Economía

Nuevo revés al acuerdo antidespidos: por la caída en ventas y más importaciones, Alpargatas cierra una planta

11-01-2017 La fabricante de las Topper cerró un establecimiento en San Luis y redujo personal en Florencia Varela. La principal textil de la Argentina argumentó que la decisión se debía a la recesión y al mayor ingreso de productos del exterior 
Por Juan Manuel Barca
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El clima de entusiasmo se esfumó más rápido de lo previsto. Un día después que el Presidente anunciara con bombos y platillos una "revolución del empleo" en Vaca Muerta, los problemas en la industria volvieron a asomar con el cierre una planta de Alpargatas y la pérdida de 200 puestos de trabajo. La noticia sumó así un nuevo revés al acuerdo antidespidos promovido por la CGT.

El pacto había sido sellado a fines de noviembre del año pasado entre la cúpula de la CGT, las cámaras empresarias y el Gobierno y proponía frenar los despidos y las suspensiones hasta el 1° de marzo de 2017.

La medida en la principal textil del país afectó a los establecimientos de Villa Mercedes, en San Luis, y el de Florencia Varela, en Buenos Aires, dos de las ocho plantas que la compañía posee en el país, donde fueron despedidas 90 y 80 personas, respectivamente.

Los telegramas empezaron a llegar este miércoles y el personal recibiría una indemnización del 100%. La principal textil del país alegó que la decisión se debía a la recesión, las importaciones y la caída de las ventas.

En tanto, el Ministerio de Trabajo convocó a una audiencia para este jueves a las 12. La citación menciona una presentación hecha por Alpargatas el 23 de diciembre, en la que la firma habría anticipado a las autoridades el cierre y los despidos.

"Hace un año que venimos con problemas de suspensiones, achique y retiros voluntarios con Alpargatas, era casi factible que pasara una de estas cosas", señaló a iProfesional el secretario adjunto de la Asociación Obrera Textil (AOT), José Listo.

La cita en Trabajo fue programada luego de que el gremio pidiera una reunión con carácter de urgencia al ministro de la cartera laboral, Jorge Triaca, y al de Producción, Francisco Cabrera. Ambos funcionarios impulsan desde el año pasado el Plan Productivo, que en su capítulo laboral incluye una adecuación de los sectores "menos competitivos", entre los cuales figura el textil.

La situación de Alpargatas empeoró a fines del año pasado cuando suspendió a 3.900 trabajadores desde el 12 hasta el 25 de diciembre y adelantó vacaciones para fin de mes, tal como lo había adelantado este medio.

En el caso de la planta de Villa Mercedes, los trabajadores debían regresar a sus puestos este lunes, pero se encontraron con las puertas cerradas del establecimiento. La mayoría tiene más 30 años de antigüedad.

En tanto, el resto del personal tiene previsto retornar de sus vacaciones el próximo 23 de enero. Ese será el caso de los operarios de las otras plantas que la firma tiene en San Luis, Chaco, Catamarca, Buenos Aires, La Pampa y Tucuman).

Los problemas en la emblemática fabricante de calzado y ropa se suman a los 70 despidos anunciados la semana pasada por Coteminas en Santiago del Estero y al cierre de dos plantas con casi 300 operarios, pertenecientes a TN&Platex. Esta última, la mayor productora de hilado del país, inició suspensiones en diciembre hasta abril del 2017. Así, el gremio textil estima que desde fines del año pasado a la fecha ya se perdieron 500 puestos.

La industria textil viene de ajustar su actividad y empleo el año pasado. Según el último informe de la Fundación Protejer, las perspectivas del cuarto trimestre pasado mostraban una "profundización de la evolución negativa" del 2016.

Más de un 80% de las empresas esperaban una reducción de sus ventas, luego de que la mitad de las empresas redujeran su dotación. Además, el 64% preveía una disminución de su capacidad instalada.

Héctor Daer, uno de los jefes de la CGT, sostuvo días atrás que "la situación de los trabajadores no fue la mejor en todo 2016 sino que ha empeorado" ya que, alertó, "hay más desempleo y pobreza". La central encendió el alerta la semana pasada por las cesantías en el sector textil, además del metalúrgico y el seguro, y advirtió que rige hasta marzo el acuerdo para evitar despidos. El compromiso alcanzado en noviembre entre los sindicalistas y las cámaras empresarias es el segundo de esas características.

En mayo, Alpargatas fue una de las más de 200 empresas que a pedido del Gobierno firmó el primer acuerdo voluntario para mantener planteles sin reducir personal ni suspensiones por 90 días. La carta sin membrete oficial rubricada en Casa Rosada fue la salida política que encontró el Presidente para luego vetar la denominada Ley antidespidos. Pero al igual que ahora la iniciativa no evitó que pocos días después la firma anunciara la baja de 450 contratos eventuales y 70 retiros voluntarios. 

Más cierres en San Luis
En la provincia hay cada vez mayor preocupación por el cierre de diversas fábricas, con la subsiguente pérdida de puestos de trabajo.

Además del caso Alpargatas, durante las últimas semanas se anunciaron los cierres de las fábricas de Cerámica San Lorenzo y Georgalos, además de otras empresas de capitales nacionales y locales más pequeñas.

La caída de la actividad económica, la baja del consumo y la inflación impactaron negativamente entre las empresas radicadas en esa provincia, también afectadas por la pérdida de la promoción industrial, que quedó sin efecto a fines de 2012.

Días atrás, la CGT de esa provincia se manifestó en estado de "alerta y movilización" ante el cierre de Cerámica San Lorenzo y el potencial cese de actividades de otras fábricas del parque industrial.

SECCIÓN Economía
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR