Ahora Brasil

Murió la esposa del ex presidente Lula da Silva

02-02-2017 Así lo informó  la diputada del Partido de los Trabajadores (PT) Benedita da Silva. Marisa Leticia Rocco había sufrido un derrame cerebral el 24 de enero y su estado era "irreversible", según comunicaron los médicos que atendieron a la ex primera dama de Brasil
Recibí nuestro newsletter diario SUSCRIBIRME
A-
A+
Marisa Leticia Rocco, la esposa del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, falleció este jueves en San Paulo, luego de permanecer en un coma inducido desde el 24 de enero, cuando sufrió un derrame cerebral.

"Quiero anunciar el fallecimiento de la esposa del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien nos ha autorizado para ello, y pedir un minuto de silencio en nombre de quien fue la primera dama de Brasil" entre 2003 y 2010, dijo la diputada del Partido de los Trabajadores (PT) Benedita da Silva.

Rocco, de 66 años, fue ingresada en un hospital de San Paulo el pasado 24 de enero tras sufrir un derrame cerebral, estuvo desde ese día en coma inducido y sus médicos calificaron este miércoles su estado como "irreversible".

En los perfiles que el ex mandatario mantiene en redes sociales, se publicó un mensaje en el cual su familia "agradece todas las manifestaciones de cariño y solidaridad" e informa de que ha autorizado "la donación de órganos", aunque no confirma su muerte.

Tras el minuto de silencio cumplido en el pleno de la Cámara Baja, los parlamentarios interrumpieron temporalmente la sesión, que está destinada a la elección de un nuevo presidente de ese órgano legislativo, para expresar su solidaridad con Lula.

Rocco era la segunda esposa de Lula, con quien contrajo matrimonio en 1973 cuando ambos eran viudos, y participó junto a su marido en la fundación del PT, en 1980, junto a un centenar de sindicalistas e intelectuales de izquierdas.

Anoche, los médicos que la atendían en el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo reconocieron que estado ya era "irreversible".

Lula, quien baraja la posibilidad de volver a ser candidato a la Presidencia de Brasil en 2018, está en serios problemas con la justicia, que en los últimos meses ha abierto cinco causas penales en su contra por supuesta corrupción, y en tres de ellas su esposa ha sido incluida entre los acusados.

 

 

SECCIÓN Ahora Brasil
NOTAS RELACIONADAS
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR