Economía
Producción de autos cayó 10% en 2016: terminales reclaman menor carga laboral y eliminación de impuestos distorsivos
04-01-2017 Pese al aumento de las ventas de 0Km en el mercado interno, la industria no corrió con la misma suerte. Una de las principales causas fue la crisis que atraviesa Brasil y que castigó duramente a las exportaciones. Empresarios ya pasaron su "listita" de exigencias
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las terminales automotrices produjeron en diciembre 40.087 vehículos. Si bien esta cifra implicó un avance del 27% respecto de las 31.500 unidades que se habían fabricado en diciembre de 2015, esto no alcanzó para revertir un 2016 difícil en materia industrial. 

El año pasado, en total, el sector produjo casi 472.800 autos, un 10% menos respecto de los 526.650 de 2015

“Hemos cerrado un año intenso, de transición en el cual pudimos avanzar y trabajar en conjunto con las nuevas autoridades en la implementación de medidas económicas y administrativas que marcaron la agenda del sector y permitieron corregir algunas distorsiones y limitaciones en la operatoria de esta industria”, señaló Luis Ureta Sáenz Peña, presidente de la Asociación de Fábrica de Automotores (ADEFA).

El directivo, destacó que diciembre cerró con subas interanuales en todas sus variables y que estas mejoras "nos han permitido recortar la caída que se ha dado a lo largo del año".

El titular de ADEFA atribuyó este bajón a la "caída sostenida de la demanda por parte de Brasil, que se tradujo en la pérdida de 1.600.000 unidades en el mercado interno del país vecino”.

"Este antecedente nos presenta nuevos desafíos de cara a 2017 y nos llevará a redoblar nuestros esfuerzos en trabajar en medidas estructurales que nos permitan recuperar el sendero de crecimiento sostenido”, completó. 

En diciembre, las terminales lograron exportar 18.800 vehículos. Si bien esto implicó un avance de 72% respecto del mismo mes del año anterior, el 2016 concluyó con un fuerte desplome de casi 21%. 

En este contexto, Ureta Sáenz Peña advirtió que “son varios los desafíos que tenemos por delante y están en sintonía con la nueva agenda económica". 

"Tenemos que trabajar sobre la carga laboral, los impuestos distorsivos que se superpone a lo largo de la cadena productiva y la mejora en infraestructura y logística, entre otros temas”, reclamó el directivo, que además hizo un llamado a firmar nuevos acuerdos comerciales. 

“Al igual que en el transcurso de 2016, seguiremos enfocados en la puesta en marcha de nuevas inversiones para la ampliación de instalaciones y la producción de nuevos modelos; el desarrollo de proveedores y de herramientas que contribuyan a la mejora continua de la competitividad, y una mayor apertura en materia de comercio exterior que redundará en una mejora productiva”, concluyó. 

 

SECCIÓN Economía