Comex

Luego del efecto Trump, surge el “limón blue”: por qué el kilo ya cuesta hasta $90

25-01-2017 En las verdulerías, los consumidores se encontraron con que el precio de este cítrico se disparó en cuestión de días. ¿Existe una maniobra de productores?
Por Juan Diego Wasilevsky
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Los limones se convirtieron en la noticia de la semana. Este lunes, se conoció la decisión de la gestión de Donald Trump de suspender la importación de estos cítricos argentinos por un lapso de 60 días, lo que causó un fuerte revuelo entre los productores del Norte del país. 

Es que, con esta decisión, el mandatario republicano puso en el freezer una medida que había sido dispuesta por la anterior gestión de Barack Obama y que había sido fruto de una negociación diplomática que insumió más de una década. 

Ahora, la noticia está dada por la disparada del precio de los limones en las verdulerías. De hecho, llegó a cotizar a $90 en algunos comercios de la Ciudad de Buenos Aires. 

En este contexto, todas las miradas se pusieron en el por ahora fallido negocio de exportación hacia los Estados Unidos.

¿Acaso hubo un stock de producción que fue “encanutado” por las empresas citrícolas para ser despachadas al país del Norte y esto generó una súbita escasez en el mercado doméstico

Frente a este hipótesis, los expertos desestiman que un repentino “furor exportador” haya dejado sin inventario a las verdulerías locales. 

Radiografía del negocio
Cabe destacar que la Argentina es el principal productor y comercializador de cítricos a nivel mundial. 

En este contexto, según la consultora Abeceb, la apertura del mercado estadounidense, en una primera etapa, iba a permitir colocar fruta fresca por un valor extra de u$s20 millones, lo que implica un share bajo, del orden del 4% respecto del negocio total

Otro dato a tener en cuenta es que la industria del limón, sobre un total de 1,5 millón de toneladas que produce, destina al exterior unas 185.000 toneladas de fruta fresca, equivalente apenas al 12% del total. 

El mercado doméstico, en tanto, suele demandar 41.400 toneladas (también como fruta fresca).  

El grueso, casi 1,3 millón de toneladas, se destina a la industria, que las procesa para producir desde jugos concentrados hasta aceites esenciales, que luego se utilizan para la elaboración de alimentos hasta cosméticos (ver cuadro). 

En este contexto, los productores esperaban colocar entre 10.000 y 15.000 toneladas de limones en los EE.UU. a lo largo de todo 2017.

Es decir, valores que representan entre el 5% y el 8% del negocio total de exportación. 

Se trata de una cifra interesante pero que, por sí sola, no permitiría suponer un brusco faltante en la plaza doméstica. 

Además, fuentes del Mercado Central de Buenos Aires aseguraron que hasta el momento no se había llegado a empacar mucho volumen para ser despachado al país del Norte, dado que recién hace pocas semanas se habían terminado de auditar las fincas habilitadas

Incluso, señalaron desde ese establecimiento que los primeros envíos se iban a realizar recién a partir de la cosecha de marzo. 

Cuestiones estacionales
Según las mismas fuentes, esta disparada del precio en los comercios minoristas obedece entonces a una cuestión estacional. 

Sucede que este cítrico tiene dos cosechas en la Argentina: una en marzo y otra en septiembre. Y durante la última campaña de 2016 fue cuando se registraron fuertes heladas que afectaron los rindes y la calidad

De hecho, en agosto pasado, Roberto Sánchez Loria, presidente de la Asociación Tucumana del Citrus, ya había anticipado que la producción se había visto afectada por las condiciones climatológicas, que generaron una menor disponibilidad de fruta. 

Incluso, como consecuencia de este problema, la Argentina debió reforzar la importación de fruta: según datos del SENASA, entre septiembre y noviembre se registró el ingreso de casi 1.300 toneladas de limones, provenientes de Chile, España y Uruguay.

Precios mayoristas y minoristas
A la hora de analizar los valores en detalle, desde el Mercado Central afirman que el cajón de 18 kilos hoy está pagándose al por mayor a unos $850. 

Esto arroja un precio de casi $50 por kilo, cifra a la que habrá que sumar la ganancia de los comerciantes minoristas.  

En general, las verdulerías recargan a este cítrico con un margen del 50%, lo que llevaría el valor al público a cerca de $75. 

Sin embargo, admitieron que a medida que se fue sintiendo más la escasez en la oferta, en algunos comercios pudieron surgir comportamientos especulativos

SECCIÓN Comex
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR