Economía
Autos: crece la guerra de precios para vender autos con descuentos de hasta el 20%
09-01-2017 La novedad que se produjo ya en diciembre y se amplía ahora en enero es que en algunos casos, las empresas decidieron sincerar algunas promociones y trasladarlas a las listas oficiales                                                                    
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Las fabricantes de autos profundizaron la guerra de precios en el inicio del 2017, con descuentos que van del 4 al 20%, según informó Ámbito. Las concesionarias empezaron a ofrecer las promociones en sus listas la semana pasada, después de un repunte importante en las ventas del año pasado, aunque impulsadas por las importaciones y con una producción en su nivel más bajo desde 2016.

Los listados con rebajas confirman así la tendencia que preponderó en todo el 2016, sostenida por una fuerte competencia que favoreció en diciembre modelos con valores inferiores a 11 meses antes. El fenómeno ocurre, sobre todo, con los importados de Brasil donde, a raíz de la crisis, existe una producción sobrante que puja por ingresar al mercado argentino a menores precios y desplaza a los autos de producción nacional.

"La guerra sigue", reconoció al matutino el director de ventas de una de las principales terminales.

La novedad que se produjo ya en diciembre y se amplía ahora en enero es que en algunos casos, las empresas decidieron sincerar algunas promociones y trasladarlas a las listas oficiales. Así, una versión de Renault Duster pasó de los $412.000 de octubre a los $392.800 actuales. Lo mismo sucedió con el VW up! take up! que en noviembre valía $210.00 y hoy cuesta $191.000.

Después de haber realizado descuentos en 10 de los 12 meses del año pasado, el precio real de algunos autos se aproximaba más al valor bonificado que al de una lista que no se aplicaba. Además, con estos cambios se podrá comenzar a normalizar el mercado de los usados que se paralizó durante algunos meses por haber perdido los precios de referencia.

Desde las empresas explican que la estrategia de las bonificaciones sirve para compensar algunas distorsiones del mercado y a reaccionar ante la política comercial de la competencia. Uno de los puntos a tener en cuenta es la incidencia de los impuestos internos en las gamas altas. Como la actualización de la base imponible fue de sólo 8% - y a mitad de 2016 no había tenido cambio - hay un "techo" virtual en la que los 0 km no pueden aumentar más ya que caerían en el pago del tributo. Esto frena las subas del resto de la gama.

En líneas generales, las listas de enero muestran un aumento promedio de menos de 1%. En una de las principales marcas, la variación fue de 0% tomando los que subieron y los que bajaron.

Con esto, más una financiación agresiva, se apunta a mantener caliente la demanda para evitar que se agrave la situación laboral en las plantas ante un Brasil que no logra reponerse. La expectativa es crecer en ventas al menos 5% en 2017, informó Ámbito.

SECCIÓN Economía