Autos iPro
El CEO de GM le responde a Trump: "Hay muchas discusiones pendientes con el presidente electo"
10-01-2017 Alan Batey, quien lidera las operaciones de la automotriz en los EE.UU., dialogó con iProfesional y se refirió a las amenazas que el magnate envió a toda la industria para que abandonen México y relocalicen inversiones en territorio estadounidense
Por Guillermina Fossati
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

La llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos puso en estado de alerta a las automotrices.

El mediático presidente, quien asumirá en los próximos días, arremetió contras las compañías y las amenazó con aplicar un arancela las importaciones si no trasladan su producción desde México a territorio estadounidense.

Las declaraciones fueron tomando fuerza poco antes de la apertura del NAIAS, el Salón del Automóvil más tradicional de los Estados Unidos.

De hecho, el tema tomó gran trascendencia en cada uno de los stands y conferencias que se realizaron en la primera jornada de prensa, realizada el lunes, donde iProfesional estuvo presente. 

En ese contexto, Alan Batey, CEO de la compañía para EE.UU., dialogó con los periodistas argentinos y se refirió tanto a la situación en el mercado estadounidense como a las repercusiones para la Argentina.

"Es muy temprano aún para especular. Trump es un presidente electo que no está en funciones y no hemos tenido tiempo para sentarnos y explicarle cuán compleja es la industria, una industria que además de compleja es de capital intensivo, con períodos muy prolongados", afirmó. 

El directivo también explicó que "hay un montón de discusiones que tenemos pendientes. La buena noticia es que Mary Barra, directora general de GM, forma parte del bureau estratégico (de Trump) y ella seguramente tendrá una voz fuerte en la mesa para explicarle al presidente y a su equipo lo compleja que es esta industria", comentó.

Batey afirmó que en la compañía "estamos muy entusiasmados y creemos en tener una fuerte industria manufacturera en EE.UU. Seguramente habrá otros temas que estaremos en condiciones de abordar (en la mesa con Trump) como el tema ambiental".

En cuanto al a posibilidad de relocalizar inversiones hacia EE.UU a partir de las declaraciones de Trump, dijo que "el costo de la logística es demasiado alto como para poder hacer todo en todas partes". De esta manera, desestimó la posibilidad de trasladar las plantas.

De este modo, el directivo mantuvo la línea de argumentación de Barra, quien había adelantado que General Motors no planeaba cambiar el lugar donde produce sus vehículos.

Cabe destacar que GM acaba de anunciar que la fabricación del SUV Terrain se trasladará a la planta México, en reemplazo de la fábrica ubicada en Ingersoll. 

Como contrapartida, esta última planta mantendrá la producción del Equinox, la camioneta deportiva de mayores ventas de GM.

"Estoy muy ansiosa por ser parte de una solución que le permita al país fortalecerse de la manos del comercio, junto con nuestra capacidad de manufactura", comentó Barra en la presentación de la nueva camioneta GMC Terrain.

SECCIÓN Autos iPro