Comex

La política migratoria será prioridad del nuevo gobierno republicano, confirma un vocero del magnate

20-01-2017 El destino de los 11 millones de personas indocumentadas que viven en Estados Unidos fue uno de los temas más controversiales durante la campaña electoral
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
La inmigración estará dentro de las primeras acciones que adopte el republicano Donald Trump luego de que asuma la presidencia de Estados Unidos el viernes, aseguró este jueves el nuevo portavoz de la Casa Blanca.

"Él ha dejado muy claro cuáles son sus prioridades, entonces no debería sorprenderle a nadie que inmigración, la creación de empleos, la manufactura y la reforma tributaria encabecen esta lista", respondió el vocero Sean Spicer al ser consultado sobre cuáles serán las primeras medidas del empresario.

"Ahora mismo, él está comprometido con lograr esas cosas y estamos viendo los cronogramas", agregó.

El destino de los 11 millones de personas indocumentadas que viven en Estados Unidos fue uno de los temas más controversiales durante la campaña electoral y ha acaparado la atención desde que el empresario convertido en político ganó la presidencia el 8 de noviembre.

Dentro del tema migratorio, el futuro de la Acción Diferida de 2012 (DACA), que actualmente ampara de la deportación a unos 750.000 jóvenes indocumentados que entraron siendo niños al país, es una de las medidas más temidas por la comunidad inmigrante.

Otra de las acciones ejecutivas que se verían afectadas es la del 20 de noviembre de 2014 que incluyó, entre otros programas, el amparo de las deportaciones de 5 millones de indocumentados padres de residentes legales permanentes y ciudadanos que carecen de antecedentes criminales (DAPA) y una ampliación de los beneficios de DACA.

Durante la campaña, Trump prometió que, además de eliminar las acciones ejecutivas migratorias de Obama, también crearía una "fuerza nacional de deportaciones" para expulsar hasta tres millones de indocumentados con antecedentes criminales, y construiría un muro en la frontera con México que pagaría, dijo, México.

De los otros indocumentados sin antecedentes criminales, unos ocho millones en total, el 13 de noviembre Trump dijo que lo decidirá una vez que asegure la frontera.

 

SECCIÓN Comex
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR