Impuestos

Ganancias: Gobierno volcará $10.000 millones para incentivar el consumo

26-01-2017 Se beneficiarían 1,5 millón de contribuyentes. Quieren mostrar signos de recuperación. Luego el beneficio se reducirá por los incrementos en paritarias
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+

Casi 1,5 millón de trabajadores en relación de dependencia comenzarán a cobrar las mejoras en el Impuesto a las Ganancias; y se estima que entre febrero y abril se volcarán al mercado local unos 10.000 millones de pesos.

Según la especulación oficial, ese dinero, por el público beneficiado, iría casi directamente a gasto de las familias, lo que potenciaría la demanda interna en momentos en que más necesita el Gobierno mostrar signos de reactivación.

Luego, siguiendo las esperanzas oficiales, desde mayo y junio vendría el tiempo de la reacción de sectores como la construcción pública y privada, la industria automotriz y la petrolera, y el crecimiento de la economía pasaría a mostrarse con otros actores más estructurales.

Entre febrero y abril serán los tres meses de mayor repercusión de la mejora. Desde las liquidaciones de los sueldos de abril y mayo paulatinamente los salarios comenzarán a tener las mejoras producto de las paritarias de este año y, en consecuencia, muchos volverán a estar afectados por Ganancias.

Si bien cobrarán más, la mejora volverá a estar afectada y otra vez la capacidad de compra algo disminuida. Por esto el Gobierno sabe que estos tres meses que comienzan en febrero son fundamentales.

Ahora hay que esperar una parte de los beneficios, que aún la AFIP no reglamentó: la deducción de los alquileres, viáticos y horas extras. En este caso se publicarán en los próximos días, con lo que no se llegó finalmente a tiempo para aplicarlos en las liquidaciones de los sueldos de este mes.

La mejora igualmente se podrá pagar retroactivamente en la liquidación de febrero, con lo que los beneficiarios en estos tres descuentos tendrán en marzo (cuando cobren el mes anterior) un pago extra.

Mientras tanto, ya están vigentes las reglamentaciones generales que corresponden a la Ley 27.346 que aprobó el Congreso en la última semana de diciembre de 2016, luego de un serio conflicto político entre el Gobierno y la oposición y que luego derivó en el acuerdo con la CGT, señaló Ámbito Financiero.

Con esto ya está habilitado el nuevo esquema, que eleva al impuesto a un nuevo mínimo no imponible de 37.000 pesos brutos (30.500 de bolsillo) para casados con dos hijos, y a 27.941 pesos brutos (23.200 de bolsillo) para solteros.

Además se mantienen las deducciones por hijo, cónyuge, padres y empleada doméstica. También la obligación para los jubilados de comenzar a tributar cuando sus haberes superen los $30.000 mensuales; la posibilidad de liquidar un 5% para los nuevos trabajadores que se vayan incorporando el régimen.

Todas estas mejoras se podrán aplicar ya en enero. La AFIP también reglamentará en las próximas semanas la manera de calcular la liquidación de Ganancias para los aguinaldos, para que los trabajadores no vean alteradas sus liquidaciones ni las bandas por el plus del pago del Salario Anual Complementario.

SECCIÓN Impuestos