Marketing
Bodegas piden declarar inconstitucional ley porteña que prohíbe publicidad de bebidas alcohólicas en la calle
22-12-2016 La Corporación Vitivinícola presentará un recurso en la Justicia contra la norma aprobada por la Legislatura porteña que restringe la promoción de esas bebidas en la vía pública de la Ciudad o el auspicio de actividades culturales, educativas y deportivas gratuitas
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La Corporación Vitivinícola (Coviar), que reúne al sector vitivinícola, presentará un recurso en la Justicia para que se declare inconstitucional la ley aprobada por la Legislatura porteña, que prohíbe a todas las bebidas alcohólicas su publicidad en la vía pública y su promoción o auspicio de actividades culturales, educativas y deportivas gratuitas.

El recurso argumentará que transgrede la Constitución Nacional y de la Ciudad de Buenos Aires.

Hoy saldrá a la calle una campaña en vía pública donde se destaca que el vino es "Bebida Nacional", pero no para la ciudad de Buenos Aires, y con varias leyendas alusivas a la importancia de la bebida en el país, en cuanto a la cultura, la identidad, en la mesa familiar, en la gastronomía y como generador de empleo y difusión del país en el mundo.

La ley aprobada en la ciudad el 24 de noviembre pasado, paradójicamente el mismo día en que se celebraba el aniversario de haber sido declarada Bebida Nacional (en 2010) por decreto y en 2013 como ley nacional (26870) en el Congreso, fija que sólo podrán publicitar en vía pública si el 75% del aviso contiene frases que adviertan sobre los riesgos del consumo excesivo o en ciertas circunstancias.

Para el sector, la norma es inconstitucional.

"Es una prohibición sin análisis previo. El 90% del vino se consume en el hogar, el 8% restante en restaurantes y la publicidad del vino en general apunta a esos ámbitos de consumo y con moderación. Es una contradicción querer posicionar a Buenos Aires como una de las capitales gastronómicas del mundo y prohibir el auspicio de eventos culturales gratuitos, por ejemplo, mientras que en los pagos sí se puede", explicó Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola (UVA), una de las cámaras del sector al Cronista.

Las bodegas explican que la Argentina es el único productor vitivinícola en el mundo que logró que el vino sea declarado Bebida Nacional, lo que lo eleva a producto cultural, alimento, elemento de la identidad y vehículo de la proyección internacional del país.

La Ley nacional 24.788 (de lucha contra el alcoholismo) permite la publicidad de bebidas alcohólicas siempre que no se dirija a menores de 18 años o se los muestre bebiendo, e incluya la leyenda "beber con moderación" y "prohibida su venta a menores de 18". Y esa ley, aseguran, interpretada junto a la 26.870 (vino como bebida nacional) refleja que el objetivo de los legisladores nacionales no fue desalentar el consumo de vino, sino promoverlo como producto nacional y de exportación.

De hecho, la Coviar se creó en 2004 por ley nacional, como entidad pública no estatal, para coordinar el Plan Estratégico Vitivinícola 2020 (PEVI), que entre otros objetivos busca impulsar el consumo local de vino, también en contradicción con la norma porteña.

En realidad, explican en el sector, la ley porteña (aún no reglamentada) se aprobó tras la tragedia de la fiesta Time Warp, donde murieron cinco jóvenes tras consumir drogas y ante la falta de suministro de agua y de control de las autoridades.

Los avisos que se verán desde este jueves en las calles porteñas destacan su rol de Bebida Nacional, "no en la ciudad", que "genera miles de puestos de trabajo", es "protagonista de nuestra gastronomía", "es tradición y cultura argentina", "es compartir con familia y amigos" y "promueve a la argentina en el mundo", entre otras leyendas.

 

SECCIÓN Marketing