Comex

Trump concreta la salida del tratado Transpacífico y amenaza con un "fuerte arancel" a las importaciones

23-01-2017 El mandatario firmó la orden ejecutiva para que EE.UU. salga del acuerdo que integran 12 países para crear la mayor zona de libre comercio del mundo. En una reunión con empresarios, les prometió beneficios para las compañías que levanten fábricas en suelo estadounidense
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este lunes la orden ejecutiva para sacar a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), firmado por su antecesor Barack Obama para formar la mayor zona de libre comercio del mundo.

Ese acuerdo, concebido como un contrapeso a la influencia creciente de China, fue firmado en 2015 por 12 países de la región Asia-Pacífico, pero no ha entrado en vigor. En la campaña electoral, Trump lo calificó de "terrible" para los trabajadores estadounidenses.

"Hemos hablado mucho de esto durante mucho tiempo", dijo Trump mientras firmaba la orden ejecutiva en el Salón Oval la Casa Blanca.

"Lo que acabamos de hacer es una gran cosa para los trabajadores estadounidenses", añadió.

El TPP fue firmado 12 países que representan casi 40% de la economía mundial: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

La administración Obama consideraba al TPP como el mejor tratado posible porque incluye no solo la eliminación de barreras comerciales, sino también normas sobre legislación laboral, ambiente, propiedad intelectual y compras estatales.

Varias organizaciones no gubernamentales lo cuestionan por alegar que tiene normas muy opacas para los trabajadores y el ambiente. Sostienen además que viola normas soberanas de países miembro e incluso limita el acceso a medicamentos.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ferviente defensor del tratado, admitió a fines de 2016 que sin Estados Unidos el TPP "no tendría sentido".

La "cumbre" con empresarios
Por la mañana, Trump se reunió con una decena de líderes empresarios a quienes les prometió que su gobierno podría recortar las regulaciones que rigen para las compañías locales en un 75% o más.

Entre los altos ejecutivos y empresarios que participaron de la reunión en la Casa Blanca se encontraban Andrew Liveris (Dow Chemical); Michael Dell (Dell), Mark Fields (Ford), Jeff Fettig (Whirlpool) y Marillyn Henson (Lockheed Martin).

Trump puntualizó que cumplirá con su promesa de aplicar un arancel a los productos de aquellas empresas que cierren sus plantas en Estados Unidos para llevarlas al exterior.

"Si se van a otro país" y recortan puestos laborales, "le impondremos la mayor tasa posible" a ese producto, advirtió a los empresarios.

Al mismo tiempo, el primer mandatario mantuvo su compromiso de repatriar a las grandes empresas manufacturareras.

En este sentido,Trump prometió que las compañías que levanten fábricas en suelo estadounidense tendrán aprobaciones rápidas.

SECCIÓN Comex