Real Estate
"El sector público y privado deben trabajar de la mano para que crezca el mercado inmobiliario"
23-12-2016 Con un mercado que cambió, sobrevivir en el negocio implica buscar otros rumbos y trabajar más firmemente en las economías regionales
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los años de cepo cambiario y estancamiento en el mercado inmobilario dejaron una nueva realidad tanto para los desarrolladores como para la compra-venta de viviendas. Y 2017, será la oportunidad de salir adelante, pero con grandes cambios.

Así explicó Damián Garbarini, titular de DG Negocios Inmobiliarios, quien sostiene que para muchos desarrollar es sinónimo de hacer metros, pero desarrollar difiere y mucho de construir metros cuadrados, sino que implica movilizar muchos sectores, no solo la construcción, sino también la transformación de factores sociales, culturales, históricos y económicos para distintas localizaciones.

"Para mí un verdadero desarrollador es aquel que busca generar un cambio radical, perdurable y multiplicador en cierta zona a través de un emprendimiento inmobiliario. Las oportunidades de desarrollar en el mercado local son infinitas, dependerá del conocimiento para resolver con quién asociarse, el instinto para ver dónde está la verdadera necesidad y la fortaleza para soportar los cambios económicos", comentó.

En este contexto, ve con futuro a la provincia de Buenos Aires y el cordón imaginario del KM 100, la Costa Atlántica, el centro y la Costa Atlántica sur. En las provincias también hay mucho para desarrollar: Tucumán (Yerba Buena y Tafí), Entre Ríos (Paraná y la costa) y Patagonia sigue atrapando al extranjero. 

Por otro lado, Garbarini considera que los desarrollos inmobiliarios pueden tener mucho por dar en iniciativas público-privadas. El armado de estos proyectos requiere un proceso complejo: comprender los factores económicos regionales, entender las necesidades locales (municipios, barrios, comunas, regiones), conocer el management inmobiliario a la perfección (con equipos profesionales adecuados) y conquistar a inversores privados.

"De esta manera se puede unir lo público y privado en un juego de ganar-ganar. Este proceso no es tarea fácil y depende de la cultura organizacional del desarrollador para alcanzar el éxito. Lo que se logra es multiplicador: los privados obtienen la renta esperada y lo público la mejora y el desarrollo de su comuna", explicó.

Esta iniciativa ya se lleva adelante en DG desde 2006, participando del caso Termas de Basavilbaso en la Provincia de Entre Ríos,enel Primer Parque Industrial Pyme, luego Mendoza en Los Molles con Pirihue - Villa de Montaña y en Dolores con el caso Megaproyecto Termas de Dolores. También participan del armado de iniciativas en La Costa Atlántica y en Tucumán.

"La política y los gobiernos deben y necesitan fomentar esto. El discurso es bonito pero se necesitan empresas adecuadas para llevar esto adelante, compañías que desde su visión busquen unir lo público y lo privado, y que sientan que es uno de los caminos a tomar para que este país se desarrolle. Nosotros sabemos que se puede porque venimos recorriendo rutas y logrando que por medio de desarrollos inmobiliarios crezcan regiones y localidades. Es posible", agregó el desarrollador.

 

SECCIÓN Real Estate