud del emprendimiento y de la distancia de la central a la línea de alta tensión. En promedio, "se estima que es el 30%", indica Oscar Sivori, ex Gerente del departamento de Energía Eléctrica de Enarsa S.A, Edesur y Edenor.

En ese caso, la licitación debería cotizar este componente, además del precio de la energía limpia

Paulo Farina, ex subsecretario de Energía Eléctrica, planteó que "en las líneas de transporte es dónde hubo más fracasos del sector privado".

Por eso valoró que el Gobierno llame a licitación para garantizar el desarrollo del mercado. 

El mayor incremento se dio entre 2007 y 2013, con 4.100 kilómetros, por el ingreso de Patagonia al sistema nacional. Sin embargo, esto no alcanza para garantizar la potencia que se prevé instalar en los próximos años.

Por eso, en septiembre Sebastián Kind, funcionario de las energías renovables, planteó la necesidad de "trabajar rápido". Advirtió que, de lo contrario, a nivel país, "sólo aceptaremos proyectos donde haya conexión y no donde existan las mejores oportunidades”.

La energía eólica presenta su mayor potencial en Patagonia, la Provincia de Buenos Aires y Centro.

La solar se da mejor principalmente en Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán, La Rioja, Mendoza, San Luis y San Juan.

La hidroeléctrica, en el sur, Cuyo y parte de la Región Centro.

Las bioenergías, en tanto tanto, en Pampa Húmeda y NEA (Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones).

El equipo de Macri apura los pasos. Sabe que en los cortes de este año podrá invocar la "herencia recibida".

No así en 2017, justo en momentos en los que los argentinos vayan a las urnas y ratifiquen su proyecto político o que, por el contrario, le propicie al Gobierno un duro revés de cara a los dos años que le restarán de mandato.

 

SECCIÓN Energías Limpias