Ahora Brasil
Segre: "Llama mucho la atención la gran pasividad de los diplomáticos argentinos en Brasil"
06-01-2017 El director de la consultora Center Group trazó un balance sobre los preocupantes números del comercio exterior argentino con el mayor socio comercial
Por Gustavo Segré (*)
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Terminó el 2016 y la balanza comercial entre Brasil y la Argentina fue ampliamente superavitaria para nuestros vecinos.

El rojo fue de u$s4.333 millones y significó el tercer saldo negativo más elevado desde el año 2000.

En este contexto, hay varias conclusiones que se pueden obtener a partir del análisis de los números macroeconómicos del intercambio comercial entre los mayores socios del Mercosur: 

1. La corriente comercial bilateral alcanzó los u$s22.500 millones y representa el peor resultado desde el año 2006. 

2. El superávit comercial de Brasil representa el 19,2% del total de comercio bilateral, representando la segunda mayor proporción de superávit respecto de total del intercambio desde el año 2000 (la mayor proporción había sido del 22,8% en el año 2005).

3. Desde al año 2000, Brasil acumuló un superávit comercial bilateral de u$s33.640 millones

4. Sobre el total de importaciones brasileñas del 2016, por u$s137.552 millones, la Argentina representó el 6,6% (u$s9.084 millones).

5. En el año 2000, Argentina exportaba a Brasil, el 12,25% de todo lo que Brasil importaba del mundo. En otras palabras, perdimos prácticamente la mitad del mercado que teníamos. Si aún tuviéramos ese 12,25% del mercado de importación brasileño, exportaríamos u$s16.840 Millones y podríamos tener superávit comercial de u$s3.400 millones.

6. Por el lado inverso, Brasil exportó a Argentina el 7,2% del total de sus exportaciones. 

7. En el año 2000, Brasil exportaba a la Argentina el 11,3% del total de sus exportaciones.

8. Analizando las exportaciones brasileñas a Argentina, sumaron u$s13.417 millones, casi 5% más que lo exportado en el año 2015.

9. Considerando que Brasil exportó en el 2016 por valor de u$s185.235 Millones, habiendo exportado un 3% menos que en el 2015, concluimos que la proporción de exportaciones brasileñas hacia Argentina, creció siendo que Brasil decreció en las exportaciones totales. 

10. Argentina exportó a Brasil u$s9.084 millones, un 11,6% menos que lo exportado en el 2015.

11. Como las importaciones brasileñas en general cayeron el 19,7% respecto del año 2015, (sumaron u$s137.552 millones en 2016), Argentina tuvo un desempeño mejor que el promedio de países, aunque también bajó las exportaciones respecto del año anterior. 

12. De los 10 principales productos exportados por Brasil hacia Argentina, 9 son del sector automotriz.

13. De los 10 principales productos exportados por Argentina hacia Brasil, 6 son del sector automotriz, siendo los otros 4 del sector primario (trigo,  malta, maíz y papa).

14. Brasil aumentó su exportación de automotores diesel de carga en un 149% durante el 2016

15. Aumentó las exportaciones de tractores un 320%.

16. Aumentó las exportaciones de carnes de chancho congelada en 105%.

17. Los primeros 100 productos exportados por Brasil representan el 69,6% de todos los productos exportados hacia argentina.

18. Los primeros 100 productos exportador por Argentina, representan el 87,9% del total exportado a Brasil.

19. Esto nos demuestra que la oferta exportable brasileña es mayor en cantidad de productos que la Argentina.

20. El producto que más creció en exportación argentina a Brasil fue el poroto negro, con un aumento del 149%.

21. El segundo producto que más creció su exportación a Brasil fue el de automotores con motor a diesel mayor a 2500 CM3 para pasajeros con un incremento del 97,5% en relación al 2015

22. Es notorio que los principales productos que más han crecido en participación de las exportaciones brasileñas a Argentina fueron productos industriales, en tanto que Argentina continúa concentrando parte de su exportación a Brasil en productos primarios.

Observaciones finales
Brasil tiene superávit comercial con Argentina desde el año 2003, a pesar inclusive del control que el Gobierno argentino anterior efectuó en el ingreso de productos.

Hemos observado que empresarios y funcionarios argentinos están culpando a Brasil de la caída en la actividad industrial argentina y que esperan ansiosos por una recuperación de Brasil para que empuje la oferta de productos de nuestro país.

Esto es una ilusión

Que la economía brasileña crezca, es una condición necesaria para que aumente la exportación argentina a Brasil.

Pero no es una condición suficiente

Brasil aumentará la demanda pero esto no quiere decir que nos comprará más a los argentinos.

Comprará a quien tenga productos más competitivos, sean argentinos o no. 

Nos llama la atención la pasividad de los diplomáticos argentinos en no impulsar dos aspectos que podrían permitir que Argentina recupere el mercado perdido y salga de ese 6% del mercado total de importaciones brasileñas: 

1. Homologación automática de productos: contemplado en el artículo Nº 1 del Tratado de Asunción, en donde un producto registrado por autoridades argentinas automáticamente esté registrado en Brasil.

Esto permitiría ganar dos años desde que un exportador argentino desea exportar sus productos hasta que puede efectivamente hacerlo.

A modo de ejemplo, hay demanda para hongos argentinos y hay producción y precio competitivos para exportar pero para hacerlo el importador de Brasil debe registrar el producto y hay dos inspectores en el Ministerio de Agricultura para 300 procesos en espera.

2. Igualdad tributaria para productos fabricados en los Estados parte: contemplado en el Articulo Nº 7 del Tratado de Asunción, siendo que una autoparte argentina paga 18% de Pis y Cofins (dos contribuciones sociales) y el mismo producto fabricado en Brasil paga apenas el 9,25%

Con estas dos medidas, estaremos en condiciones de poder exportar los productos que requieren registros específicos y de volver a tener competitividad en productos de gran demanda en Brasil como las autopartes (no obstante que esto se da en la mayoría del universo de productos que Brasil importa)

Si no hacemos algo, seguiremos viendo el partido (el crecimiento de la economía brasileña) desde la tribuna.

Podemos aumentar las exportaciones argentinas a Brasil.

Depende más de nosotros que del crecimiento de la economía de nuestros socios comerciales

Ya es hora de revertir el resultado de la balanza comercial.

(*) Gustavo Segré es socio de Center Group y profesor de la Universidad Paulista

SECCIÓN Ahora Brasil